Es noticia
Menú
Amazon se enfrenta a su viernes más negro con protestas en cuarenta países
  1. Empresas
SUS TRABAJADORES, EN HUELGA

Amazon se enfrenta a su viernes más negro con protestas en cuarenta países

Miles de trabajadores por todo el mundo han organizado protestas y paros que coincidirán con el 'Black Friday', uno de los días en los que la empresa de Jeff Bezos más pedidos recibe

Foto: Fotografía de un centro logístico en Los Ángeles (EE. UU.). (EFE/Etienne Laurent)
Fotografía de un centro logístico en Los Ángeles (EE. UU.). (EFE/Etienne Laurent)

Los problemas para Amazon no dejan de multiplicarse. A la reorganización del sector, los recortes de plantilla y la crisis reputacional entre sus clientes se une ahora una huelga a nivel mundial que amenaza con paralizar los almacenes del gigante estadounidense en uno de sus días más importantes del año: el 'Black Friday'.

El escenario pospandemia ha obligado a reorganizar el sector logístico y el comercio online, menos pujante desde que se relajaron o eliminaron las restricciones por el covid. Así, la empresa de venta por internet anunció que despediría a 10.000 empleados en todo el mundo -el 1% de su plantilla-, aunque esto no solo se debe al 'pinchazo' de las compras online. Grandes compañías tecnológicas como Twitter, Meta (Facebook) o la propia Amazon se encuentran en procesos de contracción empresarial ante los cambios de un sector menos pujante que en años anteriores.

Foto: Amazon ha echado el freno en todo el mundo y ha anunciado 10.000 despidos. (Reuters/Mike Segar)

Pero detrás de la huelga global que plantean los empleados de Amazon se encuentra una reivindicación clara que va más allá de la actual coyuntura del sector: las condiciones laborales. Los empleados de Estados Unidos, Reino Unido, India, Japón, Australia, Sudáfrica y toda Europa exigen mejores salarios y condiciones de trabajo a medida que se encarece el coste de la vida.

De acuerdo con Bloomberg, la campaña #MakeAmazonPay ("haz que Amazon pague") está coordinada por una coalición internaciones de sindicatos y cuenta con el apoyo de grupos ecologistas y de buena parte de la sociedad civil.

"Es hora de que el gigante tecnológico cese sus horribles e inseguras prácticas, respete la ley y negocie con los trabajadores que quieren mejorar su trabajo", afirmó Christy Hoffman, secretario general de UNI Global Union, uno de los sindicatos organizadores de la jornada de huelga.

Una reivindicación conocida

Las tensiones entre trabajadores y empresas viene siendo una constante desde hace tiempo en el sector del comercio electrónico, toda vez que este se ha enfrentado a denuncias de prácticas laborales injustas. Esto ha ido creando un caldo de cultivo de activismo y reivindicación entre los empleados que ha derivado en campañas sindicales como la que tendrá lugar este viernes.

Sin ir más lejos, a principios de este año, los trabajadores del almacén de Staten Island, en Nueva York, votaron favorablemente la creación de un sindicato desde el que reivindicar mejoras en sus condiciones laborales. Y es que otra de las demandas de la jornada del 'Black Friday' es que el gigante tecnológico respete el derecho a la organización de sus trabajadores, algo que no siempre ha cumplido.

Por su parte, el portavoz de la compañía, David Nieberg, aseguró que Amazon "ofrece salarios competitivos y grandes beneficios" para mantener a sus empleados "seguros y sanos".

Una protesta global

En Francia y Alemania, los sindicatos han organizado acciones coordinadas en 18 grandes almacenes de la compañía con el objetivo de interrumpir los envíos en los principales mercados europeos. En Reino Unido, por su parte, los trabajadores planean protestas ante varios almacenes, entre ellos el de Conventry, cuyos empleados denuncian estar "sobrecargados de trabajo, mal pagados y hartos".

En Estados Unidos, las protestas y concentraciones tendrán lugar en centros de más de 10 ciudades. También está convocada una protesta frente a un bloque de apartamentos en la 5ª Avenida de Nueva York, donde el fundador de Amazon, Jeff Bezos, tiene un apartamento. Las acciones sindicales también llegarán a países asiáticos como India y Japón.

Algunas manifestaciones, como la de Irlanda, se centrarán en la huella medioambiental y social del gigante tecnológico.

Los problemas para Amazon no dejan de multiplicarse. A la reorganización del sector, los recortes de plantilla y la crisis reputacional entre sus clientes se une ahora una huelga a nivel mundial que amenaza con paralizar los almacenes del gigante estadounidense en uno de sus días más importantes del año: el 'Black Friday'.

Amazon Sindicatos Protesta social
El redactor recomienda