Es noticia
Menú
Los ricos españoles desembarcan en los refugios fiscales italianos
  1. Empresas
Los ricos buscan relax fiscal

Los ricos españoles desembarcan en los refugios fiscales italianos

Tras disfrutar de las ventajas impositivas de Portugal, algunos empresarios nacionales se instalan en el Lago Como y en San Marino ante las últimas medidas gubernamentales

Foto: El ex consejero delegado de Yoigo Eduardo Taulet. (EFE/Ángel Díaz)
El ex consejero delegado de Yoigo Eduardo Taulet. (EFE/Ángel Díaz)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

En el mercadeo electoral sobre los impuestos protagonizado en las últimas semanas por los distintos líderes de las administraciones públicas, ya sean autonómicos o centrales, de derechas o de izquierdas, el Gobierno se inventó este jueves una fórmula para gravar el patrimonio y el rendimiento del capital. El resultado de este 'quién da más' en la eterna campaña electoral es que España será el único país del mundo donde se gravará dos veces el mismo hecho imponible: la riqueza.

Sin embargo, muchos de los titulares de esta riqueza hace tiempo que ya encontraron refugios donde se les garantiza un mejor tratamiento fiscal a su patrimonio, ya sea el ganado por su trabajo, su mérito o por herencia. La vecina Portugal abrió sus puertas a los presuntos ricos españoles hace años con un impuesto cercano al cero para sus ahorros. Directivos de Banco Santander y Telefónica se instalaron allí, muchos de ellos en la zona de Comporta, a un paso de Lisboa. Sol, playa y pocos impuestos para ejecutivos que ya habían hecho su dinero.

Foto: Bandera de Portugal. (EFE/Méndez)

Allí se instaló en su día Eduardo Taulet, uno de los directivos españoles de más prestigio en el sector de las telecomunicaciones. Ingeniero de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica y MBA por el IESE, comenzó su carrera en Telefónica para incorporarse después como director de Mercado de Empresas a Airtel (actual Vodafone) y más tarde a Amena (Orange) al frente de la dirección de Marketing y Ventas. Posteriormente, recaló en Auna y en 2008 desembarcó en Yoigo, donde fue nombrado consejero delegado.

De Yoigo salió en 2017 tras ser comprada por MásMóvil. Dejó sus funciones con una generosa indemnización. Cerró su amplio chalé en el adinerado barrio de La Moraleja (Madrid) y se instaló en Comporta, la atractiva bahía turística portuguesa donde viven gran parte de los ricos del país. Una zona arrocera donde veranean Madonna, parejas como Sarkozy y Carla Bruni, las familias Casiraghi y Santo Domingo, y personajes 'fashion' como el fotógrafo Mario Testino o Patrick Cox.

Después fue fichado por el fondo de capital riesgo Antin para incorporarse como presidente de Ufinet, una de las mayores empresas de infraestructuras de telecomunicaciones de España, rebautizada como Lyntia y que fue vendida por partes entre mayo y agosto de este año por cerca de 3.000 millones. Justo antes de que el mercado se fuera para abajo sin freno. Todo un éxito que solo está pendiente de las autorizaciones pertinentes de la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia de España y Europa, que va a hacer muy ricos tanto al fondo de capital riesgo como a los directivos.

Foto: Yoigo cambia de CEO: entra Eduardo Taulet, sale Johan Andsjö

Tras su paso por Portugal, Taulet se ha desplazado a Como (Italia), el famoso lago donde tienen grandes mansiones actores como George Clooney o cantantes como Bono. Allí, a apenas una hora de Milán, el directivo se compró el pasado año una casa de grandes dimensiones y mejores vistas en una subasta de un inmueble embargado por el Gobierno italiano. Una vez aplicada la consiguiente reforma, el ingeniero, con abono anual en el Teatro de La Scala de Milán, se ha empadronado en este enclave marítimo que comparte sus aguas con Suiza. Un lugar idílico para vivir por sus montañas, sus lagos y su tarifa plan fiscal. Allí se pacta con la Administración una tasa fija que no se modifica durante años y que es benevolente con los grandes patrimonios.

A unas horas de Como está la Serenissima República de San Marino, donde se ha instalado Enrique Bañuelos, el conocido empresario por el caso Astroc, aquella inmobiliaria que se convirtió en el símbolo del 'crash' del ladrillo. Bañuelos, inquieto como pocos, se ha dedicado en la última década a invertir los cientos de millones que ganó con su compañía valenciana. Primero en Brasil, después en Reino Unido y, más recientemente, en Cabo Verde.

Ahora, Bañuelos se ha traslado a este pequeño país de 35.000 habitantes, incrustado en Italia, cercano a las costas de Rímini, donde no existe el IVA. Aunque el microestado dejó de ser oficialmente paraíso fiscal en 2011, sus habitantes siguen disfrutando de un sistema laxo. Su única industria es la financiera, gracias al uso extendido de cheques al portador o al impuesto de sociedades ultrarreducido. En junio, la Agencia Tributaria española lo calificó como país "no cooperativo".

Foto: Eduardo Taulet se incorpora a Yoigo como director general de ventas y marketing

Bañuelos ha constituido allí la empresa San Marino Distric con la que quiere desarrollar un proyecto de lujo que incluye hoteles, mansiones, centros 'wellness', restaurantes top, colegios internacionales y banca privada para revitalizar el país, que sufrió la desbandada de ricos cuando las autoridades europeas iniciaron una investigación sobre blanqueo de capitales. El plan es crear lo que se denomina Distrito Económico Especial (DES) para que los residentes fiscales no domiciliados que pasen un mínimo de 90 días y un máximo de 180 en el país disfruten de un régimen generoso. Una iniciativa que no está exenta de polémica.

El inversor, que tiene una gran mansión en Londres, un castillo en Mallorca y otros proyectos más en Nueva York, ya pasea por la capital amurallada de San Marino.

En el mercadeo electoral sobre los impuestos protagonizado en las últimas semanas por los distintos líderes de las administraciones públicas, ya sean autonómicos o centrales, de derechas o de izquierdas, el Gobierno se inventó este jueves una fórmula para gravar el patrimonio y el rendimiento del capital. El resultado de este 'quién da más' en la eterna campaña electoral es que España será el único país del mundo donde se gravará dos veces el mismo hecho imponible: la riqueza.

Millonarios Administraciones Públicas Eduardo Taulet Capital riesgo Enrique Bañuelos
El redactor recomienda