Fichaje relámpago de Miguel Durán como candidato de Ciudadanos a las elecciones europeas

Ciudadanos ha dado la campanada con su candidato a las elecciones europeas: Miguel Durán, ex director general de la Once y ex presidente de Telecinco, será

Foto: Fichaje relámpago de Miguel Durán como candidato de Ciudadanos a las elecciones europeas
Fichaje relámpago de Miguel Durán como candidato de Ciudadanos a las elecciones europeas

Ciudadanos ha dado la campanada con su candidato a las elecciones europeas: Miguel Durán, ex director general de la Once y ex presidente de Telecinco, será el hombre de Albert Rivera en el Parlamento europeo si las urnas lo permiten. El que en su momento llegó a ser considerado “el ciego con más vista de España” vuelve así a la actualidad con una responsabilidad de nivel. La operación de su incorporación no se ha demorado. Según ha podido conocer El Confidencial de fuentes cercanas al candidato, fue un fichaje relámpago.

La formación nacida en Cataluña irá en coalición con Libertas, una organización que se presenta en todas las circunscripciones de Europa en estas elecciones. Liderada por el irlandés Declan Ganley, curiosamente fue una de las promotoras del ‘no’ a la integración en la UE, de tal forma que Irlanda rechazó, en un referéndum celebrado en junio del 2008, su adhesión al Tratado de Lisboa.

Fuentes de Ciudadanos, sin embargo, señalaron a este diario que los objetivos de Libertas coinciden con los de la formación española. “La democratización, la transparencia o la apuesta por el voto directo en la elección del presidente del Parlamento europeo son algunos de los valores comunes que tenemos”, añaden estas mismas fuentes.

En medio de la negociación de ambas formaciones, se planteó el tema de la búsqueda de un candidato. “Durán nos satisface porque comulga con las ideas de Ciudadanos, tiene capacidad mediática y sabe lanzar ideas. Además, es catalán de origen extremeño, cosa que concuerda mucho con el discurso de Ciudadanos”, afirma una fuente del partido. Otro miembro de C’s consultado por este diario señala que “el perfil de Miguel Durán es el que necesita un partido como el nuestro. Lo que se quería era una cara conocida, con tirón y que no fuese convencional. Él tiene un componente que le aleja de los políticos profesionales y tiene una visión muy personal de la política”.

“No hubo que discutir mucho”

Fuentes cercanas al candidato admiten que la idea le gustó desde el principio. “No hubo que discutir mucho”, subrayan. Y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, apostó por el ex presidente de la Once ante sus socios europeos. “No hubo problemas, porque Durán conocía a Libertas y los de Libertas le conocían a él, por lo que enseguida aceptaron la candidatura”, añaden las fuentes.

En los últimos años, el ex presidente de la Once se ha dedicado a sus negocios privados. Tras su salida de la Once y de Telecinco, estuvo en Argentina, donde intentó poner en marcha algunos negocios relacionados con el juego aliado con los hermanos Franco. Entre otras cosas, apostó por la lotería instantánea, que fue un fracaso. Meses después pasó a trabajar para Manuel Lao, dueño de Cirsa, que también tiene negocios de juego en el país sudamericano, hasta que se estableció definitivamente en la localidad de Sant Boi de Llobregat, cerca de Barcelona.

En los últimos años, dirigió sus esfuerzos a volver a controlar la Once y, para ello, fundó una corriente crítica a la que puso por nombre PUEDO (Plataforma Unitaria de Encuentro para la Democratización de la Once). Sin embargo, no pudo vencer a la corriente oficialista de Unidad Progresista, que lidera Miguel Carballeda, actualmente presidente de la entidad.

Militó dos años en UDC

Durán saltó a la fama por revolucionar a la Once. Durante su etapa como director general, la organización de ciegos comenzó una imparable expansión con su penetración en el sector de medios de comunicación, con la compra del 25% de acciones de Telecinco, así como la adquisición de la cadena de radio Onda Cero, la agencia Servimedia y los periódicos El Independiente y Diario de Barcelona. En 1995, se afilió a Unió Democràtica de Catalunya (UDC), de la mano del presidente de este partido, Josep Antoni Durán Lleida. “Fue una apuesta personal del líder de Unió -dice una fuente cercana al ex director general de la Once-. En realidad, llegaba con la intención de pegar fuerte en la comarca del Baix Llobregat, el feudo socialista por excelencia. Pero los sectores más nacionalistas y, especialmente Convergència Democràtica, le impidieron ser el candidato en Sant Boi de Llobregat, por lo que sólo duró dos años como militante de UDC”.

En 1998, fue encausado por el juez Baltasar Garzón en el llamado caso Telecinco, junto a Javier de la Rosa, Giovanni Acampora, Santiago Muñoz-Machado, Juan Carlos López Cid-Fuentes, Alfredo Messina, Rafael Alvarez-Buiza y Angel Medrano. Garzón intentó incluso procesar a Silvio Berlusconi, entonces presidente de Italia, pero no pudo. En el 2007, la Audiencia Nacional exoneró a los acusados de los cargos de delitos fiscales y falsedad en documento de que se les acusaba.

El perfil nada convencional de Durán parece ir como anillo al dedo a Ciudadanos. En los años 90, fueron épicas sus intervenciones -siendo ya presidente de Telecinco- en el programa Este país necesita un repaso, que dirigía y presentaba José Luis Coll. Ahora, participa asiduamente en el programa El gato al agua, de Intereconomía TV. Dos extremos opuestos por el tipo de debate y por los contertulios. Si sale elegido diputado, el Parlamento europeo ganará un avezado diletante que sabrá dar color a los debates en los que participe.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios