Es noticia
Menú
El plan de la banca para hipotecados en apuros: tipos congelados, más plazo y quitas
  1. Empresas
NEGOCIACIONES

El plan de la banca para hipotecados en apuros: tipos congelados, más plazo y quitas

Las entidades preparan junto al Gobierno cambios en el Código de Buenas Prácticas y estudian congelaciones selectivas a los clientes más afectados por la crisis

Foto: Ana Botín (i), presidenta del Santander, y la vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño (d).
Ana Botín (i), presidenta del Santander, y la vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño (d).
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los bancos y el Gobierno ultiman un plan exprés para atajar una de sus grandes preocupaciones: los efectos de las subidas de los tipos de interés en las familias vulnerables. Las patronales del sector esperan presentar a finales de mes o principios de noviembre medidas que todavía se están negociando y que, a día de hoy, pasarían por ampliar el Código de Buenas Prácticas y lanzar una congelación selectiva de algunas hipotecas, según fuentes financieras consultadas por este medio.

Las conversaciones se están llevando a cabo entre las principales patronales (AEB, de los bancos, y CECA, de las cajas) y entidades del país, con conocimiento actualizado por parte del Ministerio de Economía.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), y Carlos Torres, presidente de BBVA. (EFE/Sergio Pérez)

Los bancos no ven urgencia en poner en marcha este plan, pero han decidido acelerarlo ante la presión procedente de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño. Así, de momento las cifras de morosidad siguen bajando en el sector y son pocas las familias a las que les ha afectado ya la reciente subida del euríbor, que traspasó el 1% en verano. Por ello, solo los clientes a quienes les haya tocado actualización en septiembre y octubre estarán pagando un euríbor superior al 1%, frente al 2,65% actual.

Aun así, los banqueros ven bien anticiparse y volver a mostrar frente al Gobierno su predisposición a ayudar a la sociedad, como con los ICO (Instituto de Crédito Oficial) y las moratorias, y más recientemente con el plan para evitar la exclusión social en la España rural y atender mejor a los más mayores. Todo con el objetivo de que mejore la relación con el Ejecutivo tras el impuesto anunciado en verano. De hecho, banqueros consultados por este medio esperan que se limen algunos aspectos "lesivos" de la proposición de ley durante la tramitación en el Congreso.

Letra pequeña

En este entorno, los bancos han llegado de momento al consenso de que la medida estrella sea la actualización del Código de Buenas Prácticas, para que haya más familias que se puedan acoger a sus opciones, que pasan por reestructurar el crédito y daciones en pago, como publicó 'El País'. Actualmente, solo se pueden beneficiar de ellas las familias que superen en tres veces el Iprem (indicador público de renta de efectos múltiples), cuya cuota supere el 50% de sus ingresos y que hayan sufrido un empeoramiento significativo de sus condiciones económicas. Las entidades están trabajando en cambios que permitan que se acojan a estas medidas perfiles más afectados por la actual crisis.

La idea es combinar esta reforma con una medida que ha puesto sobre la mesa CaixaBank, como publicó 'El Periódico': una congelación de las cuotas hipotecarias. Según las fuentes consultadas, esta opción gusta más entre los bancos que la alternativa de las moratorias hipotecarias. Con la primera, los clientes que se pudieran beneficiar seguirían devolviendo el principal del crédito y los intereses pactados hasta la última revisión, y dejarían los intereses extra de la subida del euríbor hasta el vencimiento del préstamo.

placeholder El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri (i), y el de BBVA, Carlos Torres Vila (d). (EFE/Fernando Villar)
El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri (i), y el de BBVA, Carlos Torres Vila (d). (EFE/Fernando Villar)

La alternativa es repetir las moratorias de 2020 por el covid, en las que los clientes que se acogieron pagaban intereses, pero no tenían que devolver el principal. La principal pega es que fuerza a las entidades a realizar provisiones y que, según las entidades, el entorno es distinto: "En 2020 no sabíamos si nuestros clientes iban a tener ingresos y les aplazamos el principal, ahora el problema no es la ausencia de ingresos, sino la subida de los costes", exponen desde un banco.

Este último frente sigue generando todavía discrepancias entre entidades. Por un lado, hay algunas molestas de que "CaixaBank haya querido apuntarse el tanto" y hay dudas sobre la necesidad de que sean los bancos los únicos que contribuyan al ahorro de las familias, mientras energéticas y empresas de alimentación siguen subiendo las facturas. Por otro lado, en el sector cada vez más banqueros ven en ello una oportunidad de recuperar la reputación perdida en la crisis.

Los bancos y el Gobierno ultiman un plan exprés para atajar una de sus grandes preocupaciones: los efectos de las subidas de los tipos de interés en las familias vulnerables. Las patronales del sector esperan presentar a finales de mes o principios de noviembre medidas que todavía se están negociando y que, a día de hoy, pasarían por ampliar el Código de Buenas Prácticas y lanzar una congelación selectiva de algunas hipotecas, según fuentes financieras consultadas por este medio.

Banca Asociación Española de Banca (AEB)
El redactor recomienda