Es noticia
Menú
MLS: de liga emergente a realidad milmillonaria al calor de Apple
  1. Empresas
Mundial 2026

MLS: de liga emergente a realidad milmillonaria al calor de Apple

La MLS es la quinta liga dentro de EEUU. Su facturación apenas equivale a un 25% de lo que genera la NHL, y está muy por debajo de MLB y NBA

Foto: MLS: Real Salt Lake Vs Atlas FC
MLS: Real Salt Lake Vs Atlas FC

El ‘soccer’ aún no genera ni un 10% de lo que alcanzan NBA, MLB o NFL, pero los nuevos acuerdos con Apple, IMG y otros socios comerciales han impulsado su valor. La competición está aprovechando el ‘boom’ del ‘soccer’ en EEUU para consolidar su negocio.

Las primeras ligas de fútbol en Estados Unidos arrancaron en la década de 1960. La carencia de instalaciones, la gran deuda acumulada y una nefasta gestión provocaron la desaparición de un deporte, el soccer, fenómeno global, pero casi clandestino en el país. No fue hasta 1993 cuando la MLS se creó de la mano de la federación estadounidense a cambio de que la Fifa le garantizase la sede del Mundial de 1994. Veinte años después aún está a una distancia sideral del Big-5 europeo, pero de nuevo al calor de un Mundial y, esta vez sí, una potente inversión, el soccer empieza a abrirse hueco en el principal mercado para la industria del deporte. A falta de conocer datos actualizados, sus ingresos prepandemia superaban los 1.100 millones de dólares (1.080 millones de euros) y su negocio y franquicias van en aumento, según Sportico.

Foto: Foto de archivo de Anna Noguera en el Campeonato de Europa Multideporte de 2018. (EFE/Toni Escobar)

La MLS es la quinta liga dentro de EEUU. Su facturación apenas equivale a un 25% de lo que genera la NHL, y está muy por debajo de MLB y NBA, que ya superan los 10.000 millones de dólares anuales. Más aún lo está de la NFL, que cerró la última temporada con una facturación de 18.000 millones de dólares y solo con el reparto a las franquicias supera el negocio total de la liga de béisbol y la de baloncesto, según datos derivados de los Green Bay Packers, única franquicia cotizada.

En cuanto al fútbol, eso sí, empieza a acercarse a la Ligue-1, que cerró la temporada 2020-2021 doblando pérdidas, hasta 685 millones de euros, y factura 1.813 millones. La Serie A está por encima de los 2.500 millones, mientras que la Bundesliga y LaLiga se sitúan en torno a los 4.000 millones, mientras que la Premier League ya apunta a la barrera de los 6.000 millones. La MLS, por tanto, tiene una doble batalla entre el deporte estadounidense y el fútbol europeo por posicionarse como propiedad deportiva de referencia.

Los primeros diez equipos que debutaron en 1996 son hoy treinta franquicias tras la última ampliación. En 2019, antes de la pandemia, se anunció la entrada de los clubes de Austin, Sacramento, Saint-Louis y Charlotte, que debutarán entre 2022 y 2024. De hecho, esta fue la última ciudad en adherirse, como hicieron los Charlotte Hornets en la NBA en 2004.

Foto: Foto: iStock.

Eso sí, frente a los 10 millones de dólares (9,8 millones de euros) que pagó el Toronto FC en 2007, el fee de entrada de Charlotte FC fue de 325 millones de dólares (320 millones de euros). Es más, en 2017 el Nashville SC aún logró pagar la mitad, en torno a 150 millones de dólares (147,6 millones de euros).

Tras consolidar su competición, una de las misiones en las que la MLS está más concienciada es en potenciar el talento base. Para ello los clubes han creado sus propias academias o se han asociado con equipos de la división inferior, la USL. Además, creó la MLS Next, una liga de filiales junto a la competición canadiense, y ya ha logrado que el 20% de sus fichas sean de futbolistas que provienen de sus academias y programas de tecnificación. Y en paralelo ha creado otro torneo con la Liga MX para crear nuevos activos.

Supone un vuelco a la estrategia de la última década. Entonces se apostó por captar estrellas antes de su retirada como principal reclamo, como David Beckham, Zlatan Ibrahimovic, David Villa, Andrea Pirlo o Thierry Henry. Sin embargo, la estrategia confirió a la liga un aura de jubilación dorada y poco atractivo para el aficionado, una etiqueta que lucha por quitarse, como demuestra la cada vez más frecuente llegada de futbolistas desde Europa a edades más tempranas e incluso su capacidad para fichar jóvenes talentos de Latinoamérica que antes sólo contemplaban cruzar el Atlántico.

Foto: France sailgp. Reuters

Ahora bien, la Covid-19 no ha dejado exenta de polémica a la liga. Tras acumular pérdidas de más de 1.000 millones de dólares en el primer año de pandemia, despidió al 20% de la plantilla e incluso invocó la cláusula de fuerza mayor para romper el convenio colectivo con los jugadores. La organización, eso sí, logró un nuevo acuerdo clave, vigente hasta 2027, y logró evitar un lockout, como sucedió durante meses en la MLB.

La firma del convenio colectivo es clave en las ligas norteamericanas. Es el elemento que rige la relación entre jugadores y franquicias, los topes salariales y otras cuestiones básicas. También es la llave para desbloquear mejores contratos de patrocinio o televisivos, como el de Apple, que reportará 2.500 millones de dólares (2.458 millones de euros) en diez años por sus derechos a nivel mundial en streaming.

Es muy superior a lo que ha logrado la liga en el mercado doméstico. Su acuerdo actual apenas reporta 90 millones de dólares (88,5 millones de euros) anuales, aunque expiran al término de 2022. Es ahí donde se abre el punto clave, pues la liga de soccer acude al mercado con más fuerza, con la revalorización récord de LaLiga y la Premier en Estados Unidos y con un Mundial a la vuelta de la esquina.

Foto: Una vista muestra la fachada de la empresa Globant en Buenos Aires. (Reuters/Agustin Marcarian)

Después habrá que ver cómo responden las audiencias. La liga promedió en 2021 unos 384.000 espectadores en Espn y ABC, la mitad que la NHL en Turner y Espn, y muy lejos de las otras tres grandes ligas. Es más, hasta ahora eran las propias franquicias las que pagaban a operadores locales por emitir sus partidos, como sucede en el deporte español más allá de LaLiga y la ACB. Cómo dar valor a un activo que no solo era coste cero, sino que ocasiona pérdidas, será uno de los grandes retos a corto plazo.

Sin ingresos audiovisuales significativos la mayor parte de sus ingresos provienen del ticketing. De ahí que fuera la liga más severamente impactada en EEUU durante la pandemia. Los patrocinios, aunque van ganando relevancia, tampoco son aún una de las grandes bazas, ya que hasta que no pueda desbloquear mejor cobertura televisiva los activos no se revalorizarán. Además, se estima que solo uno o dos equipos son rentables actualmente, una inversión a largo plazo difícil de asumir por posibles nuevos inversores.

Aun así, eso no ha impedido que el valor medio de las franquicias se quintuplique en la última década, de 103 millones en 2013, a 550 millones de media en 2022, según Sportico. A la cabeza se sitúa Los Ángeles FC, con una valoración de mercado de 860 millones de dólares (845,6 millones de euros), seguido de Atlanta United y LA Galaxy. A su favor cuenta que en las últimas operaciones ha logrado captar grandes fortunas como David Tepper (Charlotte FC y también propietario de los Panthers de la NFL) o la familia Wilf (Orlando City y Minnesota Vikings de la NFL).

El ‘soccer’ aún no genera ni un 10% de lo que alcanzan NBA, MLB o NFL, pero los nuevos acuerdos con Apple, IMG y otros socios comerciales han impulsado su valor. La competición está aprovechando el ‘boom’ del ‘soccer’ en EEUU para consolidar su negocio.

Premier League Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda