Es noticia
Menú
La Fórmula 1 regresa con fuerza a EEUU con los Grandes Premios de Austin, Miami y Las Vegas
  1. Empresas
OBJETIVO: 30 GP POR TEMPORADA

La Fórmula 1 regresa con fuerza a EEUU con los Grandes Premios de Austin, Miami y Las Vegas

Liberty Media Corp, la propietaria de la competición, ha puesto el foco en el incremento de audiencia del país norteamericano para superar los 1.380 millones de dólares de facturación

Foto: A la hora de diseñar el cambio de estrategia de Liberty Media Corp han pesado las audiencias televisivas. (Fuente: Fórmula 1)
A la hora de diseñar el cambio de estrategia de Liberty Media Corp han pesado las audiencias televisivas. (Fuente: Fórmula 1)

En solo dos años, el Mundial de Automovilismo ha sumado dos nuevos Grandes Premios estadounidenses —Miami y Las Vegas—, que se unen al que ya se celebraba en Austin, gracias al impulso de Liberty Media Corp, compañía propietaria de la Fórmula 1. De esta forma, Stefano Domenicali, presidente ejecutivo de la competición, quiere potenciar y priorizar el mercado norteamericano y convertirlo en un producto premium para dar un nuevo salto de facturación, que ya supera los 1.380 millones de dólares anuales. Hasta el momento, el protagonismo recaía sobre Europa y otros destinos dispuestos a abonar los más de 25 millones de cuota, como Singapur, Corea, India, China o Malasia.

Hasta que se incorporó el circuito de Indianápolis a la Fórmula 1 en 2012, Estados Unidos permanecía fuera de los planes del campeonato desde hacía una década. No fue hasta 2012 cuando el COTA (Circuit of the Americas) se alzó como la gran opción para EEUU, ganándose la aprobación de los equipos y también de la afición, catapultado por una serie de Netflix que explicaba los detalles de la competición. Gracias esta producción, Austin logró la pasada temporada la mayor afluencia de público de toda la historia a un Gran Premio, con 400.000 personas.

Catapultado por una serie de Netflix que explicaba los detalles de la F1, el GP de Austin logró la mayor asistencia de la historia

Otro de los movimientos que ha dejado clara la postura de Liberty Media Corp con el mercado estadounidense es la compra de un terreno por 240 millones de dólares para construir tanto el ‘paddock’, como un complejo de pits, para el Gran Premio que volverá a Las Vegas en 2023, tras cuatro décadas de ausencia. El circuito en cuestión urbano y la carrera nocturna. La gestora se hizo con 15,7 hectáreas al este del trazado con el objetivo de poder controlar el diseño del espacio. En este sentido, Domenicali aseguraba en una entrevista que “que hay otras ciudades que están interesadas en la F-1” y “también existe potencial para estar pronto en África.”, aseguraba el presidente de la competición.

Respecto al circuito de Miami —que entra en el calendario este año—, la intención de Liberty ha sido crear un negocio millonario alrededor de todo lo que rodea al Gran Premio. Los organizadores estiman que podría tener un impacto económico cercano a los 400 millones de dólares, especialmente en la zona del Miami Gardens, lugar en el que se ubica el Hard Rock Stadium.

placeholder Parte del trazado del circuito de Austin (EEUU) visto desde el aire. (Fuente: Fórmula 1)
Parte del trazado del circuito de Austin (EEUU) visto desde el aire. (Fuente: Fórmula 1)

A la hora de diseñar el cambio de estrategia de Liberty Media Corp han pesado las audiencias televisivas. De esta forma, el acumulado de 2021 logró alcanzar los 1.550 millones de espectadores a nivel global, un 4% más que en el año de inicio de la pandemia, de acuerdo con las cifras oficiales de la Fórmula 1. En el caso de los espectadores únicos, es decir los que vieron al menos una carrera durante la temporada, el acumulado es de 445 millones, con un incremento de un 53% en EEUU, poniendo de manifiesto el interés que los Grandes Premios tienen entre los aficionados ‘yankees’. La gestora del Mundial de Automovilismo espera alcanzar los treinta trazados por temporada a medio plazo.

En solo dos años, el Mundial de Automovilismo ha sumado dos nuevos Grandes Premios estadounidenses —Miami y Las Vegas—, que se unen al que ya se celebraba en Austin, gracias al impulso de Liberty Media Corp, compañía propietaria de la Fórmula 1. De esta forma, Stefano Domenicali, presidente ejecutivo de la competición, quiere potenciar y priorizar el mercado norteamericano y convertirlo en un producto premium para dar un nuevo salto de facturación, que ya supera los 1.380 millones de dólares anuales. Hasta el momento, el protagonismo recaía sobre Europa y otros destinos dispuestos a abonar los más de 25 millones de cuota, como Singapur, Corea, India, China o Malasia.

Fórmula 1 Estados Unidos (EEUU) Las Vegas Cotizalia Sports
El redactor recomienda