Es noticia
Menú
La nueva era de Ortega en Inditex toma forma ante un mercado impaciente
  1. Empresas
RESULTADOS EL MIÉRCOLES

La nueva era de Ortega en Inditex toma forma ante un mercado impaciente

Tras presentar las últimas cuentas, la empresa cayó más de un 5% en bolsa a pesar de registrar el mejor margen en 7 años. El nuevo equipo directivo se enfrenta a un entorno muy exigente

Foto: Marta Ortega, en una imagen de 2018. (EFE/Cabalar)
Marta Ortega, en una imagen de 2018. (EFE/Cabalar)

Fin de año en Inditex. La matriz de Zara presentará este miércoles sus cuentas al cierre del ejercicio (hasta febrero de 2022) y lo hará a las puertas del relevo generacional: el 31 de marzo será el último día de Pablo Isla al frente de la compañía. Marta Ortega será la nueva presidenta y, aunque el cargo ejecutivo recaiga sobre el CEO, Óscar García Maceiras, su llegada al consejo marca el inicio de una nueva era en la textil.

El hito se ve empañado por el entorno bélico — en el que la empresa, al igual que sus competidoras, ha tenido que acometer sus sacrificios —. Sin embargo, Inditex no podrá cargarlo todo sobre la guerra: el mercado ya venía castigando la acción desde sus últimas cuentas. Desde que presentó sus resultados trimestrales a mediados de diciembre, ha perdido un 25% en bolsa. Unos datos que subrayan la impaciencia del mercado: crecer un 10% en ventas no es suficiente. El margen decepcionó por dos puntos porcentuales, y la empresa se comió en bolsa un 5% de sus (entonces) más de 80.000 millones de euros de capitalización bursátil.

Foto: Ilustración: Raquel Cano.

Para medir el nivel de exigencia, hay que tener en cuenta que aquel fue el mejor margen en 7 años. Por ejemplo, los analistas de Credit Suisse — históricamente críticos con Inditex (hubo un tiempo en el que sus marcas se venderían en Zalando) — el anuncio de la suspensión en Rusia no fue tan relevante, porque ya eran "prudentes al respecto del ritmo de crecimiento futuro a medio plazo debido al entorno negativo de crecimiento y la falta de diferenciación de las marcas fuera de Zara (35% de las ventas)". "Los eventos actuales en Europa del Este y el entorno de desafío en China solo acentúan los obstáculos en el crecimiento a medio plazo", zanjaron.

Otros analistas insisten en que es una cuestión sectorial. "No pesa nada específico en Inditex, pero sí el temor generalizado en el sector por (1) desaceleración de las ventas porque el consumidor se retraiga en este entorno de incertidumbre y menor renta disponible para "productos accesorios" si productos básicos como la electricidad, gasolina y el pan te cuestan más, y (2) Estrechamiento de márgenes por la subida de MMPP, costes energéticos y fletes (y que no pueden trasladar con tanta alegría a los precios finales en el entorno antes mencionado)", explica Elena Fernández-Trapiella, analista de Bankinter.

A corto plazo, la guerra en Europa va a pesar sobre el sentimiento del consumidor

Para algunos, todo esto es incluso una oportunidad de hincar el diente a la acción. El banco Sabadell cambió su recomendación desde 'vender' hasta 'comprar', en vista del "mal comportamiento de la acción desde comienzos de año". "El trimestre empezó fuerte, con crecimiento de ventas de doble dígito, y la segunda parte tiene una comparativa razonablemente fácil (el año pasado hubo restricciones por la pandemia y la climatología adversa en partes de España)", defienden. "Por ese motivo esperamos un buen tono de los resultados".

De todas formas, Rusia no va a ser fácil de ignorar. No solo por el peso de este país en su negocio, también por el impacto que esta guerra va a tener en las ganas de consumir de los clientes y la presión de la inflación. "Estamos atentos a la exposición a países de Europa del Este después de que Zalando mencionase una caída en el sentimiento del consumidor, aunque destacamos que Inditex no haya hecho referencias a nada de esto en su comunicado", explicaron esta semana en JP Morgan, donde no descartan que "las tensiones geopolíticas pesen sobre la confianza del consumidor de forma más generalizada en Europa debido a las preocupaciones sobre la inflación y el coste de vida".

Foto: Isla, en la junta de accionistas de julio. (EFE/Inditex)

La empresa señalizó en las últimas cuentas que esperaba terminar el año con un margen bruto (es decir, cuánto gana la empresa realmente con lo que vende) del 57,5%, una estimación que coincide con la del consenso de 'Bloomberg'. Pero en estas cuentas, el mercado también estará atento a cualquier guiño hacia el futuro, tanto a corto plazo (en un momento de cambio en el tablero geopolítico y en la evolución de los costes y precios) como a medio plazo (en la formación del modelo de negocio futuro). De momento, García Maceiras ya puso todo su esfuerzo en subrayar su "mensaje de continuidad".

Continuidad que, no obstante, no va a ser suficiente. En sus años al frente, Isla lanzó la internacionalización de la empresa al principio de su mandato, pasando luego por una serie de innovaciones tecnológicas y operativas que posicionaron a Inditex a la cabeza del híbrido entre el ‘online’ y el ‘offline’. Su estrategia en la tienda física está cambiando rápidamente hacia una nueva experiencia de compra: los ejemplos van desde la liquidación de cientos de locales en China hasta la apertura del Zara más grande del mundo en Madrid, con toda la colección en un mismo lugar. Estos planes fían al ‘online’ la estrategia de crecimiento agresivo que parece estar pidiendo el mercado. Pero el 'online' también viene con sus propios dolores de cabeza, ya que es un mercado aún más competitivo que el de la calle. En este navegan gigantes como el opaco Shein y la máxima del 'prueba y error' está a la orden del día, bajo el mismo mecanismo de alta circulación que tienen las marcas de Inditex. Maceiras y Ortega se enfrentan a un mercado muy exigente.

Fin de año en Inditex. La matriz de Zara presentará este miércoles sus cuentas al cierre del ejercicio (hasta febrero de 2022) y lo hará a las puertas del relevo generacional: el 31 de marzo será el último día de Pablo Isla al frente de la compañía. Marta Ortega será la nueva presidenta y, aunque el cargo ejecutivo recaiga sobre el CEO, Óscar García Maceiras, su llegada al consejo marca el inicio de una nueva era en la textil.

Noticias de Inditex
El redactor recomienda