Es noticia
Menú
Antolin multiplica sus pérdidas por Rusia y pierde al fundador de Cabify
  1. Empresas
POR LA CRISIS DE LOS CHIPS

Antolin multiplica sus pérdidas por Rusia y pierde al fundador de Cabify

El grupo burgalés registró unos números rojos de 33 millones de euros, con una cifra de negocios estancada, una caída del 15% del beneficio de explotación y más deuda

Foto: Vehículos en la carretera. (EFE/Enric Fontcuberta)
Vehículos en la carretera. (EFE/Enric Fontcuberta)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Grupo Antolin, uno de los dos mayores fabricantes españoles de piezas para automóviles, presentó este martes sus resultados del primer semestre del año después de que hace una semana lo hiciera Gestamp, su gran competidor. La compañía burgalesa, con una plantilla de 25.000 personas, anunció unas pérdidas de 33 millones de euros entre enero y junio tras deteriorar su filial en Rusia debido al impacto de la guerra en Ucrania, al tiempo que redujo un 14,7% su beneficio operativo o ebitda y elevó su deuda neta.

El 'holding', que el pasado mes de mayo sustituyó al consejero delegado en favor de Ramón Sotomayor, comunicó a los bonistas que sus ingresos cayeron un 0,8%, hasta los 2.099 millones de euros, en el primer semestre del año. Un descenso que Antolin atribuye a la menor producción de coches eléctricos, su gran apuesta, que a nivel mundial se redujo un 1%, hasta los 38,9 millones de unidades. El aumento del 1,1% de los costes, por el incremento de los salarios, se tradujo en una caída de casi el 15% del beneficio operativo, hasta los 145,9 millones de euros.

Lo más preocupante es que el margen de beneficios fue del 6,9%, frente al 8,1% del mismo periodo de 2021, lo que pone de manifiesto que la compañía tuvo que reducir los precios para mantener las ventas. La parte baja de la cuenta de resultados reflejó unas pérdidas de 33 millones, frente a los 2,5 millones anteriores, derivadas en gran parte de la dotación de 15 millones contabilizada por el negocio en Rusia. El grupo castellano, de cuyo consejo asesor ha salido el fundador de Cabify, Juan de Antonio, que apenas ha estado un año y medio en el cargo, da ya por perdido su negocio en Moscú mientras dure el conflicto, por lo que ha optado por provisionarlo al completo.

Foto: Grupo Antolin ha creado una joint venture en China para desarrollar conjuntamente productos electrónicos avanzados.

No obstante, la compañía optó, como hiciera Gestamp, por destacar una mejora de los negocios en el segundo trimestre, entre abril y junio, periodo en el que los ingresos crecieron un 7,4%, hasta los 1.117,9 millones. Un aumento que se explica por el efecto de las divisas, sobre todo del dólar, que benefició a la cuenta de resultados (44 de los 77 millones proceden de la moneda estadounidense), así como a un aumento de la producción de coches eléctricos del 1,45%, pese a la disrupción de la cadena de suministro por la falta de chips.

El ebitda se incrementó en 11,8 millones, hasta los 86,4 millones, un 15,8% más, gracias al comportamiento de las divisas, que aportaron 7,8 millones, y al plan de optimización de costes emprendido por la nueva dirección de Antolin. No obstante, el trimestre estanco acabó también con unos números rojos de 10,1 millones, por el ‘impairment’ de la filial en Rusia, frente a las pérdidas de 9,8 millones registradas entre abril y junio de 2021.

Bonos en picado

La deuda bruta del grupo se situó en 1.181 millones de euros, una cifra similar a la que tenía al cierre del ejercicio anterior, mientras que la neta se disparó hasta los 907 millones, 147 millones más. Esta cifra supone una ratio de apalancamiento de 4,8 veces, proporción que empieza a preocupar a los acreedores. Del total del pasivo, 631 millones están en manos de bonistas, mientras que cerca de 500 millones han sido prestados por bancos nacionales.

Foto: El 75% d el valor de un coche lo aporta el sector de componentes, frenos, neumáticos, asientos, volante...

Las dos emisiones que Antolin tiene en la Bolsa de Luxemburgo reaccionaron de forma positiva a los resultados trimestrales, después de acumular meses de caídas. Los bonos cotizan ahora a 71 sobre su valor contable, después de empezar el año por encima de 94 y haber tocado fondo a mediados de julio a poco más de 66. En un año se han depreciado cerca de un 30%, lo que ha convertido la deuda del grupo burgalés en alto riesgo —calificación de B, según Moody´s— o especulativa.

Fuentes oficiales de la compañía, que en 2020 perdió 143 millones y en 2021, 84 millones, se muestran confiadas en "cumplir lo acordado con sus bancos. La empresa espera una evolución positiva de su negocio este año". El grupo llegó a un acuerdo con sus entidades financieras a finales del pasado año sobre los 'covenants' o cláusulas financieras de obligado cumplimiento del préstamo sindicado "ante las desafiantes condiciones de la industria por el impacto de la escasez de semiconductores y el alza de las materias primas". Una dispensa que finalizó el pasado 30 de junio y que ahora deberá atender.

Grupo Antolin, uno de los dos mayores fabricantes españoles de piezas para automóviles, presentó este martes sus resultados del primer semestre del año después de que hace una semana lo hiciera Gestamp, su gran competidor. La compañía burgalesa, con una plantilla de 25.000 personas, anunció unas pérdidas de 33 millones de euros entre enero y junio tras deteriorar su filial en Rusia debido al impacto de la guerra en Ucrania, al tiempo que redujo un 14,7% su beneficio operativo o ebitda y elevó su deuda neta.

Grupo Antolin Ucrania Moodys Cabify
El redactor recomienda