Es noticia
Menú
Grifols reactiva la entrada de fondos tras sacrificar el poder familiar
  1. Empresas
EXIGENCIA DE LOS INVERSORES

Grifols reactiva la entrada de fondos tras sacrificar el poder familiar

El fabricante de hemoderivados debe resolver su situación financiera antes de acabar el año.

Foto: Sede de Grifols.
Sede de Grifols.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El tiempo juega en su contra. La familia Grifols ha accedido a una exigencia que durante meses han trasladado los fondos de capital riesgo con los que mantiene conversaciones para resolver su estructura financiera, con 6.500 millones de deuda. Este lunes, la cotizada catalana anunció la renuncia de su presidente Victor Grifols, cuyo cargo ha sido ocupado con poderes ejecutivos por el consejero independiente Steven Mayer, ex directivo de Cerberus y miembro del consejo de administración desde 2011.

La decisión ha permitido que se reactiven las conversaciones con potenciales inversores, tres meses después de que este diario informara a finales de junio sobre las negociaciones que Grifols tuvo para afrontar una posible ampliación de capital con el fondo estadounidense Hellman & Friedman. En este tiempo, su capitalización se ha desplomado casi un 50% y su valor en bolsa es solo ya de 5.600 millones, lo que complica más cualquier opción del fabricante mundial de hemoderivados para reducir su deuda.

La demora en la toma de decisiones ha hecho que hace unas semanas la agencia de calificación S&P volviera a rebajar la nota de su deuda, tras advertir sobre las condiciones más adversas de mercado que afronta la compañía para ejecutar su plan de desapalancamiento. Esta situación ha provocado que hace solo unos días, en el actual contexto bursátil, la deuda senior de Grifols cotizara con un importante descuento, hasta ofrecer una TIR del 9%, rentabilidades más propias de los conocidos como ‘bonos basura’.

Foto: EC.

Las urgencias de Grifols han estrechado su margen de maniobra. La posibilidad de una ampliación de capital, operación que estudiaron varios fondos internacionales tras caerse la opción de Hellman & Friedman, tendría ahora un efecto dilutivo mucho mayor para los intereses de la dos ramas familiares que controlan la compañía. La opción de ampliar por un importe de hasta 2.000 millones estuvo sobre la mesa cuando la empresa valía más de 11.000 millones. Ahora, ese mismo importe equivaldría a casi el 40% del capital.

Esta evolución ha hecho que a la vuelta del verano, antes de la sustitución de Víctor Grifols, en el mercado circulara la hipótesis de una posible oferta de exclusión por parte de un grupo de fondos y previo acuerdo con la familia. Este escenario salvaría la posición accionarial, aunque comprometería su propia solvencia financiera, ya que parte del 15% bajo control de las dos sagas familiares está financiada con títulos de la compañía valorados a 20 euros, lo cual complicaría también esta solución.

El esquema de gobernanza de la compañía es uno de los puntos a resolver para la entrada de dinero nuevo. Pese a la renuncia como presidente, Víctor Grifols continúa como consejero dominical, de manera que la representación familiar sigue con tres puestos (dos consejeros delegados), además de otros dos vocales externos vinculados a la familia, como Tomás Dagá, su abogado de confianza y gestor en la sombra del gobierno corporativo, y Thomas Glanzmann, con asiento como consejero desde 2006.

El tiempo juega en su contra. La familia Grifols ha accedido a una exigencia que durante meses han trasladado los fondos de capital riesgo con los que mantiene conversaciones para resolver su estructura financiera, con 6.500 millones de deuda. Este lunes, la cotizada catalana anunció la renuncia de su presidente Victor Grifols, cuyo cargo ha sido ocupado con poderes ejecutivos por el consejero independiente Steven Mayer, ex directivo de Cerberus y miembro del consejo de administración desde 2011.

Grifols Fondos de Inversión Capital riesgo Ampliación de capital
El redactor recomienda