Rajoy homenajea a Suárez como símbolo de la derecha democrática y ejemplo para el PP del siglo XXI

El PP homenajea hoy por primera vez a Adolfo Suárez en un acto formal. Y lo hará su presidente en persona, Mariano Rajoy, quien considera que

Foto: Rajoy homenajea a Suárez como símbolo de la derecha democrática y ejemplo para el PP del siglo XXI
Rajoy homenajea a Suárez como símbolo de la derecha democrática y ejemplo para el PP del siglo XXI

El PP homenajea hoy por primera vez a Adolfo Suárez en un acto formal. Y lo hará su presidente en persona, Mariano Rajoy, quien considera que el ex presidente del Gobierno y símbolo de la Transición es la figura que mejor representa su proyecto del centro-derecha en el siglo XXI.

Será durante la presentación de un libro sobre Suárez que ha sido escrito por Federico Quevedo, periodista y colaborador de El Confidencial. Rajoy ha cuidado muy especialmente el homenaje de esta tarde, por cuanto considera que el pensamiento de Suárez es el espejo del PP, la figura sobre la que quiere que se reconozca a su partido. En especial en este tiempo de enfrentamiento con el PSOE, partido al que cree responsable de haber roto parte de los consensos básicos que alumbraron la Transición, como son las reformas territorial y judicial, así como la lucha antiterrorista.

En su libro, titulado Pasión por la libertad (Altera, 340 páginas), Quevedo analiza cómo Suárez no sólo fue un hombre de su tiempo que supo liderar la Transición, sino que su acción estuvo presidida por un pensamiento político basado en el liberalismo económico y social.

En su discurso, el presidente popular defenderá que Adolfo Suárez encarga la imagen de lo que el PP quiere ser en este nuevo siglo. Porque es en esa idea de la derecha progresista sobre la que Rajoy quiere proyectar su acción política en el siglo XXI.

El líder de UCD es la figura más importante de la Historia del centro-derecha español desde la Transición. Y el PP se considera heredero de su figura y de su partido, la UCD. Porque el PP es la antigua Alianza Popular, refundada en 1989, a la que se fueron sumando progresivamente los dirigentes de la extinta UCD. El proceso culminó el año pasado, con la integración del CDS –heredera de UCD- en las filas populares.

Aquel acto de ingreso del CDS, celebrado en febrero de 2006, se convirtió en un homenaje a Suárez y a los valores de la Transición. Este periodo político que implicó la superación de la dictadura de Franco estuvo presidido por el consenso, la empatía, la generosidad, la moderación y la prudencia. Actitudes que calaron entre los líderes políticos y en la sociedad.

Batalla por el centrismo

Pasión por la libertad se compone, en una primera parte, de un análisis sobre los principios de Suárez que hicieron posible la Transición y la consolidación de la democracia a través de la Constitución de 1978. Este proceso supone para Quevedo un ejemplo del liberalismo reformista y de la idea de libertad que se analiza en la segunda parte.

En la segunda parte de su libro, Quevedo aborda los fundamentos centristas de Suárez. El autor, que confiesa su admiración hacia Suárez, atribuye al primer presidente de la democracia el “mérito” de que la dicotomía izquierda-derecha “diera paso al verdadero choque ideológico de nuestros días, entre el socialismo y el liberalismo”.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios