Es noticia
Menú
Familias y empresas explotan su liquidez para frenar la llegada de la crisis económica
  1. Empresas
ESTADÍSTICAS

Familias y empresas explotan su liquidez para frenar la llegada de la crisis económica

El tejido empresarial y los hogares han comenzado ya a tirar de depósitos y créditos para afrontar los sobrecostes derivados del escenario inflacionista

Foto: La calle Preciados en Madrid durante las compras navideñas. (EFE/Kiko Huesca)
La calle Preciados en Madrid durante las compras navideñas. (EFE/Kiko Huesca)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Familias y empresas tiran de ahorro, caja y créditos para ahuyentar a la crisis. El repunte de los precios energéticos, de las materias primas y de todo tipo de productos han exigido un esfuerzo extra, en especial de los hogares. Mientras, las empresas siguen enfocadas en cubrir de sobra la financiación de su circulante para evitar potenciales problemas, ya sea por el aumento de los costes o una caída de la demanda que todavía no ha llegado.

Así lo reflejan las últimas estadísticas del Banco de España: por primera vez en años ha habido una caída importante y sostenida de los depósitos en manos de los hogares, con 8.000 millones menos (un 0,8%) desde el 1 de julio. Asimismo, el dinero en las cuentas de las familias no registraba tres meses seguidos de caídas desde 2016.

En el caso de las empresas, la bajada en la liquidez en caja es menor —1.372 millones desde finales de junio (un 0,4%)—, pero asciende a más de 6.000 millones desde principios de año (un 1,9%).

Lo llamativo es que familias y empresas están vaciando ligeramente sus cuentas mientras piden más créditos. De este modo, los bancos prestaron a hogares y compañías 152.000 millones entre julio y octubre, un 25% más que hace un año y en un nivel al que no llegaban desde 2015.

Junto a los costes crecientes y el efecto vacaciones, las familias y empresas han destinado grandes sumas de dinero a amortizar créditos antiguos. Por ello, a pesar del incremento sustancial en la petición de préstamos, el saldo total se ha mantenido estable, en 1,17 billones de euros, un 0,07% menos que al comienzo del tercer trimestre.

Foto: Comercio en un mercado madrileño. (EFE/Luis Millán)

Fortaleza en hipotecas

En hipotecas, la demanda siguió alta en octubre, a pesar del repunte de los tipos de interés (TAE, o Tasa Anual Equivalente), que ha subido del 1,5% al 2,63% entre enero y octubre. Las entidades prestaron 4.822 millones en octubre para la adquisición de vivienda, un 5% más que en el mismo mes de 2021. En lo que va de año, se han firmado hipotecas por valor de 54.400 millones, prácticamente todo lo que se prestó en 2021.

Estas cifras constatan la equivocación en el pronóstico de la encuesta del Banco de España y algunos banqueros, al menos en el timing, que hace algunas semanas avanzaron un severo frenazo en la financiación inmobiliaria.

El incremento de precios no solo se ha dado en el mundo hipotecario. Los efectos del repunte del euríbor también se han notado en consumo, cuya TAE ha pasado del 7,3% al 8,5% en el año; en pymes casi se ha duplicado, el subir del 2,3% al 4,5%; y en grandes empresas casi se triplica, del 1,12% al 2,95%.

Este mayor repunte en empresas se debe a que están centrando su estrategia de financiación en el circulante: créditos a más corto plazo y más caros. Que las compañías tengan bien atada su liquidez a corto plazo y no rompan caja es una de las grandes claves para que la actual crisis no provoque una oleada de morosos. Otra es el empleo. Mientras aguante, como reflejan las últimas cifras, los bancos podrán respirar tranquilos con las familias.

Otra de las variables determinantes son los depósitos. A pesar de la caída de estos en los últimos meses, siguen muy por encima de los niveles precovid: 200.000 millones más en el caso de las familias y 60.000 millones en el de las empresas, que todavía tienen que devolver gran parte de las líneas ICO (Instituto de Crédito Oficial). Para los bancos no solo es importante para vigilar posibles problemas, sino por su propia liquidez, ahora que el Banco Central Europeo (BCE) está drenando el sistema.

Familias y empresas tiran de ahorro, caja y créditos para ahuyentar a la crisis. El repunte de los precios energéticos, de las materias primas y de todo tipo de productos han exigido un esfuerzo extra, en especial de los hogares. Mientras, las empresas siguen enfocadas en cubrir de sobra la financiación de su circulante para evitar potenciales problemas, ya sea por el aumento de los costes o una caída de la demanda que todavía no ha llegado.

Banca Inflación Empresas
El redactor recomienda