Es noticia
Menú
Abengoa pide dos meses al juez para evitar la liquidación tras el rechazo a su rescate
  1. Empresas
LA PLANTILLA SEGUIRÁ MOVILIZÁNDOSE

Abengoa pide dos meses al juez para evitar la liquidación tras el rechazo a su rescate

Clemente Fernández insiste en que hay inversores interesados y pide tiempo, mientras EY estudia presentar preconcurso en varias filiales para blindarlas durante cuatro meses

Foto: Trabajadores de Abengoa se concentran en Sevilla para pedir al Gobierno una solución. (EFE/Julio Muñoz)
Trabajadores de Abengoa se concentran en Sevilla para pedir al Gobierno una solución. (EFE/Julio Muñoz)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Abengoa lleva tanto tiempo conviviendo con el anuncio de plazos finales que después no lo eran, que en esta ocasión la compañía no llega a creerse que, esta vez sí, este viernes 1 de julio acaba la moratoria concursal aprobada por el Gobierno y la empresa sevillana, que presentó concurso de acreedores hace más de un año, se ve abocada a su liquidación a partir de entonces si no presenta un convenio este jueves. Lo última bala en la recámara: pedir al juez dos meses más de plazo para encontrar una solución privada.

Los trabajadores recibían este lunes casi en estado de 'shock' y con incredulidad la noticia de que el Consejo de Ministros no había tratado su rescate. Unos 200 empleados de Sevilla se manifestaban ante la Delegación del Gobierno central en Andalucía y decidían montar una acampada permanente. Por su parte, la portavoz del Ejecutivo de Pedro Sánchez, Isabel Rodríguez, argumentaba que es la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) la que fija los criterios técnicos para aprobar los rescates que ha llevado a cabo la Administración central.

Foto: Logo de Abengoa. (Reuters/Marcelo del Pozo)

Y la SEPI emitió el pasado miércoles un informe basado en los elaborados por los asesores externos, PKF Attest y Grant Thornton, en que dudaba de los criterios de legibilidad de las seis filiales que iban a recibir los 249 millones solicitados y también de la solvencia del plan de viabilidad para la devolución de las ayudas.

Abengoa, que tenía cinco días para recurrir, apenas tardó 24 horas en presentar sus alegaciones con la intención de ganar tiempo, pero, desde entonces, el silencio administrativo se ha apoderado del ente público y, por extensión, del Gobierno central.

Posibles salidas

Frente a la situación de pesimismo y desconcierto en la multinacional sevillana, el presidente de Abengoa, Clemente Fernández, insiste en que “aún hay salidas”, para lo que pide tiempo.

Foto: Trabajadores de Abengoa, en una imagen de archivo. (EFE/Muñoz)

El expresidente de Amper asegura a El Confidencial que el rescate de SEPI era una mala solución con la que el Gobierno dejaba Abengoa en manos del fondo norteamericano TerraMar Capital, mientras que ahora va a explorar otras soluciones.

El directivo cántabro asegura que existen grupos interesados —este miércoles se reunirá con dos posibles inversores en Madrid— e insiste en que la solución requiere “menos dinero nuevo” pero el mantenimiento de los cerca de 300 millones en avales de Cesce, la aseguradora pública.

Foto: Movilización trabajadores de Abengoa. (EFE/Julio Muñoz)

Abenewco va a solicitar hoy al juez Miguel Ángel Navarro Robles, que encabeza la Sección Tercera del Tribunal Mercantil de Sevilla y está encargado del caso de Abengoa, dos meses de plazo para evitar la liquidación de la compañía. La empresa considera que en ese tiempo puede llegar a un acuerdo con los acreedores al margen del rescate fallido de la SEPI.

"Una caja estanca"

Su idea es negociar con los acreedores, crear una “caja estanca en la que meter las unidades productivas necesarias para mantener el negocio sin que se vean afectadas por los riesgos esgrimidos por la SEPI”, es decir, los posibles pleitos por cerca de 800 millones de euros en que podría incurrir Abenewco.

Ir a convenio de acreedores no tiene por qué ser malo en nuestro caso, en el que los acreedores ya saben que lo tienen todo perdido y lo que hay que negociar es un buen acuerdo que permita una salida en lugar de la liquidación”, explica.

Foto: Protesta de los trabajadores de Abengoa. (EFE/Julio Muñoz) Opinión

Por su parte, desde la empresa encargada de la administración concursal, la consultora EY, también estudian en estos días todos los escenarios posibles tras esta negativa del Gobierno al rescate de Abengoa, la matriz del grupo, que es la que está en concurso de acreedores. Fuentes de la empresa reconocen a El Confidencial que uno de esos escenarios es llevar a preconcurso de acreedores a varias filiales más destacadas para blindarlas, ya que eso le da un plazo de cuatro meses mientras se negocia la situación de la matriz y el resto del grupo.

Las próximas horas serán críticas para el futuro de Abengoa, ya que este martes se producirán varias reuniones y decisiones que permitirán conocer si el juez amplía el plazo para negociar el convenio con los acreedores, así como los pasos que va a dar la compañía hasta el viernes.

Abengoa lleva tanto tiempo conviviendo con el anuncio de plazos finales que después no lo eran, que en esta ocasión la compañía no llega a creerse que, esta vez sí, este viernes 1 de julio acaba la moratoria concursal aprobada por el Gobierno y la empresa sevillana, que presentó concurso de acreedores hace más de un año, se ve abocada a su liquidación a partir de entonces si no presenta un convenio este jueves. Lo última bala en la recámara: pedir al juez dos meses más de plazo para encontrar una solución privada.

Concurso de acreedores SEPI Rescate Jueces Pedro Sánchez Administraciones Públicas Noticias de Andalucía
El redactor recomienda