Es noticia
Menú
Villarejo pinchó teléfonos e hizo informes para BBVA en la opa italiana por BNL
  1. Empresas
PROYECTO TRAMPA 2

Villarejo pinchó teléfonos e hizo informes para BBVA en la opa italiana por BNL

Cenyt intentó ganarse la continuidad de proveedor de BBVA en 2005 con diversos informes sobre Sebastián, Benedito y Del Rivero que incluían el control de sus teléfonos y seguimientos

Foto: Sede de BBVA en Madrid. (EFE/Emilio Naranjo)
Sede de BBVA en Madrid. (EFE/Emilio Naranjo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Hace algunos días, la Audiencia Nacional sorprendió con un auto en el que hablaba del Proyecto Trampa 2, dentro de la pieza de BBVA del caso Villarejo. El Proyecto Trampa 1, que adelantó El Confidencial, abarcó seguimientos y control telefónico de la empresa de Villarejo (Cenyt) a directivos de Sacyr Vallehermoso y miembros del Gobierno que supuestamente estaban intentando tomar el control del banco vasco a finales de 2004. Pero en los últimos años de investigación no se había puesto sobre la mesa la continuación de este trabajo.

Este medio ha tenido acceso a algunos de estos documentos, que acreditarían que Villarejo y sus socios siguieron durante todo el año 2005 controlando los registros de teléfonos y haciendo seguimientos a miembros del Gobierno —Miguel Sebastián— y a personas del entorno de Luis del Rivero, expresidente de Sacyr, y su directivo de confianza Vicente Benedito. De hecho, según estos archivos, el comisario espió con especial insistencia a Benedito, al abogado Jaime Queipo de Llano y al empresario Jesús Caínzos.

Foto: El ya expresidente de BBVA Francisco González, en una imagen del pasado mayo. (EFE)

Uno de los focos de la investigación de Cenyt se puso en las presuntas maniobras de Sebastián y otros enemigos del entonces presidente de BBVA, Francisco González, en la opa por el banco italiano BNL: "En los últimos meses, se ha detectado una actividad inusual de determinados profesionales, que actúan de una u otra manera, como asesores de inteligencia de la embajada de Italia en Madrid", expuso Cenyt en uno de sus informes de 2005.

De este modo, BBVA lanzó en marzo de 2005 una opa (oferta pública de adquisición) por el banco italiano valorada en más de 6.000 millones de euros. La propuesta fue repelida por la oposición del Banco de Italia y los movimientos de algunos accionistas, como la aseguradora Unipol y el constructor Caltagirone.

placeholder Sede de BNL, ahora parte del grupo BNP, en Roma. (Reuters/Alessandro Bianchi)
Sede de BNL, ahora parte del grupo BNP, en Roma. (Reuters/Alessandro Bianchi)

En una reunión que tuvieron, en mayo de 2005, Villarejo y el entonces director de Seguridad del banco, Julio Corrochano, se señaló que "Miky (MK) [Sebastián] está muy enterado de todas las maniobras italianas, por lo que alguien se lo debe estar contando" y "que se ha colocado a alguien en el entorno de MK y que a medio plazo podrá informar bastante bien", según unas notas tomadas por los propios empleados de Cenyt.

"Hay que controlar a Sebastián"

Según las mismas, Corrochano le dio "mucha importancia a este dato" y dijo que confiaba que "en un tiempo, [este topo] pueda aportar información de interés, que es lo que más preocupa al jefe". Villarejo le respondió que "el colocador del submarino es un antiguo miembro del CNI especializado en penetraciones y solo él conoce la identidad de esta persona". El jefe de Seguridad insistió en que "es fundamental el control de MK".

Antiguos directivos del banco explican a este medio que este espionaje de Villarejo para BBVA fue un intento del comisario de renovar su contrato. Aun así, reconocen que Cenyt tenía información fluida de la entidad a través de Corrochano y que dicho trabajo no se hubiera producido si la entidad no hubiera abierto la puerta al espía unos meses antes.

placeholder El exdirector de Seguridad de BBVA Julio Corrochano. (EFE)
El exdirector de Seguridad de BBVA Julio Corrochano. (EFE)

Así lo expone Cenyt en uno de los informes que supuestamente envió a BBVA: "El presente informe es un avance de situación, consecuencia de la fase de control de actividades que este GIA realiza, respecto a cualquier información que pueda afectar al banco (seguimiento que se mantendrá, mientras se encuentre activa la relación profesional)".

Conexión con Goiri

Este Proyecto Trampa 2 es el que ha hecho que José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank y ex-CEO de BBVA, tenga que declarar como testigo. Unas notas de Cenyt hacen referencia a unas explicaciones que "Tomy (T)" (como conocían a Corrochano) hizo sobre el "CD de K", lo que el juez de la Audiencia y los fiscales del caso han interpretado que se refiere al "consejero delegado del cliente", BBVA, que entonces era Goirigolzarri.

"T [Corrochano] dice que el CD de K [consejero delegado del cliente] se ha mosqueado al enterarse de lo del proyecto [en referencia a los trabajos de Cenyt por el asalto de Sacyr al capital de la entidad]. Ha llegado a comentar que controlar a un miembro del Gobierno puede ser un delito", expone el escrito.

placeholder Archivo de Cenyt en la pieza BBVA. (EC)
Archivo de Cenyt en la pieza BBVA. (EC)

Desde CaixaBank no comentan al respecto, aunque Goirigolzarri siempre ha negado cualquier tipo de conocimiento sobre Cenyt y sus trabajos. Lo dijo en 2019, cuando todavía era presidente de Bankia: "Quiero dejar claro que ni conocimos, ni participamos en nada de lo que se está recogiendo en los medios, en el supuesto de que así ocurriese, que también lo quiero dejar muy claro. Y digo que en el supuesto de que así ocurriese, porque no lo sé".

Al igual que con otros audios y escritos de Villarejo, el juez y los fiscales quieren que Goirigolzarri aclare su versión sobre ellos, o si podrían ser una invención de Villarejo o su socio, Rafael Redondo, o del propio Corrochano. De hecho, el exdirector de Seguridad presentó un escrito en octubre en el que no había ninguna mención a ello y en el caso se ha reiterado que el entonces presidente de BBVA, González (FG), había ordenado que se dejara al CEO al margen de la investigación a Sacyr por desconfianza hacia él.

Foto: José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank. (Mariscal/EFE)

Según Cenyt, Corrochano se puso en guardia ante la preocupación que expresó Goirigolzarri al "leer lo de TR. II [Proyecto Trampa 2, como se conocía a las investigaciones a Sacyr y su entorno]", por lo que "dijo que dónde estaba el TR. I".

"Le entregaron la copia", añade, "porque alguno de los que figuraban son amigos suyos y esto le pudo preocupar. En el sentido de que si han podido controlarlos a ellos, a él también podría ocurrirle lo mismo. T [Corrochano] quiere copia del contrato para evitar cualquier acción chunga".

La contratación de Kroll

Fuentes legales consultadas por este medio creen que este escrito eximiría a Goirigolzarri de cualquier responsabilidad penal, al supuestamente haberse enterado indirectamente y 'a posteriori' de las presuntas investigaciones irregulares, por las que otros exdirectivos están imputados por cohecho y revelación de secretos. Una de las tesis que manejan entre los exdirectivos de BBVA es que estas afirmaciones fueran una excusa de Corrochano para anunciar a Villarejo que no iba a renovar su contrato a finales de 2005.

El nombre del banquero vasco ha surgido otras veces en el caso por su decisión entre 2008 y 2009 de contratar a otra agencia, Kroll, para las investigaciones patrimoniales a grandes acreditados del banco que pidió FG. Este análisis no dio sus frutos, y cuando Goirigolzarri dejó el banco, en 2009, el presidente dijo a Béjar —según éste— que hablara con Corrochano para cambiar de proveedor, momento en el que volvió a entrar Cenyt.

Hace algunos días, la Audiencia Nacional sorprendió con un auto en el que hablaba del Proyecto Trampa 2, dentro de la pieza de BBVA del caso Villarejo. El Proyecto Trampa 1, que adelantó El Confidencial, abarcó seguimientos y control telefónico de la empresa de Villarejo (Cenyt) a directivos de Sacyr Vallehermoso y miembros del Gobierno que supuestamente estaban intentando tomar el control del banco vasco a finales de 2004. Pero en los últimos años de investigación no se había puesto sobre la mesa la continuación de este trabajo.

Noticias del BBVA Comisario Villarejo
El redactor recomienda