Es noticia
Menú
LaLiga: fondos de inversión, traspasos y disciplina para recuperar un negocio de 5.000 millones
  1. Empresas

LaLiga: fondos de inversión, traspasos y disciplina para recuperar un negocio de 5.000 millones

La temporada 2022-2023 debuta con las primeras inversiones de los clubes tras la inyección de 1.994 M por la CVC, mientras Sixth Street ha entrado en negocios del Madrid y del Barça

Foto: El presidente de LaLiga, Javier Tebas. (EFE/Javier Lizón)
El presidente de LaLiga, Javier Tebas. (EFE/Javier Lizón)

El fútbol español afronta la primera temporada tras la pandemia armado para recuperar e incluso superar los 5.000 millones de euros de facturación. No será fácil, ya que la competición vaticina que lograrán seguro superar esta barrera en 2024 y que en este curso se quedarán cerca. Depende de muchas variables, la más importante la del mercado de fichajes y la capacidad para exportar talento. A su vez, la gestora del fútbol español espera dejar de arrastrar las consecuencias de la Covid-19 que llevaron a la competición a cerrar el ciclo 2019-2022 con unas pérdidas próximas a los 1.000 millones de euros.

“La rentabilidad tiene que llegar ya el año que viene”, explican desde el área de control económico de LaLiga. Los clubes han vivido un verano de mucha actividad en la parcela económica marcado por la llegada de nuevos propietarios y con la puesta en marcha de muchas de las inversiones previstas como consecuencia de la llegada de los fondos de CVC. Pero también con la venta de activos, por convicción -como ha hecho el Real Madrid con Legends y Sixth Street- o por necesidad -como el FC Barcelona con Sixth Street-, que deben apuntalar la sostenibilidad de muchos clubes.

Foto: Marco Asensio protesta una jugada. (Reuters/Juan Medina)

El fútbol español se ha visto obligado a buscar nuevas vías con las que obtener recursos ante el deterioro de la exportación de talento al resto de ligas europeas. De 1.128 millones de euros obtenidos de ingreso bruto por esta vía en 2019-2020, a sólo 542 millones en 2020-2021. Todo en unos cursos que estuvieron marcados por el agujero de 846 millones que se acumuló entre 2019-2020 y, muy especialmente, en 2020-2021. Es decir, más de un 50% de las pérdidas son atribuibles a estas dificultades para vender jugadores.

A su vez, la pandemia hizo retroceder el negocio del campeonato nacional hasta datos del 2016 e impidió alcanzar los 5.269 millones de euros que LaLiga Santander y LaLiga SmartBank hubiesen generado en 2020-2021, según los datos de un estudio encargado a PwC. Con la vuelta del público a los estadios ya desde el principio de la temporada y con un escenario de plena normalidad, se espera que este curso sea el de la vuelta a beneficios.

“El verano de 2022 se recuperará prácticamente toda la solvencia financiera previa a la Covid”, explicaba hace más de un año Javier Tebas. No iba desencaminado, puesto que para este curso ya se habrán recuperado todas las líneas de negocio desde principio de temporada, empezando por taquilla.

Foto: Jules Koundé, el nuevo fichaje del FC Barcelona. (EFE/Enric Fontcuberta)

La caída de ingresos ordinarios durante la temporada 2020-2021 fue de un 15,9%, lo que supuso una pérdida de 600 millones de euros por el cierre de estadios, las renegociaciones con operadores audiovisuales y el ajuste en el gasto de las marcas en patrocinio. Los aficionados volverán a ser una de las claves de esta recuperación con el reto de volver a facturar 308 millones por abonados como se hizo en la 2018-2019.

Se trata de un elemento trascendental para impulsar el matchday, que agrupa las cuotas de socios y abonados junto a la taquilla general, y que pasó de 948 millones en 2018-2019 a 384 millones en 2020-2021. Por otro lado, los derechos audiovisuales han mantenido el tipo durante este período y LaLiga ha blindado su valor tras mantener ingresos en el tender nacional y con importantes revalorizaciones en el extranjero. Además, con el objetivo de acercarse a nuevas audiencias estrenando un modelo de distribución que da paso por primera vez a las OTT, con Dazn compartiendo derechos con Movistar y Amazon Prime debutando en las emisiones de Segunda División.

Foto: Karim Benzema y Cristiano Ronaldo, en el Real Madrid. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Quien se espera que se mantenga como un motor importante del negocio es el FC Barcelona, que ha logrado evitar 160 millones de pérdidas en 2021-2022 con la venta de un 25% de sus derechos de televisión a Sixth Street. Esa operación, que también es clave en recuperar el patrimonio neto positivo, ha ido acompañada de la venta de un 24,5% de Barça Studios a Socios.com por otros 98 millones de euros. La junta de Joan Laporta se reserva vender un 25% extra de su filial audiovisual y de productos digitales, así como el 49,9% de BLM, su brazo de retail.

Por su parte, el Real Madrid, que sí ha salvado la rentabilidad en cada año de pandemia, cerró en mayo la venta del 30% del negocio del Santiago Bernabéu por 360 millones de euros a Legends y Sixth Street. Legends, que se ha especializado en la explotación de recintos deportivos, calcula que puede generar unos ingresos de entre 400 millones y 440 millones de euros anuales por la explotación del remozado feudo blanco.

Inversión extranjera como impulso

Pero si bien los dos protagonistas de El Clásico han apostado por el fondo estadounidense para hacer caja, no se puede pasar por alto la mayor inversión en la historia del fútbol español. Justo un año después de la llegada del fondo CVC a LaLiga con una inversión de 1.994 millones de euros, los 37 clubes de Primera y Segunda División han puesto en marcha diferentes operaciones con las que renovar sus infraestructuras.

El último en anunciar a que destinará los fondos procedentes de LaLiga Impulso ha sido el Atlético de Madrid. El conjunto colchonero anunció hace unas semanas una inversión de 200 millones de euros en el entorno del estadio para construir una ciudad deportiva con hotel y espacios comerciales.

Otros equipos de Primera como el Valencia CF se agarran a estos fondos para poder finalizar el Nuevo Mestalla, tras 15 años desde su construcción. La entidad valencianista destinará 120 millones a finalizar la que será su nueva casa. Más allá de estas operaciones, en la mayoría de clubes de LaLiga Santander y LaLiga Smartbank los proyectos estarán destinados a acometer reformas en los estadios o en las ciudades deportivas.

Foto: El presidente azulgrana, Joan Laporta. (Reuters/Albert Gea)

La inversión extranjera también ha llegado a Segunda División por medio de adquisiciones. En este caso, se trata de capital norteamericano el que ha irrumpido en la competición con la compra de participaciones mayoritarias en el Real Zaragoza, el CD Leganés y el Real Sporting, además del cambio de manos de Carlos Slim al Grupo Pachuca en el Real Oviedo.

En el caso del conjunto maño, el dueño del Inter de Miami adquirió el 51% del club. Un grupo de inversores liderado por los hermanos Mas se encargará de reducir la deuda entidad, entre otras cosas. El cuadro pepinero, por su parte, pasó a manos del grupo estadounidense Blue Crow Sports con Jeff Lunhow como nuevo presidente.

En el Sporting ha desembarcado el Grupo Orlegi, un holding mexicano, propiedad del Atlas FC y el Santos Laguna, que se hizo con el 73% de las acciones y situó a Alejandro Irarragorri como presidente. Su rival directo, el Real Oviedo, seguirá contando con capital mexicano en su accionariado, después de que el Grupo Carso, propiedad de Carlos Slim, vendiera su participación al Grupo Pachuca, tras invertir 23 millones de euros en los últimos ocho años.

El fútbol español afronta la primera temporada tras la pandemia armado para recuperar e incluso superar los 5.000 millones de euros de facturación. No será fácil, ya que la competición vaticina que lograrán seguro superar esta barrera en 2024 y que en este curso se quedarán cerca. Depende de muchas variables, la más importante la del mercado de fichajes y la capacidad para exportar talento. A su vez, la gestora del fútbol español espera dejar de arrastrar las consecuencias de la Covid-19 que llevaron a la competición a cerrar el ciclo 2019-2022 con unas pérdidas próximas a los 1.000 millones de euros.

Inversión extranjera Fondos de Inversión Venta Real Madrid FC Barcelona
El redactor recomienda