Es noticia
Menú
'Boom' de hipotecas en pleno 'rally' del euríbor: crecen al mayor ritmo desde 2009
  1. Empresas
OFENSIVA EN TIPO VARIABLE DE LA BANCA

'Boom' de hipotecas en pleno 'rally' del euríbor: crecen al mayor ritmo desde 2009

El saldo de préstamos hipotecarios aumentó en abril y se consolida en máximos precovid. Hay dos meses consecutivos de aumentos antes de que empeoren las condiciones

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las familias se han lanzado a por las hipotecas antes de que empeoren las condiciones. La inflación y la subida del euríbor han adelantado operaciones por parte de los hogares, después de un exceso de ahorro por el covid que ha llevado su posición en cuentas bancarias y depósitos a máximos históricos. Los bancos esperan un año récord.

Pese a la incertidumbre macro, la demanda sostiene un incremento de hipotecas que, en términos interanuales, alcanzó los 7.131 millones en abril. Es el ritmo más alto año contra año desde 2009, en los últimos coletazos de la burbuja inmobiliaria.

Mientras las entidades tratan de hacer vascular su 'mix' hacia el tipo variable, con ofertas en el diferencial sobre el euríbor y encareciendo el tipo fijo, la demanda no ha caído. Al contrario. Las familias siguen pidiendo préstamos hipotecarios. En marzo, como publicó El Confidencial, se registró la mayor concesión desde 2010, con 6.500 millones para la compra de viviendas. Las entidades anticipan un año histórico desde el fin de la burbuja, y los números están siendo consecuentes con este pronóstico.

Foto: La escalada del euríbor ya golpea a las familias: la hipoteca sube 100 euros al mes. (iStock)

En abril volvió a haber un aumento, en este caso, del saldo crediticio vivo destinado para la compra de viviendas. Según datos del Banco de España, hubo un incremento de 1.189 millones, que se añade al aumento del mes anterior de 1.147 millones. De esta forma, el ‘stock’ de préstamos alcanzó los 517.224 millones de euros, máximo desde niveles anteriores del covid. En concreto, es el número más alto desde noviembre de 2019, con el citado aumento interanual de más de 7.000 millones, que es el más grande desde hace 13 años.

La demanda se ha recuperado y se han acelerado decisiones de compra con préstamos de por medio al tiempo que cambiaba el ciclo económico. La inflación y la subida de tipos esperada por parte del Banco Central Europeo (BCE) han metido prisa a muchas familias a la hora de lanzarse, aprovechando además el exceso de ahorro por las restricciones del covid. De hecho, el nivel de depósitos de las familias está en máximos históricos con 982.200 millones, pese a la pérdida de poder adquisitivo por el IPC, que alcanzó el 8,7% en mayo.

La inflación apareció en la segunda mitad de 2021, pero los bancos centrales mantuvieron la tesis de que era un impacto transitorio por la energía. La invasión rusa de Ucrania empeoró la situación y, sin posibilidad de comprobar si las alzas de precios eran coyunturales o estructurales, ha obligado al BCE a modificar su hoja de ruta. Ya está dejando de comprar deuda y se esperan subidas de tipos a partir de julio.

Con estas expectativas, el euríbor ha entrado en terreno positivo y cerró mayo en el 0,287%, lo que supone un récord desde 2015 y un encarecimiento de 1.200 euros para una hipoteca estándar de 300.000 euros a 30 años con un diferencial de un punto porcentual sobre el tipo interbancario. El mercado espera que siga incrementándose el euríbor, y ya lo ve cerca del 1% en diciembre de 2022 y en el 2% un año después.

Las sucursales de algunos bancos aprovecharon estas expectativas para crecer en hipotecas y cerrar operaciones. Los propios clientes compraron el discurso. En efecto, todo parece indicar que será más caro firmar un préstamo hipotecario en unos meses que ahora. Por lo pronto, los bancos tratan de potenciar el variable y encarecen el fijo, debido al cambio que ha habido con la curva de tipos a futuro.

Foto: Anuncios de pisos y casas en venta y alquiler en el escaparate de una inmobiliaria, en Madrid. (EFE/Zipi)

La banca está protagonizando una incipiente guerra de ofertas a tipo variable, reduciendo el diferencial con condiciones. Las entidades, que esperan un año récord, confían en el crecimiento del saldo hipotecario para compensar la desaceleración en empresas. También ha habido un frenazo del crédito al consumo, que cayó en enero tras las navidades y apenas se ha movido desde entonces. Por otro lado, los banqueros confían en que después de años de caídas mejoren los márgenes gracias al citado repunte del euríbor.

Las familias se han lanzado a por las hipotecas antes de que empeoren las condiciones. La inflación y la subida del euríbor han adelantado operaciones por parte de los hogares, después de un exceso de ahorro por el covid que ha llevado su posición en cuentas bancarias y depósitos a máximos históricos. Los bancos esperan un año récord.

Euríbor Créditos Tipos de interés
El redactor recomienda