Es noticia
Menú
LVP, año I: así ha crecido la Superliga de LoL tras la llegada de Ibai, Piqué y el Barça
  1. Empresas
Negocio de 10 millones de euros

LVP, año I: así ha crecido la Superliga de LoL tras la llegada de Ibai, Piqué y el Barça

Las audiencias de la competición de esports alcanzaron 25 millones de espectadores entre primavera y verano. Además, avanza en el nuevo modelo de plazas tras cambiar cinco clubes en 2022

Foto: Gerard Piqué e Ibai Llanos.
Gerard Piqué e Ibai Llanos.

Las audiencias de los deportes electrónicos siguen creciendo tras la resaca de la pandemia. También en España, donde su principal competición, la Superliga de League of Legends, ha vuelto a batir récord en 2022. La competición, que mueve más de 10 millones de euros anuales, ha cerrado las dos temporadas (primavera y verano) de 2022 con 25 millones de espectadores acumulados. Ahora busca más protección a las plazas con una nueva regulación que llega un año después de que la mitad de las plazas cambiaran de dueños, con la entrada del FC Barcelona, o KOI Squad, el equipo de Gerard Piqué e Ibai Llanos.

La Superliga está gestionada por la Liga de Videojuegos Profesional (LVP), que en 2019 fue adquirida por Mediapro por 22 millones de euros. En los últimos años, se ha consolidado como una de las ligas regionales punteras a nivel mundial, tanto por el nivel de desarrollo de sus clubes, como por el negocio y las audiencias que capta. Uno de ellos, Team Heretics, incluso ha logrado financiación suficiente para comprar una plaza en la LEC, la liga europea de LoL, y se unirá a MAD Lions como segundo club español.

Foto: Imagen promocional de 'League of Legends' con el logo de Santander.

El despegue en las audiencias de este año no se explica solo por la retención de espectadores tras la pandemia. La liga trabaja desde hace años en un nuevo modelo de gestión junto a los clubes. Entre las medidas acordadas que se implantaron este año destaca la posibilidad de realizar co-streamings. Es decir, los propios equipos pueden ofrecer sus propias retransmisiones en lugar de centralizarse únicamente en los canales de Twitch de la LVP.

Esta medida ha abierto la puerta a que puedan monetizar de forma directa su contenido y a llegar a más perfiles de audiencia. La temporada de primavera se cerró con 14 millones de espectadores y un AMA (Average Minute Audience) de 30.096 personas, casi un 40% más que en 2021.

En la temporada de primavera se captaron 11 millones de espectadores y el AMA promedio fue de 29.734 espectadores, también un 40% superior. En total se han consumido más de 10,7 millones de horas vistas entre ambos splits.

Foto: Foto: EC Diseño.

Además de los co-streamings también ha sido clave la llegada de nuevos clubes. Además del Barça y el tándem Llanos-Piqué, también compraron una plaza tres clubes más: Bisons, de raíces vascas y fundado por Gorka Arrinda y altos cargos de la empresa que gestiona el BBK Live; Team Heretics, uno de los equipos con mayor número de seguidores; y Fnatic, uno de los principales clubes a nivel mundial que formó una joint venture con Team Queso para ocupar su plaza.

Esa situación será distinta a partir de 2023. La LVP ha pactado con los clubes y Riot Games (propietario y desarrollador del videojuego) que ya no se puedan vender las plazas de forma privada, como hasta ahora. El objetivo es dar continuidad a los proyectos, en lugar de que haya cambios cíclicos de equipos que no acaban de consolidar su marca y restan valor al producto.

Este nuevo modelo se pondrá en práctica en las próximas semanas. G2 jugaba en Superliga a través de una joint venture junto a Arctic Gaming. Tras romper su acuerdo, la LVP ha retomado el control de la plaza y ha lanzado un tender público para venderla, mientras que al equipo español no le ha quedado más remedio que cesar sus operaciones. Los ingresos que se logren serán repartidos entre los clubes y la gestora, de forma que cualquier cambio de equipo, garantizará una entrada de capital a todos los participantes de la liga.

Foto: Foto: Rafael Hoyos/Unsplash.

No es una cuestión menor. Las audiencias siguen al alza y son el principal motor para las marcas. Los ingresos de los esports españoles se recuperaron y alcanzaron 34 millones de euros en 2021, según Aevi. Es equivalente al 12% de la facturación de toda la industria en Europa, y se estima que es el país donde hay un mayor nivel de penetración y audiencias más desarrolladas en el continente.

Entrar en la Superliga aún requiere de una fuerte inversión. Proyectos como Arctic Gaming ya han echado el cierre y otros como eMonkeyz (en Segunda División) arrastran problemas económicos. De esta forma la LVP garantiza continuidad a los proyectos, que sean reconocibles y generen más identificación con el aficionado, y se apueste por la sostenibilidad financiera a largo plazo, en lugar de por proyectos que acaban en ventas en menos de tres años.

Las audiencias de los deportes electrónicos siguen creciendo tras la resaca de la pandemia. También en España, donde su principal competición, la Superliga de League of Legends, ha vuelto a batir récord en 2022. La competición, que mueve más de 10 millones de euros anuales, ha cerrado las dos temporadas (primavera y verano) de 2022 con 25 millones de espectadores acumulados. Ahora busca más protección a las plazas con una nueva regulación que llega un año después de que la mitad de las plazas cambiaran de dueños, con la entrada del FC Barcelona, o KOI Squad, el equipo de Gerard Piqué e Ibai Llanos.

Gerard Piqué Primavera Pandemia Mediapro FC Barcelona
El redactor recomienda