Es noticia
Menú
Haya (Cerberus) ultima un ERE de hasta 300 personas y arranca una ola de ajustes en el sector
  1. Empresas
tras perder el contrato de sareb

Haya (Cerberus) ultima un ERE de hasta 300 personas y arranca una ola de ajustes en el sector

La pérdida del contrato de Sareb empuja a la inmobiliaria de Cerberus a iniciar un expediente de regulación de empleo que podría comunicarse este mismo jueves a la plantilla

Foto: Sede de Haya Real Estate. (EFE)
Sede de Haya Real Estate. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Este jueves, la dirección de Haya Real Estate, la empresa de servicios inmobiliarios de Cerberus, prevé anunciar un duro ajuste de plantilla que, según las fuentes consultadas, podría plantearse para hasta 300 profesionales. No obstante, el comunicado que hoy se espera enviar a los trabajadores es el arranque de un proceso de negociación de un ERE —expediente de regulación de empleo—, sin que se vaya a poner todavía sobre la mesa ninguna cifra concreta del número de empleados afectados. Desde la compañía no hacen comentarios.

Se trata de la primera gran consecuencia, en términos de empleo, del nuevo reparto del megacontrato de Sareb. La decisión del banco malo de encomendar a Aliseda e Hipoges la gestión de sus 25.000 millones en activos inmobiliarios ha roto la cintura a Haya, Altamira, Solvia y Servihabitat, que era los cuatro anteriores adjudicatarios.

Foto: Sede de Haya Real Estate. (Cedida)

En el caso de la filial de Lone Star y CaixaBank, el golpe ha sido menor gracias a que el verano pasado se adjudicó el Proyecto Neo de gestión urbanística de suelos de Sareb y el contrato de 'servicing' de Kutxabank.

En cambio, para Haya, esta decisión ha sido negativa, ya que ha dejado a la compañía sin el 42% de su negocio, justo cuando estaba negociando un acuerdo con sus bonistas, que lleva aparejado un nuevo plan de negocio.

La filial de Cerberus tiene bajo gestión un total de 30.560 millones en activos, de los cuales 12.830 millones corresponden al contrato con Sareb, negocio que a partir del próximo mes de junio pasará a manos de sus rivales. Entonces, Haya también dejará de gestionar 2.150 millones de Unicaja, entidad que ha decidido rescindir el contrato con dos años de antelación, lo que reportará una indemnización de 20 millones.

placeholder Foto: Reuters/Sergio Pérez.
Foto: Reuters/Sergio Pérez.

Dentro de toda la documentación que ha hecho pública por su negociación con los bonistas (que se cerró con éxito con una adhesión por encima del 90%), la compañía ha desvelado que, tras la pérdida del contrato de Sareb, espera hacer frente a costes de reestructuración que cifra en 10,7 millones de euros, además de reconocer un impacto negativo de 34 millones de euros en términos de ebitda ajustado durante los próximos tres años.

Este ERE será el segundo que ponga en marcha Haya en dos años, ya que en 2020 también llevó a cabo un importante recorte de plantilla que terminó cerrando con la salida de 210 profesionales, un 28% menos de lo inicialmente estimado. Tras aquel recorte, la plantilla de la compañía ronda los 900 puestos de trabajo, con lo que este nuevo expediente puede llegar a plantearse sobre cerca de un tercio del total, cifra que previsiblemente se reducirá durante el periodo de negociaciones.

Foto: Javier García del Río, presidente de Sareb.

Aunque la filial de Cerberus es, probablemente, el eslabón más débil de la cadena que depende de Sareb, en el sector es un secreto a voces que en los próximos meses se vivirán también ajustes en Altamira y Solvia. Un problema añadido al que se enfrentan las empresas es el duro ajuste de costes impuesto por Sareb para adjudicar el contrato, lo que dificulta ahora mucho el trasvase de equipos de un 'servicer' a otro.

De hecho, las fuentes consultadas aseguran que no se espera un traspaso generalizado de plantillas, ya que las primeras aproximaciones, más o menos informales, que ha habido entre algunas compañías arrojan unas fuertes diferencias salariales y de necesidades de equipos que abocan al sector hacia un escenario de ajustes de plantilla, ya sean salidas pactadas, prejubilaciones o despidos.

Este jueves, la dirección de Haya Real Estate, la empresa de servicios inmobiliarios de Cerberus, prevé anunciar un duro ajuste de plantilla que, según las fuentes consultadas, podría plantearse para hasta 300 profesionales. No obstante, el comunicado que hoy se espera enviar a los trabajadores es el arranque de un proceso de negociación de un ERE —expediente de regulación de empleo—, sin que se vaya a poner todavía sobre la mesa ninguna cifra concreta del número de empleados afectados. Desde la compañía no hacen comentarios.

Sareb Haya Real Estate Kutxabank Altamira Real Estate Aliseda SOLVIA
El redactor recomienda