Es noticia
Menú
Enagás gana un 25,4% menos y prepara un nuevo plan estratégico tras cambiar de CEO
  1. Empresas
A la espera de plusvalías potenciales

Enagás gana un 25,4% menos y prepara un nuevo plan estratégico tras cambiar de CEO

Aspira a superar este año los 430 millones de euros de beneficios, una vez se incluyan las plusvalías derivadas del proceso de rotación de activos llevado a cabo en los últimos meses

Foto: Sede de Enagás. (Reuters/Andrea Comas)
Sede de Enagás. (Reuters/Andrea Comas)

Enagás ha presentado resultados este martes. La energética presidida por Antonio Llardén obtuvo un beneficio neto de 69,3 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa una caída del 25,4% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, aunque el grupo reiteró el objetivo establecido para el conjunto de 2022 de superar los 430 millones de euros, una vez se incluyan las plusvalías derivadas del proceso de rotación de activos llevado a cabo por la compañía en los últimos meses.

Según informó el operador de la red gasista a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), entre estas operaciones correspondientes a este proceso de rotación de activos, pendientes de autorizaciones y cierres definitivos suman unas plusvalías potenciales de más de 200 millones de euros.

Entre ellas, se incluyen el acuerdo de venta de la participación del 50% del Gasoducto Morelos, que generará una plusvalía de unos 32 millones de euros; así como la entrada del fondo Clean H2 Infra Fund en el accionariado de Enagás Renovable (EGR), que supondrá otra plusvalía neta de unos 46,9 millones de euros, o la venta de la participación del 45,4% de GNL Quintero, que sumará otras plusvalías netas de unos 122 millones de euros y tendrá un impacto en el beneficio neto de 97 millones de euros. En el caso de no incluir estas potenciales plusvalías derivadas de este proceso de rotación, el objetivo de beneficio neto es alcanzar los 360 millones de euros, añadió la energética.

Foto: Sede de Enagás. (Reuters/Andrea Comas)

Los ingresos totales de la compañía en el primer trimestre del año alcanzaron los 233,9 millones de euros, un 2,8% inferior. Los ingresos regulados ascendieron a 230,4 millones de euros, un 0,9% menos respecto al primer trimestre de 2021 debido a la aplicación del marco regulatorio 2021-2026, aunque este impacto se vio parcialmente compensado por la remuneración de los gastos auditados de electricidad, compras de derechos de CO₂ y otros.

Mientras, el resultado de las sociedades participadas en el primer trimestre de 2022 fue de 44,2 millones de euros, frente a los 48,8 millones de euros de marzo de hace un año, lo que supone una contribución al beneficio neto de un 42,9% en el periodo.

Por su parte, la cifra de los flujos de caja operativos (OCF) a cierre de marzo fue de 225,6 millones de euros, un 16,6% superior a la obtenida en el mismo periodo de 2021. Este incremento se debe, entre otros efectos, a los dividendos recibidos de las sociedades participadas, que supusieron 49,2 millones de euros en el primer trimestre del año, frente a los 28,9 millones del mismo periodo de 2021. Esta variación se debe al cobro del dividendo de TGP por anticipado (22,9 millones de euros) y 6,5 millones de euros del dividendo de 2021 de Altamira que se ha cobrado en este primer trimestre.

Mientras, la deuda neta de la compañía presidida por Antonio Llardén ascendía al finalizar el primer trimestre de 2022 a 4.143 millones de euros, con un coste financiero de la deuda de 1,6%. El ratio FFO sobre deuda neta se situó en 16,8%. Enagás presenta una sólida situación de liquidez, que a cierre del primer trimestre ascendía a 3.436 millones de euros entre tesorería y líneas de crédito no dispuestas.

En lo que respecta a la demanda de gas natural, registró un incremento del 11,5% en el primer trimestre, comparado con el mismo periodo del año anterior, debido, principalmente, al crecimiento de la demanda para generación eléctrica, que se disparó un 118,1% con respecto al mismo periodo de 2021.

Actualizará su plan estratégico

Enagás lanzará en los próximos meses una actualización estratégica para adaptar su hoja de ruta al nuevo escenario energético europeo y ser protagonista en el proceso de aceleración de la descarbonización, con el impulso al hidrógeno verde, y en garantizar el suministro energético, informó la compañía.

El actual contexto geopolítico tras el estallido de la guerra en Ucrania después de la invasión por Rusia está transformando el escenario global y Europa está reordenando sus prioridades para garantizar el suministro energético, acelerando también los objetivos de descarbonización.

Así, el objetivo es que este nuevo plan "refleje la adaptación de la compañía a este nuevo contexto", señaló el consejero delegado de Enagás, Arturo Gonzalo Aizpiri, que asumió este cargo el pasado mes de febrero, añadiendo que esta actualización estratégica será "concreta" en lo que respecta a los objetivos de la empresa.

Foto: Logo de Enagás. (Reuters/Andrea Comas)

En una conferencia con analistas, Gonzalo Aizpiri subrayó que 2022 será un "año de transición" en el que se adaptará la estrategia del grupo "más que nunca en clave europea, a partir de unos cimientos sólidos para esta transformación".

En concreto, la nueva hoja de ruta europea, marcada por el plan REPowerEU y por las conclusiones del Consejo Europeo del pasado mes de marzo, así como por el paquete de medidas sobre el hidrógeno y la descarbonización del mercado del gas, publicado en diciembre, se basa en cinco pilares: almacenamiento, interconexiones, biometano, hidrógeno renovable y alianzas con países vecinos.

Cinco pilares: almacenamiento, interconexiones, biometano, hidrógeno renovable y alianzas con países vecinos

La aprobación de REPowerEU supondrá un punto de inflexión en la estrategia energética de Europa y tiene un objetivo principal: aumentar la seguridad energética de la UE impulsando la descarbonización y reduciendo drásticamente la dependencia del gas ruso.

REPowerEU tiene implicaciones importantes para el sistema gasista español y para Enagás, en un nuevo contexto en el que se refuerza la gestión cooperativa de infraestructuras y en el que España es un país clave para fortalecer la resiliencia del sistema energético europeo, tanto por su papel esencial en la diversificación del suministro de gas como por su gran potencial para un rápido despliegue del hidrógeno renovable.

Nuevas interconexiones

En este sentido, Gonzalo Aizpiri indicó que Enagás está trabajando con el Gobierno en nuevas interconexiones, tanto con Francia como con Portugal, "que garanticen la seguridad de suministro hoy y en el medio plazo".

El consejero delegado del grupo insistió así en que la "visión" de la compañía será "en clave española y europea", centrándose en la seguridad de suministro y la descarbonización.

Enagás ha presentado resultados este martes. La energética presidida por Antonio Llardén obtuvo un beneficio neto de 69,3 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa una caída del 25,4% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, aunque el grupo reiteró el objetivo establecido para el conjunto de 2022 de superar los 430 millones de euros, una vez se incluyan las plusvalías derivadas del proceso de rotación de activos llevado a cabo por la compañía en los últimos meses.

Enagás Acciones
El redactor recomienda