Es noticia
Menú
Así es el acuerdo de mínimos de las hipotecas vulnerables: se extenderán hasta 5 años
  1. Empresas
El gobierno pide medidas a la banca

Así es el acuerdo de mínimos de las hipotecas vulnerables: se extenderán hasta 5 años

La banca maneja un acuerdo de mínimos que permitirá mitigar el impacto del euríbor a sus clientes más vulnerables. Economía pide más: "Un catálogo de medidas"

Foto: Ana Botín (i), presidenta de Santander, junto a la vicepresidenta Nadia Calviño (d). (EFE/Mariscal)
Ana Botín (i), presidenta de Santander, junto a la vicepresidenta Nadia Calviño (d). (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La banca extenderá hasta cinco años la duración de las hipotecas de sus clientes más vulnerables. Pero con un tope: que esta prolongación no haga que la hipoteca supere los 40 años de vencimiento y que la nueva cuota nunca baje del nivel que tenía antes de la próxima renovación.

Estos son algunos de los detalles del borrador de real decreto que están negociando las entidades con el Ministerio de Economía, al que ha tenido acceso este medio, y que podría ver la luz en las próximas semanas. El pacto no está cerrado, ya que en el Gobierno se ve como un acuerdo de mínimos que debe ampliarse, algo que está provocando un gran malestar dentro del sector financiero.

"Son muchas las propuestas que se están poniendo sobre la mesa y vamos a analizarlas para que, cuanto antes, podamos tener un catálogo de medidas que puedan apoyar a las familias españolas en este contexto de subida de los tipos de interés", expuso la vicepresidenta del Gobierno Nadia Calviño en un viaje a Alemania.

Foto: El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, y la vicepresidenta Nadia Calviño. (EFE/Fernando Villar)

Desde las entidades se quejan de que el Gobierno "sea insaciable" con la petición de nuevas medidas, en un momento de incertidumbre como el actual y con el impuesto al sector en tramitación, que les va a costar este año y el próximo 3.000 millones de euros. En este contexto, los bancos esperan que Economía vea con buenos ojos su propuesta para las hipotecas vulnerables y no les apriete mucho más las tuercas.

Letra pequeña

La medida que ha puesto sobre la mesa el sector será aplicable en función de cuatro condiciones: que sea una hipoteca a tipo variable concedida a partir del 1 de enero de 2012; que el coste del crédito se haya disparado más de un 30% en la última renovación; que la carga financiera suponga un 40% de los ingresos netos, y que la familia no ingrese más de 24.318 euros al año, aunque hay excepciones en el caso de que haya miembros de la unidad con discapacidades.

Junto a ello, los interesados tendrán que acreditar que la vivienda ligada a la hipoteca es la única que tienen en propiedad y que no cuenta con otras garantías "reales o personales" para hacer frente a su pago.

Para ello, tendrán que aportar certificado de rentas, últimas tres nóminas, certificados acreditativos de pago de prestaciones (en su caso), libro de familia, empadronamiento, escrituras de compraventa y certificados de titularidades del Registro de la Propiedad.

placeholder El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), y el del BBVA, Carlos Torres. (EFE/Sergio Pérez)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), y el del BBVA, Carlos Torres. (EFE/Sergio Pérez)

Para las entidades será voluntario adherirse a este anexo al Código de Buenas Prácticas. Los que se sumen lo harán por un año, que pueden acortar previa comunicación al Tesoro.

Tanto el cliente como el banco podrán decidir formalizar en escritura pública la novación, cuyos costes "correrán a cargo de la parte que la solicite". Como guiño del Gobierno, las entidades no tendrán que asumir el impuesto de actos jurídicos documentados y podrán deducirse el 50% de los gastos notariales y registrales.

Pendientes de la 'vía Caixa'

En principio, los bancos han establecido un tope de cinco años que podrán extender a las hipotecas afectadas por la subida del euríbor de clientes vulnerables. El tope es que la nueva duración no supere los 40 años y que la nueva cuota no sea inferior a la que se pagaba antes del repunte del índice europeo: "Si con la aplicación de un alargamiento de cinco años la cuota resultante de la novación fuese inferior a la última existente antes de la revisión del tipo, el plazo máximo será aquel que determine que la cuota resultante de la novación no sea inferior a la última existente antes de la revisión", expone el texto.

Más allá de este borrador, todos los ojos están puestos en las medidas extra que pide el Gobierno a la banca, entre las que se podría incluir la planteada por CaixaBank: que se congelen parte de las hipotecas afectadas.

La banca extenderá hasta cinco años la duración de las hipotecas de sus clientes más vulnerables. Pero con un tope: que esta prolongación no haga que la hipoteca supere los 40 años de vencimiento y que la nueva cuota nunca baje del nivel que tenía antes de la próxima renovación.

Banca Asociación Española de Banca (AEB)
El redactor recomienda