Es noticia
Menú
Los empresarios turísticos: ni en verano "nos vamos a forrar" ni tampoco habrá "catástrofe" en otoño
  1. Empresas
El sector, en tensión

Los empresarios turísticos: ni en verano "nos vamos a forrar" ni tampoco habrá "catástrofe" en otoño

Exceltur niega la lectura "injustificada, especulativa y arbitraria" de analistas financieros con el pesimismo a partir de octubre

Foto: Foto: EFE/Alba Feixas.
Foto: EFE/Alba Feixas.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

¿Un verano espectacular y luego unos nubarrones de espanto que dejarán temblando al sector? Nadie duda de que estos meses de temporada alta turística cumplirán con el guion establecido: aumento de las reservas, todos los destinos a tope de visitantes y ganas de gastar. Bien. ¿Y a partir de octubre?

Exceltur (Alianza para la Excelencia Turística) expone su propia visión sobre lo que está pasando y lo que ocurrirá tras septiembre: "Ni nos vamos a forrar este verano ni habrá una catástrofe en otoño", sentencia José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, en declaraciones a El Confidencial.

Foto: Complejos hoteleros frente a la playa de Anfi del Mar, en Gran Canaria.

Zoreda niega la lectura de algunos analistas financieros que señalaban su pesimismo en el sector tras el verano. "Es muy injustificada, especulativa y arbitraria. Son especulaciones a futuro castigando a grandes empresas del turismo español que tendrán los mejores resultados del año", explica.

El análisis trimestral

Avanza un poco más en su análisis: la radiografía del segundo trimestre "no puede ser mejor"; la del tercero es "espectacular" y en el cuarto se observa "una pequeña ralentización", pero aun así la recuperación será "una evidencia" partiendo de un primer trimestre "muy malo". "En ningún caso, consultando con las empresas, tenemos una visión catastrofista para el cuarto trimestre", apunta el directivo español.

El extraordinario crecimiento de la demanda no se ha traducido todavía en una mejora de márgenes de las compañías turísticas porque en paralelo también ha subido la inflación. De media, solo se ha podido repercutir un 23,4% de los sobrecostes en los precios. También es verdad que existe una asimetría y desigualdad "enorme" entre las grandes compañías y las pequeñas.

Sumario

"Ojo, que esto no está solucionado", advierte. Y recuerda que el turismo español acaba de salir "del mayor agujero que hemos tenido en la historia" y aunque muchos miles de empresas se han quedado en el camino las que han podido aguantar lo han hecho con desinversiones o un endeudamiento muy elevado. Y ahora hay que empezar a devolver los créditos.

Foto: España se encamina hacia un verano histórico.

"Algunas empresas están tensionadas porque no están teniendo todos los márgenes que hubiera sido deseable con este espectacular remonte de demanda. No se pueden lanzar las campanas al vuelo. No es un sector que se puede quedar aparcado dentro de las prioridades del país porque ya se ha salido del hoyo", remarca Zoreda. En ningún caso, el sector puede decir que no habrá riesgo en los próximos cinco años. Continúa la incertidumbre.

¿Generador de inflación?

El vicepresidente ejecutivo de Exceltur también desmiente que el sector turístico se haya convertido en un generador de inflación, como subrayaba el INE en una reciente nota. El turismo español perdió más de 80.000 millones de euros de actividad en 2021 y cree que no se puede comparar 2022 con el año pasado. En 2021 los precios bajaron cerca del 20%. "No se pueden comparar ambos ejercicios, porque el año pasado fue un descalabro. Compárelo con 2019, que es el último año normal".

¿Y qué ocurre cuando se hace la comparativa de 2022 con 2019? Los precios de la economía española han subido un 10,6%, pero las tarifas en promedio del sector turístico hasta el mes mayo (en la comparativa 2022-2019) habían crecido un 6,5%. "Es al revés, estamos restando la inflación". Todo apunta a que los precios aumentarán en un porcentaje mucho más contundente de junio a septiembre y se contribuirá a la senda inflacionista.

Foto: Personas en un chiringuito de Málaga. (EFE/Daniel Pérez)

Zoreda insiste en la asimetría del sector. Mientras los hoteles han aumentado un 8% sus tarifas, los precios de las compañías aéreas se sitúan en un -3,6%%. "Ya veremos el futuro. Hay una tensión de sobrecostes que, o la asumes y tienes menos margen, o bien tratas de pasársela al consumidor, si puedes, con el riesgo de que te afecte a la demanda".

Exceltur sigue insistiendo en la necesidad de un Perte específico para el sector y no entiende cómo la Secretaría de Estado de Turismo "no lo ve". "Quieren priorizar la España vacía dando oportunidades para que generen actividad turística, y no nos parece mal, socialmente es correcto, pero no puede ser que las grandes fábricas que sostienen el buque del turismo se queden fuera de un gran proyecto transformador". Y remata el directivo: "No hay peor batalla que la que no se intenta".

¿Un verano espectacular y luego unos nubarrones de espanto que dejarán temblando al sector? Nadie duda de que estos meses de temporada alta turística cumplirán con el guion establecido: aumento de las reservas, todos los destinos a tope de visitantes y ganas de gastar. Bien. ¿Y a partir de octubre?

Hostelería