Es noticia
Menú
Más allá del fútbol: así invierten los iconos del deporte en la milmillonaria industria de los gimnasios
  1. Empresas
DE LOS ESTADIOS A LOS NEGOCIOS

Más allá del fútbol: así invierten los iconos del deporte en la milmillonaria industria de los gimnasios

Sergio Ramos acaba de abrir un gimnasio en Madrid tras aliarse con el dueño de McFit y Cristiano Ronaldo ha introducido su marca de fitness en Portugal tras crecer en España.

Foto: Entrada del Crunch Fitness de Nueva York, gimnasio de Cristiano Ronaldo. (EFE)
Entrada del Crunch Fitness de Nueva York, gimnasio de Cristiano Ronaldo. (EFE)

Los deportistas que también se aventuran a hacer inversiones a menudo lo hacen en sectores relativamente refugio, como el inmobiliario, pero cada vez es más habitual que destinen parte de su patrimonio a invertir en un negocio que conocen de primera mano, el suyo. Y, ya dentro de esta industria, el fitness ha sido una de las apuestas frecuentes en estos últimos tiempos. Desde Cristiano Ronaldo a Sergio Ramos, pasando por Fernando Torres o Rafinha, todos ellos han emprendido con los gimnasios.

Se trata de un sector que en España movió más de 1.500 millones de euros en 2021, pero que antes de la pandemia llegó a generar más de 2.230 millones, según un informe elaborado por Deloitte y la asociación EuropeActive. A escala global, esta industria facturó más de 96.700 millones de dólares (91.730 millones de euros). Creció de media un 5% anual entre 2017 y 2019, un periodo en el que la economía global reportó un crecimiento medio anual del 3,1%, según datos del Banco Mundial. El fitness creció a un ritmo superior a la media, y los grandes iconos del deporte se han lanzado a invertir en este sector.

Foto: "Nonna", la abuela fitness de 62 años que cambió de vida y ha corrido siete maratones (Instagram @lanonnafit)

"El motivo fundamental que los lleva a invertir en el sector deportivo es que lo conocen y lo viven desde dentro; los deportistas aportan valores intangibles, desde contactos hasta conocimiento del sector", explica Álvaro Marco, socio del área de corporate M&A de BDO. El último en invertir aquí ha sido Sergio Ramos, que ha firmado una joint venture con el dueño de McFit para traer a España la cadena John Reed. La primera apertura se produjo meses atrás en Madrid y hay voluntad de seguir creciendo.

Antes le precedió su excompañero de equipo, Cristiano Ronaldo, que también firmó una alianza con una cadena internacional. En su caso fue con Crunch Fitness, con la que lanzó CR7 Fitness by Crunch y hace unos meses llevó la marca a Portugal, país natal de Ronaldo. Ya suma 13 clubes, entre los centros operativos y los que están en proceso de apertura en el mercado luso. Tanto Ronaldo como Ramos se involucran en la creación de contenidos para la plataforma online de entrenamiento.

Fernando Torres, por su parte, es el propietario de Nine Fitness, que opera tres centros en la Comunidad de Madrid. A diferencia de Ramos o Ronaldo, el rojiblanco optó por fundar su propia cadena desde cero, sin apostar por un grupo reconocido a escala internacional, que es la opción que suelen elegir las grandes estrellas del deporte. Otra de las excepciones es Rafinha, que en su momento invirtió en Templum BCN, un club especializado en artes marciales del que posteriormente desinvirtió.

Foto: Fernando Torres en su último partido con el Atlético de Madrid. (EFE)

La presencia de atletas profesionales en operadores de fitness no es un fenómeno que se dé solo en el fitness español. De hecho, en Estados Unidos es habitual que deportistas de élite inviertan en esta industria y apuesten por el modelo de franquicia. Shaquille O’Neal es uno de ellos.

La exestrella de la NBA no solo es propietario de un centenar de restaurantes Five Guys y más de cien lavanderías de coches, sino que también cuenta con más de cuarenta clubes 24 Hour Fitness. Draymond Green también ha demostrado ser un atleta con inquietudes a la hora de gestionar su patrimonio, llegando a invertir en Blink Fitness, la cadena de gimnasios de bajo coste de Equinox, uno de los principales grupos de gimnasios del país.

placeholder El exjugador de baloncesto, Shaquille O'Neal. (Reuters)
El exjugador de baloncesto, Shaquille O'Neal. (Reuters)

La exestrella de la MLB Álex Rodríguez no solo es accionista de los Minnesota Timberwolves, sino que también es uno de los principales franquiciados de UFC Gym, la cadena de centros especializados en artes marciales mixtas impulsada por Ultimate Fighting Championship. Rodríguez debutó en el mundo de las inversiones hace veinte años, cuando fundó A-ROD Corp, empresa especializada en el sector inmobiliario a través de fondo de capital privado Monument Capital Management. Tras invertir también en la industria de la compraventa de coches, optó por hacerlo también en el sector deportivo.

Pero si hay un icono del deporte que se ha lanzado a hacer negocio en el sector del fitness, ese ha sido Floyd Mayweather. El boxeador creó Mayweather Boxing + Fitness, que este año ha anunciado la apertura de 100 franquicias en todo el mundo, 20 de ellas en Estados Unidos. La cadena ya cuenta con más de 200 instalaciones. A diferencia de UFC Gym, que está muy centrada en el entrenamiento especializado en artes marciales, la cadena de gimnasios de Mayweather combina áreas de boxeo con las zonas tradicionales de entrenamiento de cardio y musculación con el fin de llegar a un público más amplios que no solo busca boxear.

Los deportistas que también se aventuran a hacer inversiones a menudo lo hacen en sectores relativamente refugio, como el inmobiliario, pero cada vez es más habitual que destinen parte de su patrimonio a invertir en un negocio que conocen de primera mano, el suyo. Y, ya dentro de esta industria, el fitness ha sido una de las apuestas frecuentes en estos últimos tiempos. Desde Cristiano Ronaldo a Sergio Ramos, pasando por Fernando Torres o Rafinha, todos ellos han emprendido con los gimnasios.

Sergio Ramos Cristiano Ronaldo Floyd Mayweather
El redactor recomienda