La organización Ecologistas en Acción denuncia el riesgo que supone la existencia de dos vertederos ilegales en el entorno del emblemático paraje.
  1. España

La organización Ecologistas en Acción denuncia el riesgo que supone la existencia de dos vertederos ilegales en el entorno del emblemático paraje.

La tragedia de Guadalajara ha extremado la sensibilidad sobre los riesgos del fuego. Aprovechando la especial atención que ha generado la polémica sobre las consecuencias de

placeholder Foto: La organización Ecologistas en Acción denuncia el riesgo que supone la existencia de dos vertederos ilegales en el entorno del emblemático paraje.
La organización Ecologistas en Acción denuncia el riesgo que supone la existencia de dos vertederos ilegales en el entorno del emblemático paraje.

La tragedia de Guadalajara ha extremado la sensibilidad sobre los riesgos del fuego. Aprovechando la especial atención que ha generado la polémica sobre las consecuencias de la catástrofe, ecologistas andaluces dan la voz de alarma sobre la existencia de dos vertederos ilegales en las inmediaciones de Doñana (Sector Sur) y los Pinares de Bonanza, que suponen una grave amenaza de incendio.

La organización Ecologistas en Acción denuncia el riesgo de catástrofe que suponen los focos de residuos ubicados desde hace más de un año. Uno, en el propio Parque Natural (en el interior de un campo agrícola periférico a la Laguna de Tarelo); y otro, de mayor tamaño, cercano a una de las masas forestales que conforman los Pinares de Bonanza, conocido por la población sanluqueña como el Pinar del Faro o de la Duquesa.

En un comunicado reciente, la ONG asegura que hay “un peligro de incendio inminente” ante la existencia de estos vertederos, ya que “debido a las altas temperaturas que se registran en periodo estival o también por causas intencionadas, pueden inflamar y provocar una catástrofe ecológica sin precedentes”.

Entre los residuos que se pueden encontrar hay plásticos de invernadero, bidones de productos fitosanitarios, tuberías de polietileno para riego (que por su composición son altamente tóxicos y fácilmente combustibles) y gran cantidad de restos vegetales, materiales todos procedentes de las explotaciones agrícolas.

Dada la actual situación del entorno de Doñana, Ecologistas en Acción exige la actuación urgente de la Consejería de Medio Ambiente y de la Delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sanlúcar, para que las zonas afectadas vuelvan a su estado natural y la basura sea tratada en la Planta de Residuos Agrícolas ubicada en La Colonia de Monte Algaida, la único que hay disponible para albergar este tipo de sustancias contaminantes en la zona.

Como medidas preventivas, desde la organización ecologista consideran positivo el lanzamiento de una campaña informativa para la ciudadanía, con especial hincapié entre los agricultores, en la que se advierta sobre la prohibición de quemas de basuras así como de quemas agrícolas en cualquier día de la semana.