Es noticia
Menú
Alivio para los bancos: el BCE mantiene los 'beneficios caídos del cielo'
  1. Empresas
POLÍTICA MONETARIA

Alivio para los bancos: el BCE mantiene los 'beneficios caídos del cielo'

Día perfecto para los bancos: 50 puntos más de tipos, un blindaje para su deuda soberana y una extensión del TLTRO. La pega, que llegó un día antes de ver a Calviño

Foto: Christine Lagarde y Luis de Guindos, presidenta y vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE). (Reuters/Wolfgang Rattay)
Christine Lagarde y Luis de Guindos, presidenta y vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE). (Reuters/Wolfgang Rattay)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los bancos vieron este jueves de cerca la cuadratura de círculo. Casi todo lo que podía salir bien en la reunión del Banco Central Europeo (BCE) lo hizo. La presidenta Christine Lagarde anunció la subida de tipos en dos escalones, la creación del mecanismo antifragmentación y, por si fuera poco, decidió no tocar las condiciones de las líneas de financiación que dio en 2020 (TLTRO III), con lo que se mantendrán los 'beneficios caídos del cielo'.

La cuadratura no fue completa porque estas medidas llegaron un día antes de la reunión que los banqueros españoles tendrán este viernes con la vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, en la que se discutirá el nuevo impuesto a la banca anunciado por Pedro Sánchez. La medida del BCE protegerá unos 1.000 millones de ingresos para las entidades, frente a los 1.500 millones de impuestos que exige el Gobierno.

De este modo, en las últimas semanas, el BCE había estado estudiando cómo limitar los márgenes que obtienen las entidades financieras a través de los 'beneficios caídos del cielo': el resultado que se obtiene de dejar la financiación de los TLTRO III en el propio banco central. Este arbitraje ha permitido a los grupos europeos salvar parte de sus márgenes durante los últimos años, en que los tipos de interés han estado en negativo.

Foto: La presidenta del BCE, Christine Lagarde. (Reuters/Wolfgang Rattay)

El banco central puso en marcha estos manguerazos de liquidez, por más de dos billones de euros, para evitar que las entidades cerraran el grifo del crédito en un momento de gran incertidumbre. Lo que el BCE pretende al mantener estas condiciones es precisamente intentar que las entidades no endurezcan las condiciones de financiación a sus clientes.

Puerta abierta

“El BCE no ha corregido la fórmula de cálculo [de los TLTRO] en la reunión debido al foco en el TPI [Instrumento de Protección de la Transmisión, por sus siglas en inglés], aunque creemos que el tema podría volver pronto, ya que el mayor margen representa un estímulo monetario adicional para los bancos europeos, y se acumula independientemente del comportamiento crediticio futuro”, exponen desde Morgan Stanley.

Este mismo banco de inversión calculaba hace algunas semanas que los bancos españoles hubieran dejado de ganar 1.000 millones con el endurecimiento de esta medida: 256 millones de CaixaBank, 232 millones de Santander España, 137 millones de BBVA España, 135 millones de Sabadell, 46 millones de Bankinter y 41 millones de Unicaja.

Foto: Sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort. (Reuters/Wolfgang Rattay)

Estas buenas noticias son una losa para los bancos en el debate frente al Gobierno por el nuevo impuesto. Las entidades seguirán peleando contra este tributo, como afirmó María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter: “Si hay resquicios, pelearemos, valoraremos todas las posibilidades”, señaló en la rueda de prensa de resultados.

La banquera justificó que las entidades financieras no están detrás de la subida de la inflación, por lo que endurecer su fiscalidad tan solo puede tener efectos negativos para la recuperación. Quedan semanas de debate en este sentido, aunque a buen seguro el Gobierno usará los 1.000 millones de 'beneficios caídos del cielo' a su favor.

Los bancos vieron este jueves de cerca la cuadratura de círculo. Casi todo lo que podía salir bien en la reunión del Banco Central Europeo (BCE) lo hizo. La presidenta Christine Lagarde anunció la subida de tipos en dos escalones, la creación del mecanismo antifragmentación y, por si fuera poco, decidió no tocar las condiciones de las líneas de financiación que dio en 2020 (TLTRO III), con lo que se mantendrán los 'beneficios caídos del cielo'.

Banco Central Europeo (BCE) Banca
El redactor recomienda