Es noticia
Menú
Los dueños de Scalpers congelan su pelotazo por la crisis del consumo y Ucrania
  1. Empresas
DESPLOME DEL SECTOR MODA

Los dueños de Scalpers congelan su pelotazo por la crisis del consumo y Ucrania

Jaime Bergel y su primo Pedro Sainz de Baranda frenan el proceso de venta de su compañía de moda, impactada por el desplome de sus competidores, como Inditex o GAP

Foto: Foto: EC.
Foto: EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los accionistas de Scalpers, una de las enseñas de moda que han sido tendencia en los últimos años, han decidido echar el freno a la venta de la mayoría del capital. Pese a las buenas cifras de crecimiento de la compañía sevillana, Jaime Bergel y Pedro Sainz de Baranda, sus dos mayores dueños, han optado por buscar un mejor momento para materializar una inversión iniciada hace ocho años y que les iba a dar una rentabilidad que multiplicaba por tres el dinero que apostaron. Los efectos de la guerra en Ucrania y la crisis del consumo que se avecina han aconsejado congelar la transacción.

Según indican fuentes financieras, Bergel y su primo, propietarios del 70% de Scalpers, han optado por detener la desinversión de la mayoría del capital de la firma ‘retail’, para la que contrataron en enero a Arcano, como adelantó El Confidencial. Pero el banco de inversión, que ha estado preparando el cuaderno de venta para ofrecérselo a potenciales compradores, ha decidido no sacarlo al mercado ante la incertidumbre sobre la crisis económica que se avecina y que está afectando de forma directa al consumo.

Scalpers registró en 2021 un beneficio bruto de explotación o ebitda de unos 16 millones. Según fuentes financieras, su valoración podría rondar los 160 millones de euros, si bien los accionistas tenían en mente una cifra más cercana a los 200 millones.

Foto: Tienda de Scalpers.

No ayuda un escenario macro donde se suceden las revisiones a la baja del producto interior bruto (PIB) en España y en Europa, donde varios países, entre ellos Alemania, están al borde de la recesión. El aumento incontrolado de la inflación y la traslación al precio final al consumidor del incremento de las materias primas, el mayor coste de la logística y la subida hasta cotas históricas de la luz han impactado directamente en el sector ‘retail’, cuya mejora de las ventas se ha frenado de forma brusca entre enero y marzo.

Si en enero la cifra de negocio del sector moda subió un 34,8%, en febrero fue de un 18,3% y en marzo de un 11,7%, según datos oficiales de la Asociación Nacional del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex). Un crecimiento que no compensa un mal 2021, ejercicio en el que la facturación cayó un 16% respecto a 2020 y un 54% frente a 2019, el año previo a la pandemia.

La decisión de paralizar la venta de Scalpers se produce en un contexto en el que las grandes cadenas de moda se han desplomado en bolsa por el miedo a una ralentización abrupta del consumo derivada de la subida de los precios y el aumento de los tipos de interés, lo que reduce la capacidad de gasto de los bolsillos. Así, Inditex es la segunda peor compañía del Ibex, con un retroceso del 28%, mientras H&M se ha hundido un 32%. Por su parte, GAP ha visto cómo su valor de mercado se ha reducido casi un 50% en apenas cinco meses.

Foto: Rafael Medina se ha unido a WOW, el nuevo proyecto de Dimas Gimeno.

Por su parte, compañías como Amazon, Walmart y Taget también han sido penalizadas por sus malas perspectivas a corto plazo. La primera ha perdido un 38% de su valor de mercado, mientras que las dos compañías de grandes almacenes se han dejado un 14% y un 36% en lo que va de 2022, caída registrada especialmente desde finales de abril hasta la fecha. Costco, el grupo de supermercados que recientemente se ha instalado en España, ha visto evaporarse casi una cuarta parte de su capitalización.

En España, Tendam, el 'holding' que agrupa marcas como Cortefiel, Springfield y Women´secret, tampoco ha podido salir a bolsa, como pretendían sus dos mayores accionistas, CVC Capital Partners y PAI Partners. Ambas firmas de capital riesgo habían sondeado la salida a bolsa con una valoración de 2.000 millones, pero los primeros sondeos de mercado han aconsejado esperar a que escampen los nubarrones. En diciembre, los dos inversores, que llevan 15 años en el capital de Cortefiel con millones de pérdidas, rechazaron una oferta de compra de El Corte Inglés por 1.200 millones.

Desde 2017, Scalpers está controlada por Jaime Bergel y Pedro Sainz de Baranda. Aunque habían entrado en el capital en 2014, hace cinco años se hicieron con el 70% de las acciones al comprar las participaciones a los socios fundadores, Alberto Artacho, Marcos Ybarra y Laura Vecino, mujer de Rafael Medina, que había fichado por Inditex. El otro 30% de la firma quedó en manos de los dos principales ejecutivos, Borja Vázquez y Alfonso Vivancos, que poseen un total del 20%, mientras que Phoenix Group, junto con otros socios minoritarios, es dueño del 10% restante.

Los accionistas de Scalpers, una de las enseñas de moda que han sido tendencia en los últimos años, han decidido echar el freno a la venta de la mayoría del capital. Pese a las buenas cifras de crecimiento de la compañía sevillana, Jaime Bergel y Pedro Sainz de Baranda, sus dos mayores dueños, han optado por buscar un mejor momento para materializar una inversión iniciada hace ocho años y que les iba a dar una rentabilidad que multiplicaba por tres el dinero que apostaron. Los efectos de la guerra en Ucrania y la crisis del consumo que se avecina han aconsejado congelar la transacción.

Jaime Bergel Arcano El Corte Inglés
El redactor recomienda