Es noticia
Menú
El combustible 'low cost' pierde más fuerza que nunca: ya solo es 0,05€/l más barato que el resto
  1. Empresas
Repsol, Cepsa y BP dan más descuentos

El combustible 'low cost' pierde más fuerza que nunca: ya solo es 0,05€/l más barato que el resto

La ventaja competitiva de las estaciones independientes se reduce casi a la mitad tras el estallido de la guerra. Su carburante en marzo es cinco céntimos más barato, cuando en febrero era nueve

Foto: Gasolinera 'low cost' en el norte de Madrid. (Alejandro Martínez Vélez)
Gasolinera 'low cost' en el norte de Madrid. (Alejandro Martínez Vélez)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las estaciones de servicio independientes, conocidas como 'low cost', están sufriendo una pérdida de competitividad sin precedentes respecto a las grandes redes de gasolineras encabezadas por Repsol, Cepsa y BP.

Con el estallido de la guerra en Ucrania y el fuerte incremento de los precios del petróleo, los carburantes han experimentado en España la mayor subida mensual de su historia, que los ha colocado en el nivel más alto nunca antes visto, según detalla la CNMC en su informe que analiza el comportamiento en este mercado durante el mes de marzo.

La situación, además, no mejora. La gasolina ha alcanzado esta semana su máximo histórica en los 1,94 euros, mientras que el diésel ya está en 1,86 euros, antes del descuento que aplica el Gobierno desde el 4 de abril.

placeholder La gasolinera 'low cost' de César Martín en Fuenlabrada. (R. M.)
La gasolinera 'low cost' de César Martín en Fuenlabrada. (R. M.)

El supervisor refleja que las subidas ya en marzo no han sido iguales entre los diferentes tipos de establecimientos. "En marzo de 2022, la diferencia promedio de precio entre las estaciones de servicio integradas en redes de operadores [Repsol, Cepsa, BP, Disa y Galp] y las instalaciones independientes disminuyó, hasta los 4,3 c€/lt para la gasolina 95 y los 5,0 c€/lt para el gasóleo A", detalla el regulador.

Esto significa que la gasolina y el diésel en las 'low cost' son casi la mitad de baratos en marzo que en febrero, mes en que la diferencia entre los carburantes de ambos tipos de gasolineras era de "8,8 c€/lt para la gasolina 95 y los 8,6 c€/lt para el gasóleo A".

Según detalla la CNMC en su último informe, sin tener en cuenta los impuestos y la subida del crudo, exacerbada por la debilidad del euro frente al dólar en que se compra esta materia prima, los márgenes brutos de los operadores han variado de forma muy dispar en marzo. Mientras que Repsol, Cepsa y BP ha incluido una subida en sus precios (sin contar petróleo e impuestos) en la gasolina 95 del 4,88%, 7,90% y 8,06%, respectivamente, las 'low cost' han aumentado sus márgenes brutos un 35,25%.

La gasolina y el diésel en las 'low cost' son casi la mitad de baratos en marzo que en febrero, según refleja la CNMC

En el caso del gasóleo A, Repsol reduce este margen bruto un 11,26%, Cepsa un 11,57% y BP un 8,4%, mientras que las estaciones de servicio independiente suben esta ratio un 6,33%.

Lejos queda ya la diferencia máxima de casi 10 céntimos entre las estaciones de servicio independientes y las de las grandes marcas que se dio a mediados de 2021, hace menos de un año. Hay que retroceder a 2018, cuando la red de gasolineras 'low cost' era mucho más limitada, para encontrar diferencias con respecto a las de Repsol, BP o Cepsa más pequeñas que tras la invasión de Rusia.

Joan Ramon Borrell y Jordi Perdiguero, economistas de la Universidad de Barcelona y expertos en la materia, explicaban recientemente a El Confidencial que cuando los precios del petróleo son muy elevados, las grandes marcas enfrían sus márgenes del combustible y es cuando el crudo baja en el momento en que ensanchan estos márgenes, ya que es más imperceptible para el consumidor.

Foto: Imagen de archivo de un hombre repostando. (EFE)

A medida que el sector se ha ido abriendo a la competencia, han crecido las diferencias de precio, hasta ahora. Cabe destacar que las tres grandes multinacionales del petróleo, a la vista de que tarde o temprano los gobiernos las forzarían a hacer descuentos, se lanzaron a una guerra de rebajas ya a finales de marzo, antes de que el Ejecutivo les ordenara limitar los precios. Se dio en marzo la inflación más alta desde 1985 (+9,8%), que está amenazando la recuperación económica, en gran parte por el coste de la energía. Se daba también a finales de marzo una crisis del sector del transporte, que decretó importantes paros aquejado por los precios del combustible.

En este sentido, son los grandes grupos (Repsol, Cepsa y BP) los que cuentan con una mayor capacidad para hacer descuentos al consumidor, ya que partían también de márgenes más amplios. Además, su estructura integrada en toda la cadena de valor les permite ser más flexibles que las gasolineras independientes, que compran a las propias grandes el combustible para posteriormente revenderlo y su margen de maniobra es mucho más limitado.

Foto: Gasolinera de Cepsa. (Reuters/Jon Nazca)

A diferencia de lo anterior, las grandes tienen negocio de explotación de hidrocarburos por diversos países del mundo y también se dedican a la extracción y el refino, con lo que su capacidad de hacer rebajas es mucho más amplia. Máxime cuando en el primer trimestre del año, estas grandes petroleras están dando unos resultados récord.

Al igual que está pasando en la comercialización de electricidad, la crisis de precios está destruyendo la competencia y dejando un mayor volumen de negocio en manos de los grandes operadores energéticos, más capaces de resistir el peor momento desde la crisis del petróleo de los años setenta.

Foto: Foto de recurso de un tendido eléctrico. (Reuters/Francis Mascarenhas)

En este sentido, expertos del sector consideran que España tiene un problema de competencia en la distribución de hidrocarburos. No en vano, los precios en las últimas semanas están evolucionando peor que en algunos de los países vecinos como Francia. El territorio galo tiene una mayor red de gasolineras en hipermercados, cuyos precios son inferiores a los de España. Concretamente, la CNMC estima que en Francia, en marzo, los márgenes brutos fueron más baratos: "7,7 c€/lt para la gasolina 95 y en 4,4 c€/lt para el gasóleo A". Tal y como avanzó este medio, el diésel se abarata en España menos que en Francia, pese a aplicar una subvención mayor, según los datos recopilados por el 'Boletín petrolero' de la Unión Europea.

Las estaciones de servicio independientes, conocidas como 'low cost', están sufriendo una pérdida de competitividad sin precedentes respecto a las grandes redes de gasolineras encabezadas por Repsol, Cepsa y BP.

Cepsa Repsol Low cost Petróleo Diésel Gasóleo CNMC Ucrania Unión Europea Inflación
El redactor recomienda