Es noticia
Menú
Inditex, H&M, Zalando... El retail acusa la inflación galopante y la demanda embalsada
  1. Empresas
Peor sector en bolsa en 2022

Inditex, H&M, Zalando... El retail acusa la inflación galopante y la demanda embalsada

Este coctel, junto a las particularidades propias de cada empresa de distribución textil, hace que el sector sea el que peor se comporte este año en bolsa, con una caída del 27%

Foto: Logos de Zara y H&M. (Reuters/Rodrigo Garrido)
Logos de Zara y H&M. (Reuters/Rodrigo Garrido)

No es solo Inditex. El grupo fundado por Amancio Ortega, que dejó de ser la empresa más valiosa de España en favor de Iberdrola, acusa la particular crisis que vive el sector 'retail', preso de una inflación galopante que impera en todos los países y que hace que muchos ciudadanos se abrochen el cinturón (algo que ha acusado en exceso Netflix). También juega en contra, para aquellos con cierto colchón financiero, esa demanda embalsada que sigue oculta y sin hacer acto de presencia, pese al paso de los meses. Así, este coctel, junto a las particularidades propias de cada empresa de distribución textil, hace que sea el que peor se comporte este año en bolsa, con una caída del Stoxx 600 Retail ligeramente por encima del 27%, cinco puntos más que el segundo peor: telecos con un 22%.

El sector acusa no solo la fuerte inflación, sino también el deterioro en la confianza de los consumidores y las perturbaciones de la cadena de suministro, que han provocado cuellos de botella en la cadena de valor mundial y al que no han escapado las empresas del sector. Aquí, las estrategias son dispares, puesto que Inditex ha optado por "medidas de mitigación de impacto gracias a la flexibilidad propia de su modelo de aprovisionamiento basado en el abastecimiento de proximidad y en una posición única de inventario", tal y como recoge en su memoria anual. Por su parte, H&M reconoció en septiembre que no pudo satisfacer toda su demanda, mientras que Nike rebajó su previsión de crecimiento, pese a que la demanda de sus productos estaba en máximos históricos, ya que sus plazos de entrega eran más altos y la situación había empeorado por los problemas en el transporte marítimo y ferroviario.

Los analistas de Banco Santander han defendido, a lo largo de los últimos meses, que "existe una importante demanda acumulada en el sector de la moda, dada la mejora de la movilidad de los consumidores y la perspectiva de una aceleración del turismo en los próximos meses, en lo que es un sector con un precio medio bastante bajo".

Foto: EC.

Desde RBC Capital Markets destacan que esta demanda embalsada no aflorará en los próximos meses. Sus analistas destacan que, "a finales del año pasado y principios de este año, habíamos visto cierto potencial para liberar ahorros. No obstante, ahora no creemos que sea el caso, dada la gran aceleración de los precios de la energía y las materias primas".

Por tanto, los 'retailers' tienen que lidiar con un largo periodo de deflación que se ha convertido rápidamente en inflación. De ahí que numerosas firmas de inversión, entre las que se incluyen RBC Capital, hayan recortado su precio objetivo o deteriorado su recomendación como consecuencia de la exposición a Rusia y a los vientos en contra de la inflación. Por ejemplo, el consenso de mercado recogido por Bloomberg durante este año ha recortado el precio objetivo de Inditex un 16,8%, hasta los 26,87 euros por acción; el de H&M un 35%, y el de Zalando más de un 55%. Tres rebajas que guardan gran consonancia con su evolución bursátil, puesto que se dejan un 27,5%, 28% y 42%, respectivamente, en menos de cuatro meses.

La alemana ha sido la gran damnificada. La superación de la pandemia ha hecho que las empresas como Zalando que se impulsaron con fuerza por el 'quédate en casa' sufran un revés. De ahí que el comercio puramente electrónico, que fue uno de los claros vencedores (y tiene unos costes más reducidos), ahora cuente con ciertos recelos, puesto que no logrará retener a una parte de esos clientes.

Con todo escenario, las miradas estarán puestas en las cifras que presenten del primer trimestre durante las próximas semanas. No obstante, no nos engañemos, las cifras no serán para tirar cohetes como consecuencia de otro factor negativo, el 'shock' temporal por el lado de la demanda en muchos mercados provocado por la guerra en Ucrania, que ha llevado a muchas empresas a retocar su estrategia en Rusia. En el caso de Inditex, cabe recordar que el 9% de sus tiendas están en Rusia y Ucrania (600 en total) y que allí obtiene en torno a un 8,5% de su beneficio.

No es solo Inditex. El grupo fundado por Amancio Ortega, que dejó de ser la empresa más valiosa de España en favor de Iberdrola, acusa la particular crisis que vive el sector 'retail', preso de una inflación galopante que impera en todos los países y que hace que muchos ciudadanos se abrochen el cinturón (algo que ha acusado en exceso Netflix). También juega en contra, para aquellos con cierto colchón financiero, esa demanda embalsada que sigue oculta y sin hacer acto de presencia, pese al paso de los meses. Así, este coctel, junto a las particularidades propias de cada empresa de distribución textil, hace que sea el que peor se comporte este año en bolsa, con una caída del Stoxx 600 Retail ligeramente por encima del 27%, cinco puntos más que el segundo peor: telecos con un 22%.

Inflación Amancio Ortega Retail
El redactor recomienda