Es noticia
Menú
El Corte Inglés y su ex-CEO firman la paz con la mayor indemnización de su historia
  1. Empresas
ACUERDO POR 20 MILLONES

El Corte Inglés y su ex-CEO firman la paz con la mayor indemnización de su historia

El grupo ha pagado cerca de 20 millones de euros a Víctor del Pozo, que, como contrapartida, no podrá trabajar en ningún negocio competencia del 'holding' durante dos años

Foto: Víctor del Pozo, a la izquierda de la presidenta de ECI, Marta Álvarez-Guil. (Cedida)
Víctor del Pozo, a la izquierda de la presidenta de ECI, Marta Álvarez-Guil. (Cedida)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Corte Inglés y Víctor del Pozo ya han cerrado definitivamente su relación después de cinco años como consejero delegado y más de dos décadas en plantilla. La compañía y el que fue su primer ejecutivo hasta el pasado mes de marzo han acordado un finiquito bruto de 20 millones de euros, la compensación económica más elevada pagada por el grupo de grandes almacenes en su historia. A cambio, Del Pozo no podrá trabajar en ninguna empresa que sea competidora en algunos de los negocios donde está presente el 'holding' durante dos años.

Pese a lo relevante de la cifra, el pacto ha sido relativamente sencillo por la voluntad de las partes de llegar a un acuerdo amistoso después de una vinculación tan larga. Aunque la salida de Del Pozo fue abrupta, apenas un mes y medio después de ser renovado por cinco años a finales de enero, la relación con Marta Álvarez-Guil, presidenta y heredera de El Corte Inglés, siempre fue cercana y respetuosa.

Foto: Centro Comercial de El Corte Inglés en Portal del Ángel (Barcelona). (Cedida)

Este elevado importe se explica porque, en la junta general de accionistas celebrada el 26 de julio de 2020, el consejo de administración aprobó un plan de incentivos que consistió en la entrega de un total de 243.432 acciones de El Corte Inglés, concedidas en tres tramos de 81.144 títulos, valoradas en 30 millones de euros. El primer 'regalo' se le otorgó el 31 de diciembre de 2020 y el segundo, el último día del pasado año. A Del Pozo aún le queda otro similar que debería recibir en diciembre de este curso, incentivo global de 30 millones de euros que ahora se ha negociado para que Del Pozo lo reciba todo en metálico, ya que los títulos solo los podía ejecutar a partir del quinto año.

La compañía, que además le pagaba en 'cash' una cantidad equivalente a la derivada de aplicar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) sobre la renta derivada de la entrega y la tenencia de las acciones, ya había dotado 3,5 millones con cargo a este incentivo en 2020 y otros 9,2 millones al año siguiente. En total, unos 20 millones de euros brutos que, una vez pasados por la ventanilla de Hacienda, se quedarán en unos 12 millones.

Foto: Edificio de El Corte Inglés en Tarragona. (iStock)

El grupo no ha incluido este pago en las cuentas de 2021, que se cerraron el 28 de febrero, dos semanas antes de que se decidiera la salida de Del Pozo en un consejo extraordinario. Pero sí admite en la memoria anual que a lo largo de 2022 se regularizaría la situación.

Un dinero que tiene su contrapartida, ya que el directivo no podrá ejercer funciones directivas en ninguna empresa que compita con cualquiera de los negocios de ECI. Dado que El Corte Inglés está presente en alimentación, moda, viajes, seguros, logística y servicios varios, como telecomunicaciones, limpieza y seguridad, las posibilidades de Del Pozo se reducen muchísimo por la cláusula de 'non compete'.

Una renovación muy cara

Así le pasó a Jesús Nuño de la Rosa, que dejó la presidencia del 'holding' en el verano de 2019 y en enero de 2020 salió definitivamente del grupo. Dos años y medio después, ha sido contratado como consejero delegado de Air Europa. Aunque fue nombrado como consejero de dos empresas menores, De la Rosa, otro hombre de la casa de toda la vida, no ha podido ejercer funciones directivas durante dos años. Su indemnización fue de unos seis millones de euros.

Foto: Un cliente tira de la puerta para entrar en un centro de El Corte Inglés. (Reuters)

Algo parecido le ocurrió a Dimas Gimeno, que percibió 8,7 millones de liquidación en julio de 2018, tras cuatro años en la presidencia, sustituido precisamente por De la Rosa. El sobrino de Isidoro Álvarez creó Kapita en octubre de ese año para invertir parte de sus ahorros, pero Wow, su gran proyecto 'retail', una combinación de tienda física innovadora y plataforma 'online', no lo arrancó hasta finales de 2020.

En total, El Corte Inglés ha gastado cerca de 45 millones de euros para renovar su primera línea ejecutiva —con la destitución de los tres últimos consejeros delegados y presidentes— y el consejo de administración, del que salieron históricos como Carlos Martínez Echevarría y Florencio Lasaga. Una transformación liderada por Marta Álvarez, que ha confiado en José María Folache (ex de Carrefour y Tous) y en Santiago Bau, procedente de Goldman Sachs, para apuntalar el futuro una vez recuperada la solvencia financiera tras la entrada de Mutua Madrileña en el capital.

El Corte Inglés y Víctor del Pozo ya han cerrado definitivamente su relación después de cinco años como consejero delegado y más de dos décadas en plantilla. La compañía y el que fue su primer ejecutivo hasta el pasado mes de marzo han acordado un finiquito bruto de 20 millones de euros, la compensación económica más elevada pagada por el grupo de grandes almacenes en su historia. A cambio, Del Pozo no podrá trabajar en ninguna empresa que sea competidora en algunos de los negocios donde está presente el 'holding' durante dos años.

El Corte Inglés Víctor del Pozo Marta Álvarez Gull
El redactor recomienda