Es noticia
Menú
El BdE prevé que el ajuste en la compra de vivienda se prolongue cuatro trimestres
  1. Empresas
llegará al menos hasta verano del 23

El BdE prevé que el ajuste en la compra de vivienda se prolongue cuatro trimestres

El Banco de España advierte de que el ajuste que ha empezado a verse en la compraventa de viviendas en el tercer trimestre de este año se extenderá, al menos, hasta el próximo verano

Foto: El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. (EFE/Quique García)
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. (EFE/Quique García)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El enfriamiento del mercado inmobiliario del que advirtió el Banco Central Europeo (BCE), por boca de su vicepresidente, Luis de Guindos, hace dos semanas, ha empezado a dar síntomas de larga enfermedad.

El nuevo diagnóstico lo ha dado el Banco de España (BdE), que en su último informe trimestral ha apuntado que el ajuste que ha empezado a verse ya en la compraventa de viviendas se extenderá durante un año.

Foto: El alza de tipos está obligando a redefinir e incluso retirar varios procesos.

En concreto, la entidad ha subrayado que desde el pasado verano se está viendo "cierta ralentización de la inversión en vivienda" y "que es posible que esta desaceleración de la inversión en vivienda se prolongue en lo que resta de 2022 y en los primeros trimestres de 2023".

Ese plural de "los primeros trimestres de 2023" apunta que, como mínimo, la institución presidida por Pablo Hernández de Cos estima que el ajuste de operaciones inmobiliarias sumará cuatro trimestres, desde el tercero de este año, en el que ha empezado a ver los primeros síntomas de desaceleración, hasta el segundo del próximo ejercicio.

placeholder El ajuste del mercado inmobiliario es ya una realidad.
El ajuste del mercado inmobiliario es ya una realidad.

Un pronóstico que el BdE realiza "a la luz del encarecimiento del crédito bancario, de la pérdida de dinamismo de los visados de obra nueva y de los aumentos de costes en los materiales de construcción".

Al alza de los costes de construcción, que en primavera obligó ya a parar tres de cada 10 obras en marcha, se sumó el freno en seco de nuevos lanzamientos, hasta el punto de que el 70% de ellos se puso bajo revisión, según los datos que dieron entonces desde la patronal de promotoras.

Foto: El precio de la vivienda caerá un 0,9% en 2023. (EFE/Mariscal)

El fruto de estos ajustes fue la caída del número de visados de obra nueva (permiso que piden las compañías para poder construir viviendas), lo que se ha traducido ya en un 11,7% menos de visados entre mayo y julio de este año en relación con el mismo periodo del pasado, según los datos oficiales del Ministerio de Transportes.

Suma y sigue, porque ha sido sobre este terreno abonado sobre el que ha caído la rápida alza de los tipos de interés, 'rally' que ha frenado en seco el cierre de las financiaciones y que ha puesto en alerta a las familias ante el encarecimiento de las hipotecas.

placeholder Los visados de obra nueva han caído casi un 12% en los últimos cuatro meses. (iStock)
Los visados de obra nueva han caído casi un 12% en los últimos cuatro meses. (iStock)

A la espera de acontecimientos, el escenario que está empezando a vislumbrar el BdE pone los cimientos para un mercado de caída de precios inmobiliarios, ya que el encarecimiento de la financiación hace que tanto particulares como inversores institucionales exijan ajustes para cerrar operaciones.

De hecho, desde el pasado verano se ha notado un freno en el fuerte ritmo de operaciones con que arrancó este 2022 y que, a pesar del cambio de ciclo en que está entrando la economía, va a permitir concluir el ejercicio con resultados de inversión récord.

Foto: La inflación media amenaza con irse este año por encima del 7%. (EFE/Jesús Diges)

Sin embargo, en este análisis debe tenerse en cuenta que el perdido año 2020, un ejercicio excepcional por la pandemia del covid, generó una demanda embalsada que disparó el número de transacciones conforme se fueron abriendo las economías.

Pero la subida de tipos y las tensiones inflacionistas han vuelto a cerrar el mercado. Ahora, una de las grandes cuestiones es hasta cuándo, y el Banco de España por el momento ya advierte de que, al menos hasta el próximo verano, el horizonte pinta negativo.

El enfriamiento del mercado inmobiliario del que advirtió el Banco Central Europeo (BCE), por boca de su vicepresidente, Luis de Guindos, hace dos semanas, ha empezado a dar síntomas de larga enfermedad.

Pablo Hernández de Cos Luis de Guindos Compraventa Mercado inmobiliario Vivienda
El redactor recomienda