Es noticia
Menú
Pedro Trapote vende el icónico Teatro Barceló de Madrid por 24 millones de euros
  1. Empresas
Mantiene la gestión

Pedro Trapote vende el icónico Teatro Barceló de Madrid por 24 millones de euros

Tras muchos años dejándose querer, Trapote ha llegado a un acuerdo para vender el mítico Teatro Barceló y quedarse con la gestión de la sala de fiestas bajo un contrato de alquiler

Foto: Fachada del Teatro Barceló.
Fachada del Teatro Barceló.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Tras muchos años dejándose querer, Pedro Trapote ha vendido el mítico Teatro Barceló de Madrid, una de las salas de fiestas con más historia de la capital, referente de la movida y punto de encuentro durante años de la llamada 'beautiful people'. "Efectivamente, he vendido el edificio", ha reconocido el empresario en conversación telefónica con El Confidencial.

Aunque ha trascendido ahora, fue el pasado 10 de mayo cuando Trapote llegó a un acuerdo con la sociedad Azurea Inicial para venderle el inmueble por 24 millones de euros, según aparece en la documentación a la que ha tenido acceso este medio.

Foto:  Pedro Trapote. (Getty)

Detrás de la compradora están los propietarios de las floristerías Mon Parnasse, las familias Nieto Jiménez y Jiménez Blázquez, que de este modo se hacen con una histórica esquina en el número 11 de la calle Barceló.

No obstante, Trapote se ha reservado una opción de recompra del edificio en cinco años, además de que seguirá explotando la sala gracias al acuerdo de alquiler a 20 años que ha acordado con el comprador.

placeholder Trapote también ha alquilado el Teatro Joy Eslava.
Trapote también ha alquilado el Teatro Joy Eslava.

El próximo 1 de septiembre, entrará en vigor el nuevo contrato de arrendamiento, con la novedad de que será a nombre de una de las sociedades de su hijo Pablo Trapote, quien lleva ya tiempo encargándose del día a día de la sala.

La venta del Barceló se suma al reciente alquiler del otro templo de la noche que tiene el empresario, el Teatro Eslava, o como se le sigue conociendo popularmente, 'la Joy', cuya venta también sopesó el empresario hace algunos años.

El empresario ha acordado la venta del inmueble, pero su hijo seguirá gestionando la sala con un contrato de alquiler a largo plazo

Asesorado por TC Gabinete Inmobiliario, el empresario llegó a un acuerdo con OléOlá, firma tras la que están GBS Finanzas y la familia López-Ibor, para alquilarle la famosa sala de fiestas bajo una nueva propuesta que combina cultura y gastronomía.

Tras una profunda reforma de Philippe Starck, el número 11 de la calle Arenal reabrió sus puertas la pasada primavera, coincidiendo con la venta del Barceló, transformado en un nuevo referente del flamenco y la música en directo.

Con estas dos operaciones completadas, los planes del cuñado del expresidente del Gobierno Felipe González pasan por centrarse en la expansión de Chocolatería San Ginés, la más famosa de Madrid, que el empresario ha llevado a Tokio, Shanghái, México o Argentina.

Historia del Barceló

El edificio del Teatro Barceló fue diseñado por el arquitecto Luis Gutiérrez Soto. Con 3.200 metros cuadrados de superficie útil repartidos en seis plantas, en sus orígenes, en los años treinta, fue una sala de cine y un teatro, hasta que en 1980 se convirtió en todo un nombre propio de la noche: Pachá.

Foto: Pablo Trapote, hijo del empresario Pedro Trapote (Vanitatis)

Fue el empresario Ricardo Urgell quien fundó el Grupo Pachá en 1967 y compró este edificio activo para traerlo a la capital, abriendo las puertas a la famosa movida madrileña. En 1996, Trapote adquirió el inmueble y la gestión de la discoteca, que junto a Joy Eslava se convirtió en el sitio al que ir de la gente guapa de Madrid.

Sin embargo, las diferencias entre la familia Trapote y los dueños de Pachá llevaron a romper las relaciones en 2013, cuando recuperó su pasado nombre de Teatro Barceló y se transformó en la sala de fiestas actual.

Tras muchos años dejándose querer, Pedro Trapote ha vendido el mítico Teatro Barceló de Madrid, una de las salas de fiestas con más historia de la capital, referente de la movida y punto de encuentro durante años de la llamada 'beautiful people'. "Efectivamente, he vendido el edificio", ha reconocido el empresario en conversación telefónica con El Confidencial.

Mercado inmobiliario Contrato de arrendamiento
El redactor recomienda