Es noticia
Menú
Ford elige la planta valenciana de Almussafes para fabricar sus nuevos vehículos eléctricos
  1. Empresas
SE IMPONE A SAARLOUIS

Ford elige la planta valenciana de Almussafes para fabricar sus nuevos vehículos eléctricos

La fábrica valenciana se impone a la alemana de Saarlouis con la que competía. Albergará una nueva plataforma de ensamblaje de modelos todavía en fase de aprobación

Foto:  Un operario trabaja en la planta de ensamblaje de Ford en Almussafes. (EFE)
Un operario trabaja en la planta de ensamblaje de Ford en Almussafes. (EFE)

La planta valenciana de Ford en Almussafes será finalmente la elegida para desarrollar nuevos vehículos eléctricos del fabricante automovilístico, en Europa, imponiéndose a la alemana de Saarlouis con la que competía. Las unidades, todavía por definir, se sumarán a Ford Puma y los comerciales eléctricos que la enseá de Detroit desarrollará en Colonia a partir del año que viene, con una inversión de 2.000 millones de euros. Los planes de Ford para un futuro completamente eléctrico en Europa tienen el objetivo global de más de 2 millones de producción anual de vehículos eléctricos para 2026 y un margen EBIT ajustado de la compañía del 10 % para 2026, según anunció la empresa.

Fuentes del Gobierno español confirmaron la decisión a primera hora de la mañana y celebraron la elección adoptada por Ford Europa. La compañía ofreció más detalles de la decisióna través de su presidente en Europa, Stuart Rowley, en una conferencia telefónica con medios europeso. Ford había abierto un proceso competitivo entre las dos plantas fabriles, con más de 5.000 empleados directos cada una, mucho más indirectos a través de sus proveedores. La incertidumbre se arrastraba desde hace meses. Finalmente, la enseña de Detroit se ha decantado por su división española tras un proceso de análisis de seis meses en el que han pesado todo tipo de factores, según explicó Rowley.

La planta de Ford en Saarlouis continuará produciendo el vehículo de pasajeros Focus, mientras que la compañía también está evaluando diferentes opciones y oportunidades para el futuro de la factoría alemana.

“Estamos comprometidos con la construcción de un negocio vibrante y sostenible en Europa como parte de nuestro plan Ford+, y eso requiere enfoque y tomar decisiones difíciles”, dijo Jim Farley, presidente y director ejecutivo de Ford a través de un comunicado. “La industria automotriz europea es extremadamente competitiva, y para prosperar y crecer nunca podemos conformarnos con menos que productos increíblemente buenos, una experiencia del cliente excepcional, operaciones ultra-eficientes y un equipo talentoso y motivado”.

La elección de Almussafes garantiza la continuidad de la producción más allá de 2025, cuando la fábrica valenciana se quedaba solamente con el modelo Kuga, híbrido, que apenas cubre el 50% de su capacidad de producción. El plan de la compañía pasa por transformar la cadena de ensamblaje y montar una nueva plataforma de vehículos eléctricos de nueva generación propia de Ford, denominada GE-2. Todavía se desconoce cuántas unidades se fabricarán y el tipo de producto, que está en fase de aprobación.

La dirección española comunicó la noticia de la elección de Almussafes a los representantes de los trabajadores este mediodía. Fuentes del sindicayo UGT, mayoritario en el comité de empresa, señalaron que La decisión significa para la planta valenciana "carga de trabajo y empleo para más de una década". "Llevará consigo la realización de una profunda transformación hacia nuevas tecnologías y formas de fabricación, que deberá llevarse a cabo durante los dos próximos años, hasta que se produzca el lanzamiento del primer vehículo eléctrico en el año 2025", indicaron.

Foto: Stuart Rowley, presidente de Ford Europa. (Reuters)

La central sindical manifestó que se ha producido un "enorme alivio" en la compañía y puso en valor en acuerdo laboral alcanzado en Colonia el pasado 27 de enero. No obstante, recordó que la transformación eléctrica conllevará la adecuación de la fábrica, también en sobre sus necesidades de personal. "Supondrá el inicio de una larga tarea que tenemos por delante, y que deberemos afrontar. No podemos olvidar que en el plazo de poco más de un año fabricaremos únicamente el Kuga, por lo que, con el acuerdo para la electrificación como referencia, habrá que negociar cómo y cuándo se lleva a cabo esa transformación, que volumen de empleo se requerirá en el futuro, y de qué manera se redimensionará la plantilla", dijeron.

La posibilidad de quedarse fuera de los planes de futuro en el proceso de electrificación suponía un golpe para el complejo español. Sindicatos, instituciones como la Generalitat y el Gobierno central y la propia dirección de Ford España han estado trabajado para garantizar la productividad de la planta de Almussafes y situarla como favorita. La filial española ha presentado un plan de proyectos de inversiones para el Perte del automóvil convocado por el Ministerio de Industria dentro del marco del Mecanismo Next Generation, con más de 3.000 millones de euros comprometidos con fondos europeos.

Mucho trabajo por hacer

"Tenemos mucho trabajo por hacer para asegurar la viabilidad financiera que nos permita producir vehículos eléctricos basados en la arquitectura EV de nueva generación. Desde ya debemos trabajar con sentido de urgencia, junto con la representación social, administraciones nacionales y regionales, en definir los pasos necesarios para asegurar una transición efectiva del modelo productivo actual a un nuevo modelo basado en el vehículo eléctrico conectado", escribió el director de la fábrica española, Dionisio Campos en una carta remitida a los trabajadores.

Ford también reiteró su compromiso con Alemania como la sede de su negocio europeo Model e y la ubicación de su primera producción europea de vehículos eléctricos. El Centro de Electrificación de Colonia comenzará su producción a finales de 2023. “Ford está invirtiendo fuertemente en las operaciones de fabricación de vehículos eléctricos en Alemania y estamos comprometidos con el país como nuestra sede central en Europa”, dijo Rowley. “Esperamos avanzar en este trabajo con nuestros socios en Alemania y en toda la región. Para asegurar nuevos productos en Europa, necesitamos diseños de productos ganadores, tecnología e ingeniería sobresalientes, localización de la producción optimizada y una evolución de nuestras operaciones industriales para garantizar que estén completamente orientadas a un mundo electrificado”.

La planta valenciana de Ford en Almussafes será finalmente la elegida para desarrollar nuevos vehículos eléctricos del fabricante automovilístico, en Europa, imponiéndose a la alemana de Saarlouis con la que competía. Las unidades, todavía por definir, se sumarán a Ford Puma y los comerciales eléctricos que la enseá de Detroit desarrollará en Colonia a partir del año que viene, con una inversión de 2.000 millones de euros. Los planes de Ford para un futuro completamente eléctrico en Europa tienen el objetivo global de más de 2 millones de producción anual de vehículos eléctricos para 2026 y un margen EBIT ajustado de la compañía del 10 % para 2026, según anunció la empresa.

Ford Noticias de Comunidad Valenciana