Génova impone a Alicia Sánchez Camacho como presidenta del PP en Cataluña
  1. España

Génova impone a Alicia Sánchez Camacho como presidenta del PP en Cataluña

Alicia Sánchez Camacho tiene todos los números para ser la nueva presidenta del PP de Cataluña después de que Ana Mato, vicesecretaria de organización, haya comunicado

Foto: Génova impone a Alicia Sánchez Camacho como presidenta del PP en Cataluña
Génova impone a Alicia Sánchez Camacho como presidenta del PP en Cataluña

Alicia Sánchez Camacho tiene todos los números para ser la nueva presidenta del PP de Cataluña después de que Ana Mato, vicesecretaria de organización, haya comunicado al actual presidente Daniel Sirera que la dirección nacional ha elegido a la senadora como “la opción de consenso para presidir el partido”.

La imposición de Madrid, ha hecho mover ficha al resto de candidatos. Daniel Sirera ha anunciado que retira su candidatura, al igual que su competidor Alberto Fernández Díaz, que también vía libre a Camacho. De momento, la única que no se ha pronunciado ha sido Montserrat Nebrera, que había llegado a un principio de acuerdo con Fernández Díaz el pasado viernes para presentar una candidatura conjunta, como se pedía desde Madrid.

La decisión de Madrid, llega pocas horas después del intento, una vez más fallido, del presidente, Daniel Sirera, y el ex presidente y concejal del Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, para cerrar una lista única para el congreso de los populares catalanes de este fin de semana, como se les encargó la semana pasada en la voz de Ana Mato.

Sirera y Fernández-Díaz se han encallado en el mismo escollo de siempre. Ambos quieren ostentar la presidencia del PP. Aunque fuentes oficiales del entorno de Sirera matizan que “mientras Dani quiere ser presidente, Alberto no quería la presidencia sino que simplemente que no cayera en manos de Dani”.

Respecto a las conversaciones, la portavoz parlamentaria Carina Mejías ha declinado hacer declaraciones en rueda de prensa en el Parlamento porque “las negociaciones son continuas, casi minuto a minuto, me atrevería a decir, y para no perjudicar a los candidatos no voy a hablar de ello”. Pero, la prudencia de Mejías no ha servido de mucho porque Génova ya ha hablado.

De poco ha servido también la reunión del pasado sábado en Barcelona donde Ana Mato y un grupo de 40 personas se juntaron para expresarle su apoyo a Daniel Sirera, si conseguía reunir a todos en una candidatura única. En el encuentro había miembros de la ejecutiva nacional, diputados del parlamento catalán y del Congreso, así como, dirigentes territoriales, según fuentes de Sirera. Vano intento, ya que la imposibilidad hasta ahora de que Fernández Díaz y Sirera conciliaran sus intereses ha hecho intervenir, una vez más, a Madrid e imponer su diktat.

"El PP catalán está muy desmenuzado"

“El problema del PP en el territorio es que está muy troceado, muy desmenuzado y estas personas se representan a ellas mismas pero no al territorio porque no son nombres de consenso”, han comentado fuentes oficiales a El Confidencial.

La idea de Ana Mato era volver este miércoles a Barcelona para imponer a Alicia Sánchez Camacho como presidenta del partido. Pero los acontecimientos se han precipitado y la dirigente popular ha preferido resolver el tema por teléfono.

La solución de Génova es del agrado de Fernández Díaz que sólo busca mantener su sillón en el Ayuntamiento de Barcelona y un control no nominal pero sí real del partido, pero no ha sido bien vista por Sirera que ha anunciado que sigue en la competición por la presidencia.

Falta por ver cual es la compensación prevista desde Madrid para Sirera y si esta oferta le hace cambiar su primera respuesta. Fuentes próximas al aún presidente del PP en Cataluña creen que Sirera podría mantener la presidencia del grupo parlamentario y tener una silla en la Ejecutiva Nacional del partido, verdadero objeto de su deseo.

En este nuevo escenario, Montserrat Nebrera quedaría fuera de juego y sería la gran perdedora después de las portadas que consiguió ayer tras anunciar su acuerdo con Fernández Díaz. Según parece las declaraciones de la diputada dando por hecho el reparto de cargos y los nombres para ocuparlos “no han sentado nada bien en Madrid”.

Alicia Sánchez Camacho Convención Nacional del PP