El alcalde de Málaga, incapaz de hacer equipo: seis directores de Comunicación en ocho años
  1. España
DIMITE EL CONOCIDO PERIODISTA ISIDRO CUBEROS

El alcalde de Málaga, incapaz de hacer equipo: seis directores de Comunicación en ocho años

Es incapaz de hacer equipo. Tal es así que al alcalde de Málaga no le quedará más remedio que nombrar a su séptimo director general de

placeholder Foto: El alcalde de Málaga, incapaz de hacer equipo: seis directores de Comunicación en ocho años
El alcalde de Málaga, incapaz de hacer equipo: seis directores de Comunicación en ocho años

Es incapaz de hacer equipo. Tal es así que al alcalde de Málaga no le quedará más remedio que nombrar a su séptimo director general de comunicación en ocho años y medio de mandato. El popular Francisco de la Torre accedió al cargo en el verano de 2000 tras suceder a Celia Villalobos, nombrada ministra de Sanidad por José María Aznar. De la Torre (Málaga, 1942) recibió el viernes por la tarde en su despacho de la Casona del Parque la carta de dimisión de Isidro Cuberos. Este periodista sevillano, de 52 años, era el responsable de la Comunicación del Ayuntamiento de Málaga desde noviembre de 2007. El puesto tiene una generosa remuneración: 72.000 euros brutos anuales.

 

Cuberos fue jefe de prensa del PP andaluz entre 1993 y 1996, año en el que aterrizó en Madrid como director de Comunicación del Ministerio de Trabajo de Javier Arenas. Cuberos formaba parte del núcleo duro andaluz de Arenas en el Ministerio, junto a Manuel Pimentel, Amalia Gómez y el también periodista Pedro de Tena.

Entre 1999 y 2002 fue director de Comunicación del PP nacional. Luego fundó Cuberos Comunicación, una consultoría con sede madrileña en la calle Alcalá 104. Entre sus clientes figuran el propio PP, la Comunidad de Madrid e instituciones controladas por el PSOE como la Diputación de Sevilla o el Ayuntamiento de Zaragoza. También empresas privadas (Endesa y la ONCE).

Cuberos, que ya no guarda una relación fluida con Arenas, llegó a la Dirección de Comunicación del Ayuntamiento de Málaga con el encargo de asumir tanto el área de relaciones con los medios de comunicación como la publicitaria. Sus desencuentros con el alcalde no han sido sonados, pero en los últimos meses ha reconocido públicamente problemas de comunicación del Ayuntamiento. “A veces no sabemos comunicar bien lo que hacemos”, admitió De la Torre en una entrevista concedida al diario Sur.

Los peligros del PhotoShop

El detonante de la dimisión de Cuberos ha sido el borrado, gracias al programa informático Photoshop, del logo de la Diputación de Málaga (controlada por el PSOE) en unos mandiles de cocina que lucían unas mujeres de una agrupación carnavalesca de la ciudad. La foto la distribuyó el Gabinete de Prensa del Ayuntamiento. La oposición municipal socialista exigió explicaciones y De la Torre hizo lo mimso a Cuberos, quien nunca se ha sentido respaldado al 100% por el alcalde. Ni por los concejales, que funcionan como auténticos reinos de taifas. "Hay ediles que son destructivos y que le han torpedeado continuamente", relatan a El Confidencial fuentes municipales que piden no ser identificadas.  

 

Los otros antecesores en el cargo son Ana Benavides, ex periodista de la revista Tiempo, fichada por Celia Villalobos en 1995 y ahora directora de Onda Azul, la televisión municipal malagueña; Fernando Leguina, director de la edición malagueña del diario Qué!; Carlos Pérez Ariza, actual profesor de Periodismo en la Universidad de Málaga y Marcos Bonastre, jefe de prensa del Ayuntamiento y que de modo provisional asumiría las funciones de Cuberos, y el periodista gaditano Juan Carlos Jiménez Laz, nombrado en enero de 2008 director de la televisión municipal Radiotelevisión Marbella.

Entre los que nombres que suenan a suceder a Cuberos figura el del director de COPE Málaga, Adolfo Arjona, quien siempre ha figurado en las quinielas para la Dirección de Comunicación del Ayuntamiento malacitano. Ayer, en el programa local que dirige La Tapadera, alabó el trabajo de Cuberos, calificó de “indigna” la solución del caso y tildó al Ayuntamiento de “13 rue del Percebe”.

 

El senador Joaquín Ramírez, íntimo amigo de Cuberos, lamentó la marcha del ex jefe de prensa nacional del PP: “Es un profesional fantástico y el incidente no tiene tanta importancia como para que se monte este revuelo”.

“De la Torre siempre quiere controlarlo todo. Y a la prensa no se la puede controlar. Y eso que en general los medios locales le tratan bastante bien, pero cuando hay críticas no las acepta de buen grado”, señala un ex colaborador de la Alcaldía malagueña. 

El Confidencial telefoneó ayer al móvil de Isidro Cuberos para que explicara su dimisión. Cuberos no contestó a las llamadas.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más