Es noticia
Menú
¿R.I.P. al tipo fijo? Los bancos ven otro año récord en hipotecas con foco en el variable
  1. Empresas
CAMBIO DE ESTRATEGIA

¿R.I.P. al tipo fijo? Los bancos ven otro año récord en hipotecas con foco en el variable

La mayoría de entidades ha encarecido ya las hipotecas a tipo fijo o prevé hacerlo pronto. Aun así, esperan un año con los mismos volúmenes al menos que 2021

Foto: Foto: EFE/Biel Aliño.
Foto: EFE/Biel Aliño.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las hipotecas vuelven al centro de la escena. Tras años en un papel secundario, estos créditos se han convertido de nuevo en el producto estrella de las redes comerciales de los bancos. Algo que no ha hecho sino impulsar el actual entorno de crecimiento del mercado inmobiliario y financiación barata. Sin embargo, este segmento está llegando a un cruce de caminos por las inminentes subidas de tipos que planea el Banco Central Europeo (BCE) y la inestabilidad macroeconómica derivada de la guerra de Ucrania.

En este entorno, las preguntas son obvias: ¿Seguirán dando hipotecas los bancos ante la incertidumbre económica? ¿Se mantendrá el mismo nivel de demanda de financiación con unos créditos cada vez más caros? Los responsables de apretar la última tecla en los bancos, presidentes y consejeros delegados, han respondido en los últimos días a esta cuestión, con una respuesta unánime: 2022 será un nuevo año récord con una guerra de precios que se trasladará del tipo fijo al variable.

Los números de los primeros meses del año explican este optimismo. La banca española concedió hipotecas valoradas en 9.310 millones de euros entre enero y febrero, las últimas cifras del Banco de España. Se trata de un arranque de ejercicio al nivel de los de 2009 y 2010, antes de que estallara la crisis del ladrillo, y un 19% por encima de las cifras de 2021, el mejor año de la última década.

Por si fuera poco, los números presentados en los últimos días por los principales bancos españoles reflejan que el mes más fuerte en su actividad fue marzo, algo que han explicado que se está prolongando durante el mes de abril: "Estamos viendo ese repunte ahora en el mes de marzo, que continuará durante bastante tiempo", señalaron desde CaixaBank a preguntas de inversores.

La fiebre del tipo fijo

Parte de este nuevo tirón del mercado hipotecario se ha vivido por la expectativa de conseguir las últimas hipotecas a tipo fijo baratas. El repunte de la inflación ha hecho que el BCE vire su política monetaria y que el euríbor haya pasado del -0,5% al 0,12% en cuatro meses. En este escenario, a las entidades no les renta seguir dando hipotecas a tipo fijo inferiores al 1% como se han llegado a dar en los últimos meses, y, por el contrario, para los clientes las hipotecas a tipo variable se pueden convertir en un arma de doble filo. De ahí, que los tipos fijos hayan concentrado la mayor parte de la demanda en los últimos meses.

Sin embargo, esta ventana está poco a poco cerrándose. Los banqueros prevén encarecer significativamente las hipotecas a tipo fijo para que restarlas atractivo frente a las variables: "Vamos hacia un equilibrio de oferta de hipotecas a tipo fijo y variable. Lo vamos a ir adaptando todos, para que el cliente elija entre estas dos opciones libremente", expone el consejero delegado de Sabadell, César González-Bueno.

Foto: El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. (Fernando Alvarado/EFE)

En el mercado hay incluso rumores de que hay entidades que ya están sacando de su catálogo de productos los tipos fijos, ante la necesidad de mayor rentabilidades y el temor al impacto que pueden tener algunas entidades que han sido más agresivas en este segmento durante los últimos años y no han cubierto sus posiciones a través de derivados.

Este es un riesgo del que advierte el Banco de España en su último informe de Estabilidad Financiera: "En un contexto de mayor peso de las hipotecas a tipo fijo en la nueva financiación y de caída de los diferenciales, el riesgo de un aumento de los tipos de interés para las entidades financieras asociado a un eventual endurecimiento de la política monetaria adquiere más relevancia, aunque su severidad dependerá de la medida en que estas tengan cubierta su exposición a este riesgo".

Guerra abierta

En este contexto, la entidad más activa durante el primer trimestre fue CaixaBank, con 4.600 millones concedidos en hipotecas, un 16% más que hace un año. Tras un frenazo el año pasado por la fusión, el grupo español está volviendo a echar toda la carne en el asador. Aunque especifica que sin cambiar su apetito por el riesgo, pero sí bajando tarifas, especialmente en tipo fijo, según explicaron a analistas. Este grupo tiene una cuota de mercado del 25% tras la fusión con Bankia, aunque su consejero delegado, Gonzalo Gortázar, reconoce que el objetivo no debe ser "mantener una cuota igual a nuestro 'stock', que significaría dar una de cada cuatro hipotecas, aunque queremos tener niveles más cercanos".

Tras CaixaBank, las entidades más activas han sido Bankinter, con 1.600 millones concedidos (200 millones de Evo Banco), un 25% más; Unicaja Banco, con 1.282 millones firmados, un 14% más; y Sabadell, con 1.261 millones concedidos, un 2% menos. Santander y BBVA no hacen públicas sus cifras por países, pero el grupo presidido por Ana Botín señaló que su nueva producción hipotecaria se duplicó en el trimestre en España y Reino Unido.

Las hipotecas vuelven al centro de la escena. Tras años en un papel secundario, estos créditos se han convertido de nuevo en el producto estrella de las redes comerciales de los bancos. Algo que no ha hecho sino impulsar el actual entorno de crecimiento del mercado inmobiliario y financiación barata. Sin embargo, este segmento está llegando a un cruce de caminos por las inminentes subidas de tipos que planea el Banco Central Europeo (BCE) y la inestabilidad macroeconómica derivada de la guerra de Ucrania.

Banca Mercado inmobiliario
El redactor recomienda