Es noticia
Menú
Telefónica prestó sus aviones privados al Rey emérito para sus viajes personales
  1. Empresas
SEGÚN LA FISCALÍA Y HACIENDA

Telefónica prestó sus aviones privados al Rey emérito para sus viajes personales

Juan Carlos I se benefició de su relación de amistad con César Alierta para usar alguno de los cuatro 'jets' que la compañía de telecomunicaciones llegó a tener hasta 2019

Foto: César Alierta, expresidente de Telefónica.
César Alierta, expresidente de Telefónica.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Telefónica fue una de las compañías que prestó sus recursos corporativos para que Juan Carlos I se moviese por todo el mundo en viajes personales cuando abdicó como Rey de España. Así consta en la documentación en manos de la Fiscalía Anticorrupción y en el Ministerio de Hacienda, después de que la Agencia Tributaria le haya reclamado información sobre los regalos recibidos por grandes empresas una vez que dejó la jefatura del Estado en 2014 tras los escándalos sobre su vida privada.

Según fuentes próximas al caso, el Rey emérito se sirvió de algunos de los cuatro aviones privados que Telefónica tuvo hasta 2019 para viajar fuera de España, gracias a su buena relación con César Alierta, presidente del grupo de telecomunicaciones desde el verano de 2000 hasta abril de 2016. Alierta, que solía recibir a Juan Carlos I en las propias instalaciones de la compañía para hablar de los temas privados del monarca, incluidas sus inversiones, así como a Juan Luis Cebrián, expresidente de Prisa, le cedió las aeronaves en numerosas ocasiones, según aseguran fuentes cercanas al grupo dirigido ahora por José María Álvarez-Pallete.

La Fiscalía Anticorrupción y la Agencia Tributaria ya tienen en sus manos los datos de lo que el Rey emérito ha defendido como atenciones protocolarias abonadas por terceros en el marco de la investigación llevada a cabo para saber si el uso de los aviones corporativos y la asistencia habitual a monterías debían haber sido declarados. Unas pesquisas que son la prolongación de la regularización fiscal que el padre de Felipe VI realizó en enero de 2021 de forma “voluntaria” y “espontánea” para evitar ser imputado por la Fiscalía del Tribunal Supremo después de haber recibido donaciones millonarias desde sociedades en el extranjero.

Foto: La portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez. (EFE/Fernando Alvarado)

Telefónica afirma no disponer de los registros de las personas que utilizaron las aeronaves, ya que la Ley 3/2018 sobre protección de datos le obliga a destruir esta información confidencial tres meses después de cada vuelo. Pero otras fuentes cercanas al grupo participado por BBVA y La Caixa reconocen la cesión de las aeronaves al emérito, que en su día ya pidió a Alierta que colocase a su yerno Iñaki Urdangarin en Telefónica Internacional con una remuneración de dos millones por año. Además, aseguran que los aviones de la empresa fueron utilizados también por algún exministro del Partido Popular muy cercano al presidente de la operadora, así como por políticos del PSOE, como la exdirigente socialista Susana Díaz. El Confidencial ha intentado sin éxito conseguir la versión de los asesores del Rey emérito sobre esta información.

Desde Telefónica, indican que “la Comisión de Auditoría aprobó un reglamento muy estricto según el cual los aviones de la compañía solo pueden ser utilizados para fines estrictamente profesionales”. Una decisión que fue corroborada por el consejo de administración, lo cual demuestra la relevancia que se le dio internamente a una norma que sería de sentido común. Sin embargo, estas fuentes oficiales han declinado precisar cuándo se impuso dicha medida, si antes o después de la dimisión de Alierta o cuando Pallete tomó la presidencia en la primavera de 2016.

Una de las primeras medidas de Pallete fue poner orden en Lotca Servicios Integrales, que era propietaria de cuatro aviones privados

Otras fuentes próximas a la multinacional española indican que esta normativa interna fue ordenada por Pallete para evitar este tipo de actuaciones, de las que estaba al tanto debido a que había sido consejero delegado desde 2012. De hecho, una de las primeras medidas adoptadas por Pallete fue poner orden en Lotca Servicios Integrales, la sociedad de Telefónica que era propietaria de cuatro aviones privados.

Operación limpieza

En primer lugar, puso al frente a Miguel Sánchez San Venancio, el responsable de Seguridad, fichado meses antes desde el CNI. En octubre, cambió su modelo de gestión para sustituir una estrategia anterior por la cual refacturaba a Telefónica los gastos de explotación, la amortización de las aeronaves y los costes financieros. En otras palabras, cualquier gasto iba siempre a la cuenta de la matriz y después se la deducía la filial. Táctica contable que le supuso un expediente de más de 2,5 millones por parte de la Agencia Tributaria sobre el IVA de determinadas facturas. Desde ese momento, Telefónica solo pagaba las horas de vuelo.

Lotca llegó a tener una deuda de más de 90 millones de euros, que fue lo que se gastó en los cuatro aviones y que Pallete redujo casi a cero al capitalizar dos préstamos participativos que se convirtieron en patrimonio. Una maniobra con la que evitó que entrase en causa de disolución y que fue seguida por la desinversión de tres de los cuatro aviones privados que aún tenía en cartera. Un Gulfstream 200, traspasado a una sociedad propiedad de Antonio Banderas en marzo de 2017, por 4,3 millones de dólares, y un G 550, que fue vendido por 15,5 millones a una empresa austriaca en octubre de ese año. A finales de 2019, se desprendió de otra aeronave, la G550II, por 20,5 millones de dólares.

Foto: El emérito llega a Pontevedra para ver el partido de balonmano de su nieto. (EFE/Salvador Sas)

El pasado 2 de marzo, la Fiscalía archivó la investigación sobre la fortuna oculta de Juan Carlos I. Cuatro años después de que Anticorrupción iniciara las indagaciones, el Ministerio Público dio carpetazo a unas diligencias que llevaron a su protagonista a refugiarse en los Emiratos Árabes en 2020. La decisión se basa en que el monarca gozó de inviolabilidad hasta junio de 2014, en la prescripción de determinados hechos y en las regularizaciones tributarias voluntarias que ha llevado a cabo en el último año. Semanas antes, Pallete había desvinculado a Alierta de la compañía al sustituirlo como presidente de la Fundación Telefónica tras varios desencuentros incómodos, el último con la presencia de Felipe VI, pese al aprecio personal que el actual primer ejecutivo le tenía al que fue su mentor.

Telefónica fue una de las compañías que prestó sus recursos corporativos para que Juan Carlos I se moviese por todo el mundo en viajes personales cuando abdicó como Rey de España. Así consta en la documentación en manos de la Fiscalía Anticorrupción y en el Ministerio de Hacienda, después de que la Agencia Tributaria le haya reclamado información sobre los regalos recibidos por grandes empresas una vez que dejó la jefatura del Estado en 2014 tras los escándalos sobre su vida privada.

César Alierta Rey Don Juan Carlos Fiscalía Anticorrupción José María Álvarez Pallete Noticias de Telefónica
El redactor recomienda