Es noticia
Menú
Grande-Marlaska clausura por dos años la 'herriko-taberna' de Zamudio
  1. España

Grande-Marlaska clausura por dos años la 'herriko-taberna' de Zamudio

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha ordenado el jueves la clausura por dos años de la 'herriko taberna' de Zamudio (Vizcaya), a la

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha ordenado el jueves la clausura por dos años de la 'herriko taberna' de Zamudio (Vizcaya), a la que supuestamente se dirigía Ibon Meñika cuando el pasado 18 de abril fue detenido con 90 "bonos" de los que ETA utiliza para financiarse entre sus simpatizantes. En un auto notificado el jueves, el magistrado asegura que Meñika "realiza turnos de militancia de fin de semana" en el citado establecimiento junto a otras personas, que con motivo de las fiestas de la localidad "montaron una carpa cuyos ingresos fueron puestos a disposición de la ilegalizada Gestoras Pro-Amnistía".

El juez añade que "en la misma 'herriko' se procedieron a vender bonos tendentes a la financiación de las campañas electorales en que se presentaba la ilegalizada Batasuna, principalmente en el transcurso del año 2004", cuando se celebraron comicios generales y al Parlamento Europeo a los que intentó concurrir Herritarren Zerrenda, ilegalizada en aplicación de la Ley de Partidos.

Parte de esos bonos, según el auto, se encontraron en el interior del establecimiento ahora clausurado y que funcionaba bajo la fórmula de la intervención judicial desde que el juez Baltasar Garzón acordara el 9 de mayo de 2003 esta medida respecto de 75 "herriko tabernas" y asociaciones culturales dependientes de Batasuna.

Además, la resolución notificada este jueves afirma que en esta misma 'herriko', Meñika, "como responsable de EKIN (aparato político de ETA) en Vizcaya, mantenía reuniones con responsables de las distintas zonas de dicha provincia".

El juez concluye en el auto que la 'herriko taberna' de Zamudio, pese a estar formalmente arrendado por una asociación cultural, se encontraba "en todo caso bajo la tutela y dirección de la ilegalizada Batasuna".

La clausura del establecimiento, que había sido solicitada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y por la asociación Dignidad y Justicia, pero no por la Fiscalía, será llevada a cabo por la Guardia Civil con la cobertura de la Ertzaintza.

"Gestionadas por Batasuna"

El magistrado justifica la medida acordada diciendo que la investigación ha permitido determinar "cómo las conocidas como 'herriko tabernas' se encuentran gestionadas directamente por la ilegalizada Batasuna, cumpliendo funciones diversas, principalmente de financiación, logística y propaganda del entorno ETA-KAS-EKIN".

Así, "la necesidad actual de proceder a la clausura de los locales indicados se infiere de cómo una vez intervenida su actividad económica se ha podido comprobar que continúa dando cobertura e infraestructura a los fines criminales imputados", concluye el juez.

Sobre los bonos con el anagrama de ETA, por valor cada uno de ellos de 60 euros, intervenidos a Meñika en el momento de su detención, Grande-Marlaska dice que representan "uno de los medios de financiación" de la banda terrorista, "evidentemente no el más importante, pero sí entre sus simpatizantes, desde aproximadamente el año 1997".

Meñika ingresó en prisión por orden del juez Santiago Pedraz, y su declaración policial -no ratificada en el Juzgado- llevó días después a la detención de Sandra Barrenetxea, quien fue asimismo encarcelada tras prestar declaración el pasado 26 de abril ante otro juez, Ismael Moreno.

Este pasado miércoles, sin embargo, Pedraz decidió ponerla en libertad sin otra medida cautelar que la de comunicar su domicilio, al entender que no había indicios de delito contra ella.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha ordenado el jueves la clausura por dos años de la 'herriko taberna' de Zamudio (Vizcaya), a la que supuestamente se dirigía Ibon Meñika cuando el pasado 18 de abril fue detenido con 90 "bonos" de los que ETA utiliza para financiarse entre sus simpatizantes. En un auto notificado el jueves, el magistrado asegura que Meñika "realiza turnos de militancia de fin de semana" en el citado establecimiento junto a otras personas, que con motivo de las fiestas de la localidad "montaron una carpa cuyos ingresos fueron puestos a disposición de la ilegalizada Gestoras Pro-Amnistía".