Es noticia
Menú
Cerberus busca alternativas a la venta de Haya Real Estate ante el tapón de la deuda
  1. Empresas
PROCESO EN MARCHA

Cerberus busca alternativas a la venta de Haya Real Estate ante el tapón de la deuda

Los interesados en la plataforma inmobiliaria no ven posible una operación sin una quita de deuda y llevan al fondo norteamericano a buscar otras alternativas

Foto: Sede de Haya Real Estate. (EFE)
Sede de Haya Real Estate. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Cerberus vuelve a chocar con la deuda de Haya Real Estate. El fondo norteamericano se ha encontrado con un interés bajo en el mercado para comprar su plataforma inmobiliaria por la pérdida de clientes y el elevado peso de la deuda, a pesar de la refinanciación que se cerró a comienzos de año. De hecho, alguno de los candidatos cree que la operación solo podría llegar a puerto con una quita de los bonos, según fuentes próximas al proceso consultadas por este medio. Desde Cerberus y Haya Real Estate no hicieron comentarios.

Por ello, el fondo y su asesor en este proceso, Deutsche Bank —que tampoco hizo comentarios—, están analizando otras alternativas a la venta, como podría ser la fusión con otra plataforma en la que la deuda y los accionistas de Haya Real Estate se diluyeran.

Entre los interesados a los que se ha ofrecido una operación con Haya Real Estate figuran sus principales competidores: Intrum, Altamira DoValue, Servihabitat e Hipoges. De ellos, el que lo ha mirado con más interés ha sido Intrum, que como la plataforma de Cerberus ha perdido en los últimos meses un gran contrato con Sareb que tenía a través de Solvia. Altamira, que no hace comentarios, también habría sido contactada; mientras que Servihabitat no estaría interesada.

Foto: César Gónzalez-Bueno, consejero delegado de Banco Sabadell. (EFE/Enric Fontcuberta)

Las fuentes consultadas explican que también se está contactando a fondos extranjeros sin presencia todavía en este sector en España, aunque creen que esta opción es más complicada por la ausencia de sinergias de costes o de negocio. Al frente de todas estas conversaciones estarían el consejero delegado de Haya, Enrique Dancausa, y el nuevo director financiero, Omar Suárez, un hombre de Cerberus que llegó a la compañía el pasado julio procedente del fondo estadounidense, desde donde ya monitorizaba la posición en Haya.

El problema de la deuda

Cerberus aterrizó en Haya Real Estate en 2013 con la adquisición de Bankia Habitat, que tenía encomendada la digestión del ladrillo del grupo nacionalizado y de su antigua cartera en Sareb. En los años siguientes le fue sumando los negocios de gestión inmobiliaria de BBVA, Liberbank (ahora Unicaja), Cajamar y las carteras que fue comprando el propio Cerberus.

El fondo norteamericano hizo los primeros intentos de desinvertir en Haya Real Estate en 2018, pero se han ido viendo 'torpedeados' por la deuda y el contrato de Sareb. Hace cuatro años se bloqueó una posible salida a bolsa por la renovación del contrato de Sareb, que tuvo que hacer a la baja. Posteriormente, intentó la venta a un industrial, que tampoco se logró, en este caso por la deuda y a pesar del interés de Centricus.

Foto: Sede de Haya Real Estate. (EFE)

Tras estos intentos, la plataforma de Cerberus ha vivido un 'vía crucis' en los últimos meses con la pérdida de varios contratos (Sareb y Unicaja). Cerberus también ha sacado alguna cartera propia con destino a Finsolutia, junto a algunos trabajadores. A pesar de ello, la prioridad de la firma ha sido trabajar en un plan para dar la vuelta a sus números, con una refinanciación de la deuda y una reestructuración de personal que ha afectado a 161 empleados.

La refinanciación hizo que la deuda pasara de 424 a 368 millones y se alargara su vencimiento de 2022 a 2025. A cambio, los bonistas recibieron un 27,5% de la matriz de la plataforma inmobiliaria y garantías para quedarse el 100% en caso de impago. Estos bonos pagan un cupón ligado al euríbor, aunque la compañía tiene este riesgo cubierto.

Desde el entorno de la plataforma defienden la sostenibilidad de sus cuentas, dado que su ebitda (beneficio bruto de explotación) ha sido de 62 millones en los últimos 12 meses y que hay mucho dinero en caja.

Cerberus vuelve a chocar con la deuda de Haya Real Estate. El fondo norteamericano se ha encontrado con un interés bajo en el mercado para comprar su plataforma inmobiliaria por la pérdida de clientes y el elevado peso de la deuda, a pesar de la refinanciación que se cerró a comienzos de año. De hecho, alguno de los candidatos cree que la operación solo podría llegar a puerto con una quita de los bonos, según fuentes próximas al proceso consultadas por este medio. Desde Cerberus y Haya Real Estate no hicieron comentarios.

Cerberus Haya Real Estate
El redactor recomienda