Los gallegos castigan al bipartito
  1. España
FEIJOO CONSIGUE LA MAYORÍA ABSOLUTA DESDE LA OPOSICIÓN

Los gallegos castigan al bipartito

Batacazo del bipartito en Galicia. Los electores gallegos castigaron ayer a socialistas y nacionalistas otorgando una amplia victoria al candidato popular, Alberto Núñez Feijóo, el

placeholder Foto: Los gallegos castigan al bipartito
Los gallegos castigan al bipartito

Batacazo del bipartito en Galicia. Los electores gallegos castigaron ayer a socialistas y nacionalistas otorgando una amplia victoria al candidato popular, Alberto Núñez Feijóo, el próximo presidente de la Xunta. El PP superó la mayoría absoluta, con 39 escaños (47,13% de votos), frente a los 24 (29,90%) que cosechó el PSdeG de Emilio Pérez Touriño, y los 12 diputados (16,56%) que obtuvo el Bloque Nacionalista Galego liderado por Anxo Quintana. El resto de partidos queda fuera del Parlamento.

 

Pese a la climatología adversa, y tras una campaña de una dureza inusitada, los gallegos acudieron masivamente a su cita con las urnas para elegir al octavo presidente autonómico. El porcentaje de participación, superior a un 70%, supone una cifra record en unos comicios autonómicos. Falta por contabilizar el voto emigrante -335.000 residentes en el exterior-, que suele decantarse por la formación que ocupa el poder pero que, dada la ventaja de Feijóo, no acarreará grandes cambios. Las papeletas de los que viven fuera de Galicia se computarán a partir del día 9 y el recuento podría prolongarse hasta el próximo 12 de febrero. 

La victoria de los populares parece confirmar que el PP es dueño y señor de la escena política gallega. El cambio del año 2005 -al igual que el del 89- son anomalías en una hegemonía que dura ya 28 años. Sin embargo, el sentimiento generalizado es que se ha producido un claro rechazo a la gestión del actual Gobierno de la Xunta. En un ejercicio de madurez, la sociedad gallega ha castigado al Bipartito, al igual que castigó a Manuel Fraga en 2005.

Y todo ello por dos razones: la profunda división que ha existido en el seno del Ejecutivo autonómico entre nacionalistas y socialistas -que ha llegado a ser total, según fuentes solventes consultadas por este diario- y, en segundo lugar, la imposición lingüística emprendida por el BNG. El Bipartito no ha sabido convencer al electorado. Tanto PSOE como BNG han perdido un escaño: los socialistas en la circunscripción por la que se presentaba Touriño (Pontevedra) y los segundos en la que lideraba Quintana (A Coruña).

“Siento profundamente la derrota”, dijo ayer el candidato socialista tras conocer el resultado de los comicios. Su futuro es ahora incierto. La decisión de no adelantar las elecciones a verano, en contra del criterio de muchos dentro de su partido, se ha mostrado errónea.

Ahora, Touriño deberá saldar cuentas con José Luis Rodríguez Zapatero, que ha sufrido en Galicia su primer castigo por la crisis económica. Desde hace semanas, en medio de una incertidumbre total, el presidente se había volcado en la campaña de forma desesperada. En contra de lo previsto, acudió el sábado a Santiago para cerrar la campaña junto al candidato del PSdeG. Fue un esfuerzo en vano.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
PSdeG BNG Galicia Elecciones europeas