Es noticia
Menú
El turismo espera una Semana Santa de 'resurrección' (con permiso de Ucrania)
  1. Empresas
BUENAS PREVISIONES

El turismo espera una Semana Santa de 'resurrección' (con permiso de Ucrania)

El tirón de las reservas internacionales y la previsión de que la demanda nacional sigue siendo cauta a la hora de hacer viajes al extranjero auguran altos índices de ocupación

Foto: Turismo de Semana Santa en Girona, el año pasado. (EFE)
Turismo de Semana Santa en Girona, el año pasado. (EFE)

El sector turístico español confía en una fuerte recuperación de la campaña de Semana Santa tras dos campañas lastradas por la pandemia del covid en 2020 y 2021. El incremento de reservas internacionales detectado hasta ahora, con niveles de 2019 en algunos destinos, y la previsión de que la demanda nacional seguirá prefiriendo por precaución quedarse en España antes que salir al extranjero, auguran altos niveles de ocupación en un momento en el que muchos hoteles están dejando atrás los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y en el que la principal incertidumbre es conocer el impacto económico que la guerra de Ucrania tendrá en el corto plazo en la capacidad de gasto de las familias y visitantes.

Aunque siguen vigentes algunos protocolos y medidas de precaución marcadas por el Ministerio de Sanidad, destinos como Canarias o la Costa Blanca alicantina observan con optimismo la evolución del mercado a poco más de una semana del arranque de la campaña y con el deseo de que acompañe la situación meteorológica una vez superadas las fuertes lluvias de los pasados días. "Si se confirman las previsiones adelantadas de tiempo seco y soleado, se podrían alcanzar niveles de ocupación hotelera similares a los de 2019, última Semana Santa de la normalidad", señalan desde Hosbec, la patronal hotelera valenciana, con muchos de sus socios implantados en Benidorm y su entorno.

Foto: Entrevista a Zurab Pololikashvili. (Isabel Blanco)

Según reiteran, esta será la primera gran cita del turismo una vez que la pandemia ha pasado a una fase de estabilización y aunque el nivel de contagios permanece alto todavía, "lo cierto es que ha bajado y mucho la presión del sistema sanitario, que es lo verdaderamente preocupante". "Los consumidores españoles y europeos están en una nueva etapa de afrontar la pandemia y no se espera ninguna restricción ni cambios en la movilidad ni en los viajes que pueda afectar de nuevo al sector turístico", manifestó el presidente de Hosbec, Antoni Mayor.

Pese al carácter 'salvador' que la demanda nacional ha tenido en las complejas campañas de los dos años de covid, el sector turístico es consciente de que la reactivación llegará de la mano del regreso del turista internacional. Los últimos datos de emisión de reservas aéreas internacionales con destino España de la empresa de inteligencia turística ForwardKeys, presentados este viernes por el Ministerio de Industria, las llegadas desde el extranjero se prevén tan solo un 13% por debajo de los valores de la Semana Santa de 2019, mientras que los viajes aéreos nacionales se encuentran a la par con los valores previos a la pandemia, apenas un 1% por debajo.

No obstante, hay incluso destinos con crecimientos de las cifras prepandemia. Las reservas a Tenerife esta Semana Santa han aumentado un 7% en relación con 2019, mientras que las reservas procedentes del mercado nacional se incrementan un 23% en comparación con el mismo periodo, según los datos presentados por el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, y el jefe de Inteligencia de Mercado de ForwardKeys, Juan Antonio Gómez.

placeholder La playa de Benidorm. (EFE)
La playa de Benidorm. (EFE)

"A lo largo de la pandemia, hemos visto gran cantidad de demanda frustrada, que se ha traducido en un renovado interés de los viajeros cada vez que las restricciones permitían viajar de nuevo; en esta nueva fase de la pandemia, España se recupera rápidamente hasta rozar los valores previos al inicio de la crisis. Esta Semana Santa esperamos que mercados de origen tradicionales como Reino Unido o Alemania superen los niveles de llegadas previos a la pandemia", apuntó Gómez.

Sus estimaciones coinciden con las de Hosbec. "Con una cuota de mercado que oscila entre el 55% en Benidorm, del 50% en Costa Blanca y Valencia y del 20% en Castellón, va a ser el factor diferencial que permita la consolidación de la recuperación. Los británicos vuelven a ser líderes en el mercado internacional, con el 42,5% de cuota en Benidorm, lo que confirma las buenas perspectivas al alza de la tendencia de este mercado. La ocupación hotelera durante la pasada semana alcanza ya puntas durante fin de semana de entre el 65 y el 70%".

El optimismo existe también en el ámbito de la hostelería. Manuel Espinar, vicepresidente de Hostelería España y presidente de la federación valenciana, explica que el cliente español todavía es reacio a viajar al extranjero. Su rol y capacidad de gasto fue clave en 2020 y 2021 para sostener muchos negocios en destinos nacionales que optaron por abrir la persiana. "Todavía queda mucha gente que se resiste a hacer viajes largos y apostará por el producto España", afirma, mostrando optimismo por la confluencia con el regreso de los extranjeros, que ya ha comenzado a producirse. No obstante, Espinar se muestra cauto, especialmente porque ahora los ojos están puestos en el impacto sobre el mercado de la guerra de Ucrania y las tensiones inflacionistas. "Todo puede cambiar de un día para otro", dice.

"Los datos de cara a la temporada estival no podrían ser más alentadores"

Los principales mercados emisores más recuperados que viajarán a España esta Semana Santa incluyen Dinamarca (+44%), Suecia (+39%) y Colombia (+37%), seguidos de Alemania (+26%) y el Reino Unido (+13%), todos superando los niveles previos a la pandemia. Los destinos favoritos para los viajeros extranjeros serán las Islas Baleares (+14%), Islas Canarias (-3%) y Comunidad Valenciana (-3%), con Ibiza (+34%), Palma (+12%) y Tenerife (+7%) encabezando el 'ranking' de ciudades españolas que más viajeros recuperan, creciendo todas con respecto a 2019, según las perspectivas de ForwardKeys.

"Todavía no esperamos que las cosas sean como antes de la pandemia, pero algunos mercados claramente superan nuestras expectativas iniciales. Nuestros datos muestran también que la duración de la estancia se ha incrementado ligeramente y que los grupos de 3 a 5 personas aumentarán su cuota de mercado en contraposición a parejas y grandes grupos", añade Gómez.

La Semana Santa servirá para enseñar la tendencia y si la curva de la recuperación turística se mantiene al alza de cara al verano. Las primeras señales no son malas. "Los datos de cara a la temporada estival no podrían ser más alentadores, con un 197% más de reservas para llegadas internacionales entre junio y agosto, que en el mismo momento el año pasado", señalaba el jefe de inteligencia de ForwardKeys en un comunicado difundido por el Ministerio de Industria.

El sector turístico español confía en una fuerte recuperación de la campaña de Semana Santa tras dos campañas lastradas por la pandemia del covid en 2020 y 2021. El incremento de reservas internacionales detectado hasta ahora, con niveles de 2019 en algunos destinos, y la previsión de que la demanda nacional seguirá prefiriendo por precaución quedarse en España antes que salir al extranjero, auguran altos niveles de ocupación en un momento en el que muchos hoteles están dejando atrás los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y en el que la principal incertidumbre es conocer el impacto económico que la guerra de Ucrania tendrá en el corto plazo en la capacidad de gasto de las familias y visitantes.

Noticias de Comunidad Valenciana