Es noticia
Menú
España sufre un déficit comercial récord de hierro y acero tras hundirse la metalurgia
  1. Empresas
Paros en fábricas por la crisis energética

España sufre un déficit comercial récord de hierro y acero tras hundirse la metalurgia

El alza récord de importaciones de estos materiales, unida al parón de buena parte de la industria nacional, dispara el saldo negativo un 325% (más de 840 millones), el peor dato en 15 años, de los que 10 de ellos España fue exportador neto

Foto: Un trabajador limpia un horno de fundición de acero. (EFE/Focke Strangmann)
Un trabajador limpia un horno de fundición de acero. (EFE/Focke Strangmann)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

España sufre el mayor déficit comercial de hierro y acero desde 2007, cuando gran parte de este producto se quedaba en territorio nacional por el boom de la construcción.

El saldo comercial con el exterior de estos dos productos básicos —muy vinculados al ciclo económico— ha sido negativo (se importa más de lo que se exporta) en más de 840 millones de euros entre enero y noviembre de 2022, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Este dato es un 325% superior al de 2021, cuando ya se entró en déficit de casi 260 millones de euros.

Foto: Un soldador en una acerería. (Reuters)

La metalurgia española ha dejado de contribuir a la balanza comercial con el exterior después de que 10 de los últimos 15 años —de 2009 a 2018, ininterrumpidamente—, España haya sido un exportador neto de estas materias.

En línea con lo anterior, Red Eléctrica y Enagás están registrando el parón industrial en España. Según el índice de Red Eléctrica, que mide el consumo eléctrico de los diversos sectores económicos, la metalurgia ha sufrido el mayor hundimiento de su historia en 2022. Las caídas de este ejercicio la dejan en niveles de retroceso similares, o incluso superiores, a los de la pandemia.

"El índice general ha retrocedido en el mes de diciembre al ritmo más elevado de todo el año, con un descenso del 13%, que deja la media del último trimestre del año en unos 12 puntos de retroceso respecto al año 2021; siendo la industria de bienes intermedios, junto con las actividades comerciales, la que presenta los descensos más elevados durante este último trimestre del año", señala el último análisis de Red Eléctrica.

Foto: Francesc Rubiralta, de Celsa Group. (EC) Opinión

"Si analizamos las aportaciones relativas de cada una de las ramas de actividad, la metalurgia estaría explicando, por sí sola, el 84% del retroceso total del índice de Red Eléctrica agregado durante el pasado año 2022", señala el operador del sistema. La cuestión no es baladí, ya que el consumo eléctrico es uno de los mejores termómetros de actividad.

El gasto de luz entre los fabricantes de hierro, acero y ferroaleaciones ha caído un 25,8% en 2022, con caídas durante los 12 meses del año de forma ininterrumpida. Este sector explica por sí solo una cuarta parte de todo el consumo eléctrico de las grandes empresas en España.

También en el ámbito del gas se ve este descenso. El último boletín publicado por Enagás registra que la metalurgia es uno de los sectores que más retroceso registran de consumo de gas (-27,1%), aunque el peso del consumo del gas en este sector es muy inferior al de la electricidad. Además, Enagás advierte de que para enero y febrero de este año la industria seguirá consumiendo un 20% por debajo de lo que lo hizo el año pasado.

"La metalurgia estaría explicando, por sí sola, el 84% del retroceso total del índice de Red Eléctrica", señala el operador del sistema

Fuentes del sector venían avisando de su difícil situación durante los últimos años, debido sobre todo a los altos precios de la electricidad y la caída de pedidos, que hace que les merezca la pena en determinadas ocasiones tener las fábricas paradas más que seguir produciendo.

Durante los últimos meses, firmas de gran tamaño como Acerinox, Alcoa, ArcelorMittal, Ferroatlántica, Celsa, Sidenor o Siderurgia Balboa han anunciado parones o ERTE, lo que supone un golpe para el empleo industrial, buena parte del cual está localizado en zonas de difícil reconversión a otras actividades. El Gobierno está tratando de frenar la sangría con ayudas y reducciones de algunos costes que, sin embargo, no están logrando que remita el problema.

España sufre el mayor déficit comercial de hierro y acero desde 2007, cuando gran parte de este producto se quedaba en territorio nacional por el boom de la construcción.

Industria Red Eléctrica de España (REE) Enagás
El redactor recomienda