Es noticia
Menú
El golf, un 'driver' del turismo en España que aporta 4.640 millones de euros anuales a la industria
  1. Empresas

El golf, un 'driver' del turismo en España que aporta 4.640 millones de euros anuales a la industria

Cada año 1,2 millones de turistas acuden a España para practicar esta disciplina deportiva, de los cuales un 98,6% proceden de otros países de la Unión

Foto: Xander Schauffele
Xander Schauffele

Cada año 1,2 millones de turistas acuden a España para practicar esta disciplina deportiva, de los cuales un 98,6% proceden de otros países de la Unión Europea. Estos visitantes generan anualmente un volumen de negocio de 11.183 millones de euros.

El turismo asociado al golf se ha convertido en un enorme reclamo para los viajeros internacionales. España recibe anualmente en torno a 1,2 millones de turistas extranjeros, una cifra nada desdeñable si tenemos en cuenta que en Europa hay 4,2 millones de jugadores de golf registrados, de acuerdo con el informe elaborado por la IE University. Estos turistas gastan alrededor de 4.640 millones de euros al año, excluyendo el importe que gastan directamente en los clubes de golf.

Este gasto directo tiene un efecto multiplicador en ingresos indirectos e inducidos que elevan el impacto del gasto turístico en la economía española hasta 11.183 millones de euros. Además, el visitante internacional que acude a España para practicar esta disciplina hace un mayor número de pernoctaciones que el viajero medio, con una diferencia de 11,9 días frente a 7,4 días. En conjunto, la industria del golf tiene un impacto directo en la economía de alrededor de 5.418 millones de euros anuales de los cuales un 85,6% proceden del gasto turístico, mientras el otro 14,4% corresponde a la facturación de los propios campos de golf, según esta escuela de negocios.

Gonzaga Escauriaza, presidente de la Real Federación Española de Golf (Rfeg), remarca a 2Playbook que “España es, en términos de turismo de golf, el segundo país del mundo en importancia, sólo por detrás de Estados Unidos. Asimismo, es preciso destacar la aportación que realiza el deporte del golf al conjunto de la sociedad, teniendo en cuenta que 7 de cada 8 euros generados por esta actividad se producen fuera de los campos de golf, repercutiendo directamente en otros sectores, como restauración, hoteles, taxis, alquiler de coches de alquiler, etc”.

Hay que tener en cuenta que el golf atrae un tipo de turismo desestacionalizador, ya que su temporada alta es en primavera y otoño. Esto también hace que la actividad sea más estable frente a los ciclos económicos, potenciando el turismo en los periodos valle y no exclusivamente en las zonas más vacacionales. Esto hace que el pico de llegada de estos visitantes a España se sitúe fuera de los meses de julio y agosto, ayudando a evitar la concentración de viajeros en los periodos asociados al turismo de sol y playa.

A pesar de que la pandemia de coronavirus hizo que el número de licencias deportivas de esta disciplina aumentara un 4,8% en 2021, por su condición de deporte outdoor, la realidad es que la crisis sanitaria tuvo un fuerte impacto en esta actividad. De hecho, la entrada de turistas internacionales se desplomó un 65% de 2019 a 2020, pasando de 1,08 millones de visitantes a tan solo 310.700, de acuerdo con los datos del Anuario de Estadísticas Deportivas de 2021. Además, la cifra de residentes que practicó golf durante sus viajes también cayó un 53%.

A pesar de ello, no todo son malas noticias y las empresas del sector y las asociaciones se muestran optimistas con las reservas de cara al actual ejercicio. Óscar Santos, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Turismo Activo (Aneta), destaca que, “aunque somos prudentes es cierto que estamos muy optimistas. La temporada de invierno fue brutal y esperamos que a medida que avance el año los datos sean cada vez mejores. Lo que si que es cierto es que tras la pandemia si hay un sector que vemos fuerte es el de los deportes outdoor”.

En cuanto a cuáles son los principales destinos de turismo de golf, sin duda Andalucía es el protagonista indiscutible. La comunidad autónoma cuenta con el mayor número de sociedades propietarias de campos de golf de toda España, con un total de 94. Por detrás se sitúan Cataluña y Castilla y León, con 39 y 38 respectivamente. Además, la región cuenta con el mayor número de visitantes que cuentan con una vivienda en propiedad, un total de 102.439, un factor que aumenta la recurrencia de este tipo de turistas.

Sin embargo, de los nueve clubes españoles más valorados por los turistas europeos, ocho están ubicados entre Tenerife, Gran Canaria y Mallorca. Así, solamente uno se encuentra en la Península Ibérica y se trata del Real Club Valderrama (Cádiz), según un informe elaborado por Infoempresa. Los golfistas europeos eligen como primer destino España (28,5%), seguido de Portugal (17%) y Reino Unido (16%), según datos difundidos por la Real Federación Española de Golf (Rfeg).

El golf busca volver a máximos

A pesar de que 2019 fue un buen año, con 1,08 millones de turistas visitando España para jugar al golf, el dato es un 10% menor que el máximo registrado en 2017, cuando los visitantes internacionales alcanzaron la cifra de 1,21 millones. Para volver a recuperar esta cifra el sector tiene depositada su confianza en la recuperación del golfista británico, que en 2018 concentró un 24,8% del gasto directo total.

El sector turístico y las administraciones públicas son conscientes del potencial económico que tiene esta industria. Por ello, los gobiernos regionales están redoblando sus esfuerzos para acoger nuevas competiciones y así incrementar su atractivo de cara a los aficionados. Este es el caso de la Comunidad de Madrid que recientemente rescataba, nueve años después, un torneo femenino del Ladies Europea Tour (LET) o Cataluña, que ha presentado su candidatura para acoger la Ryder Cup de 2031, para lo que se comprometería a hacer una inversión de alrededor de 200 millones de euros.

Sin embargo, si hay un evento que atraerá visitantes a España ese es la Solheim Cup de 2023, que espera recibir a alrededor de 100.000 espectadores, procedentes de diversos países, especialmente de Europa. Actualmente, la competición para la que todavía falta más de un año, ya ha vendido más de 10.000 entradas. La organización estima que el impacto económico de este evento deportivo rondará los 200 millones de euros, una cifra con la que coincide la Federación Andaluza de Golf.

Cada año 1,2 millones de turistas acuden a España para practicar esta disciplina deportiva, de los cuales un 98,6% proceden de otros países de la Unión Europea. Estos visitantes generan anualmente un volumen de negocio de 11.183 millones de euros.

Internacional Golf Reino Unido
El redactor recomienda