Es noticia
Menú
La guerra dispara el precio de los seguros de ciberriesgos y deja a empresas sin protección
  1. Empresas
TRAS DOS AÑOS DE AUMENTOS

La guerra dispara el precio de los seguros de ciberriesgos y deja a empresas sin protección

Los costes de las pólizas para grandes empresas se han duplicado o triplicado en los dos últimos años, con mayores dificultades para contratar seguros y con exclusiones

Foto: Ilustración de Reuters/Dado Ruvic.
Ilustración de Reuters/Dado Ruvic.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Cada vez hay más ciberataques y, sobre todo, miedo a recibirlos. Esta tendencia se aceleró con el coronavirus y se ha desbocado con la guerra de Ucrania y las sanciones y restricciones entre Rusia y Occidente. El resultado es que se están disparando los precios de los seguros que cubren ciberriesgos, según fuentes de aseguradoras, brókeres y empresas.

Así, en el ámbito de las renovaciones a las que se enfrentan ahora las empresas, el encarecimiento es del 50% sin siniestros y de más del 100% si los ha habido, muestra Carolina Daantje, directora de Ciberriesgos de Willis Towers Watson Iberia. Este proceso se produce en medio de más demanda, con crecimientos de más del 20% interanual en España. A nivel mundial, las pólizas alcanzaron en 2021 los 15.000 millones de dólares, según el ‘WSJ’, que cuenta que un juez de Nueva Jersey ha fallado que las exclusiones por guerra no son válidas en estos seguros.

Foto: Edificio en llamas en Jarkóv. (Oleksandr Lapshyn/Reuters)

La dinámica ha provocado que los precios de las pólizas para ciberriesgos se hayan duplicado o triplicado en los últimos años. Pero no solo hay un encarecimiento. También hay dificultades para las grandes empresas de obtener una cobertura amplia, teniendo que optar por un abanico de aseguradoras y, sobre todo, teniendo que asumir exclusiones como por los ataques ‘ramsonware’ o restricciones. Por ejemplo, con pólizas en las que la cobertura máxima es la mitad si el siniestro es ‘ramsonware’.

Es decir, si el riesgo contratado es de 10 millones, para estos ataques es de cinco millones, y además se exige coaseguro, asumiendo parte del riesgo la empresa. Adicionalmente, añaden desde AON, “las empresas que no cuentan con un nivel de madurez en ciberseguridad adecuado puede que no encuentren seguro o les exijan una serie de mejoras antes de poderles confirmar cobertura”.

En la 'Encuesta global de gestión de riesgos 2021', del bróker de seguros AON, los ciberriesgos están en primer lugar en preocupación de las empresas. “Las ratios de siniestralidad superiores al 100% y los riesgos poco asegurados son el principal motivo de aumento de las primas”, indica Claudia Gómez, directora ejecutiva de líneas financieras de AON.

Foto: Tienda de Zara en Moscú. (EFE/Shipenkov)

“Hay más demanda porque cuando tienes miedo intentas protegerte, y ahora vemos un aumento de los ciberriesgos, y cómo se está librando una guerra paralela en la que hay ciberataques a infraestructuras”, explica Iván Pasarisa, director técnico de RibéSalat. “Ya venimos de dos años de aumentos de costes, y ahora está amplificándose”, añade.

Las aseguradoras se lanzaron a por el producto de pólizas para cubrir ciberriesgos aprovechando la novedad. El problema es que han sufrido de inexperiencia y se han tenido que hacer cargo de importantes indemnizaciones por ciberataques, especialmente de ‘ransomware’, que consiste en el secuestro de datos y pedir un rescate. También abundan las suplantaciones de identidad para obtener datos privados (‘phishing’).

Durante el covid, el teletrabajo ha facilitado las brechas de seguridad, mientras que ahora, de fondo, está la amenaza de ciberataques desde Rusia contra infraestructuras y empresas europeas o estadounidenses. A raíz de ello, “las aseguradoras están limitando las coberturas por ‘ransomware’ y están pidiendo a las empresas que compartan el riesgo con coaseguro o franquicias cada vez más altas”, sostiene Pasarisa. Las grandes empresas tienen que asumir que haya parte del riesgo sin cubrir, y para el conjunto optan por capas. Esto es, una póliza para llegar a un nivel de cobertura, otra aseguradora para una nueva capa, y así sucesivamente, dando que las aseguradoras han limitado su participación en este mercado.

Foto: La inflación media amenaza con irse este año por encima del 7%. (EFE/Jesús Diges)

En este contexto, los precios se han disparado. Pymes y autónomos, segmento en el que se percibe menos riesgo, tienen pólizas de tres y cuatro cifras, de cientos o miles de euros. Según suben la escala y el riesgo, el coste lo hace en mayor magnitud, y las grandes empresas se gastan cientos de miles o, incluso, millones en las multinacionales más expuestas.

Además, las aseguradoras cada vez son más exigentes. Para empresas pequeñas y autónomos, hay productos de firmas nacionales, como de Caser, Mapfre o SegurCaixa. Pero las grandes empresas tienen que irse al mercado Lloyd’s, donde cooperan para asegurar riesgos grandes firmas, o a los principales grupos aseguradores mundiales. El problema es que en el reaseguro se está encareciendo el coste y restringiendo riesgos.

El bróker Marsh ha identificado 12 controles o áreas que las empresas deben mejorar para cumplir con el proceso de verificación que están exigiendo las aseguradoras, explican Alan Abreu y Sara Muñoz, ejecutivos del área de ciberriesgos: multifactor de autentificación para todo acceso remoto, soluciones de seguridad avanzadas, copias de seguridad, gestión de accesos con privilegios, seguridad web y del correo electrónico, gestión de vulnerabilidades, capacidades de respuesta a incidentes, formación en ciberseguridad, configuración segura, monitorización y protección de redes, gestión segura de sistemas obsoletos y gestión de proveedores.

“El precio del seguro de ciberriesgos hace años era bajo, porque la gente no estaba interesada. Pero la siniestralidad ha subido de forma brutal en los dos últimos años, y las primas de las pólizas han pasado a ser deficitarias. Las aseguradoras tenían primas reducidas y coberturas grandes. Ahora están intentando coger menos proyectos y hacer 'rebalanceo' en la cartera. El año pasado vimos aumentos de precios de entre el 30% y el 50%, y este año lo hemos vuelto a ver”, resume Manuel Pérez, responsable de ciberseguros en Howden, que puntualiza que el encarecimiento en dos años llega a ser del triple en muchos casos.

Foto: Imagen de una feria del vehículo de ocasión en Zamora. (EFE/Mariam A. Montesinos)

“Ahora la aseguradora elige si la empresa es apta”, añade Pérez. Las aseguradoras son cada vez más exigentes en cuanto a los protocolos de ciberseguridad y la información que obtienen de las empresas. Y eso que, según el Instituto Nacional de Ciberseguridad, Incibe, España está en el ‘top 10’ mundial en ciberseguridad.

El contexto de espiral de precios se está recrudeciendo con la guerra de Ucrania y la escalada de tensión entre Occidente y Rusia. Aunque Manuel Pérez señala que no están aumentando los siniestros por ciberataques, sí hay miedo a que ocurra en el futuro. “Hay clientes preguntando si aumentan las coberturas por la guerra, pero les explicamos que ya estábamos en nivel alto de riesgo y que ya hay una ciberguerra que no necesita declaración para que haya ataques”, agrega. Este “mercado duro”, prosigue, continuará hasta 2023, según el escenario del bróker Howden, que implicaría la disminución de ataques. En ese momento, según el pronóstico, los precios se estabilizarían después de tres años de aumentos continuados.

Las pymes y los autónomos, por ahora, se están quedando al margen del encarecimiento general. “Para las grandes empresas, hay una tendencia de aumento de precios, pero estamos consiguiendo mantener precios con los reaseguradores”, asegura Rosario Rodríguez Requero, directora de Responsabilidad Civil General y Ciber para Pymes de Caser. Para ello, eso sí, tienen que cumplir con servicios preventivos, como tener una aplicación ante ‘ramsomware’ o cumplir con la legislación de protección de datos.

Cada vez hay más ciberataques y, sobre todo, miedo a recibirlos. Esta tendencia se aceleró con el coronavirus y se ha desbocado con la guerra de Ucrania y las sanciones y restricciones entre Rusia y Occidente. El resultado es que se están disparando los precios de los seguros que cubren ciberriesgos, según fuentes de aseguradoras, brókeres y empresas.

Aseguradoras Ucrania Conflicto de Ucrania
El redactor recomienda