Es noticia
Menú
Santander deja de impulsar la mora de la banca española por primera vez desde 2017
  1. Empresas
BAJA LA MOROSIDAD EN ESPAÑA

Santander deja de impulsar la mora de la banca española por primera vez desde 2017

El banco redujo la tasa de morosidad en España al 4,47% en el primer trimestre del año, 30 puntos básicos menos que en diciembre y mínimos de nueve años

Foto: José Antonio Álvarez, consejero delegado del Santander. (EFE/Lizón)
José Antonio Álvarez, consejero delegado del Santander. (EFE/Lizón)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Banco Santander ha dejado de ser un lastre para la tasa general de mora de la banca española. Por primera vez desde que absorbió Banco Popular en 2017, está en línea con el resto del sector. Las cuentas presentadas por el grupo cántabro muestran una ratio de mora del 4,47% en el primer trimestre de este año. El último dato de la banca española fue del 4,31% en febrero.

Aunque el banco que preside Ana Botín está aún ligeramente por encima de la morosidad conjunta de la banca y, por lo tanto, empuja hacia arriba el dato, el efecto es mucho más leve que en años anteriores. Hay dos razones. Por una parte, la venta de carteras, que ha reducido el volumen de dudosos. Y, por otra, un cambio contable que incrementa los activos en España.

Foto: Foto: VA.

Hace apenas cuatro semanas, Banco Santander anunció un cambio contable en la presentación de las cuentas con el que se da más negocio a Santander España a costa de “otros países” en la Unión Europea. Así, aumenta el peso de segmentos como el de la banca de inversión en el centro corporativo, y se elevan los activos, lo que hace que Santander España vuelva a superar a BBVA España, pasando de 372.000 a 462.000 millones en activos solo con esta modificación.

Como aumenta el activo, y, por lo tanto, el denominador en la tasa de morosidad, cae esta. En el cuarto trimestre de 2021, con este ‘restateo’, la ratio bajó del 5,77% hasta el 4,47%. Se trata de un cambio significativo que acelera la tendencia descendente que ya venía experimentando el banco con esta variable, que se disparó cuando absorbió el Popular.

De hecho, el banco llegó a tener en verano de 2019, con Popular comprado dos años antes, una tasa de morosidad del 7% que superaba en un 50% el promedio de sus competidores en España. La entidad ha hecho varias ventas de carteras relevantes, lo que, unido a la mejora de la situación económica, que ha ido disminuyendo la mora general de la banca española, ha permitido disminuir esta ratio.

Pese al covid, la morosidad no ha aumentado, como se temió en un primer momento. Los créditos ICO y sus carencias iniciales, así como las moratorias y los ERTE, han drenado de dopaje la economía para evitar el colapso. La duda que hay ahora es si a medida que se empiecen a pagar los préstamos ICO cuando venzan las carencias aumentará la morosidad. O si lo hará con el fin de la moratoria concursal y la nueva ley de concursos, en un contexto de inflación desbocada y subidas esperadas de tipos.

Sea como fuere, Santander se ha puesto en España en línea con sus competidores en lo que a morosidad se refiere, cinco años después de haberse quedado con el Popular. La tasa de morosidad en el mercado español aún sigue siendo mayor que la del grupo a nivel mundial, que es del 3,26%.

El banco cuenta con una exposición de 36.000 millones en fase 3 o ‘stage 3’, que son préstamos en situación de morosidad o dudosos, mientras que hay otros 68.000 millones en fase 2, que es cuando están al corriente de pagos, pero ha habido problemas. Mientras que el crédito sano o en fase 1 se sitúa en 967.000 millones.

Foto: Ana Botín, presidenta de Banco Santander. (EFE/Zipi)

El 37,6% de los activos deteriorados corresponde a España, que es el mercado europeo con más morosidad para el Santander. La ratio de morosidad es aún más alta en Brasil, donde ha subido en 80 puntos básicos en el primer trimestre de este año, hasta el 5,68%. En el conjunto de Sudamérica repunta desde el 4,5% hasta el 5,05%. En la conferencia con analistas, José Antonio Álvarez, consejero delegado, ha mostrado optimismo con las tendencias de Brasil.

El banco presentó resultados este martes, con un beneficio de 2.543 millones, un 58% más que un año antes, pese a haber sufrido un incremento de los costes del 8% por las presiones inflacionistas. En España, el beneficio aumenta un 20,9%. Sin embargo, hay una nueva caída del margen de intereses, del 7,1% interanual, hasta los 998 millones, compensada por un aumento del 8,9% en comisiones y un descenso del 4,3% en los costes de explotación, al contrario de lo que ocurre en otros mercados.

El beneficio aumenta en un 25,9% en Reino Unido, hasta los 375 millones; en un 3,7%, hasta los 806 millones, en Norteamérica; en México, el beneficio sube un 31,7%, hasta los 249 millones; las ganancias se incrementan un 8% en Sudamérica, hasta los 900 millones; con una caída del 0,7% en Brasil, hasta los 627 millones. La división Digital Consumer Bank gana un 10,8% más, hasta los 282 millones; la de Corporate y Banca de Inversión eleva un 9,9% su beneficio hasta los 759 millones, y la parte de Seguros, Fondos y Banca Privada mejora un 11,9%, hasta los 245 millones.

Banco Santander ha dejado de ser un lastre para la tasa general de mora de la banca española. Por primera vez desde que absorbió Banco Popular en 2017, está en línea con el resto del sector. Las cuentas presentadas por el grupo cántabro muestran una ratio de mora del 4,47% en el primer trimestre de este año. El último dato de la banca española fue del 4,31% en febrero.

Ana Patricia Botín Morosidad José Antonio Álvarez
El redactor recomienda