Es noticia
Menú
La industria de alto consumo de luz dispara sus resultados pese al coste récord de la energía
  1. Empresas
Aseguran que peligra su viabilidad

La industria de alto consumo de luz dispara sus resultados pese al coste récord de la energía

Las grandes cotizadas de alto consumo eléctrico experimentan ebitdas históricos en 2021 pese al aumento de sus costes. El Gobierno promete rebajar su factura ante el nivel de precios de 2022

Foto: Imagen de un trabajador en una fábrica de acero. (Reuters/Wolfgang Rattay)
Imagen de un trabajador en una fábrica de acero. (Reuters/Wolfgang Rattay)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las empresas electrointensivas, cuyos costes de luz suponen una partida clave en su producción, vienen desde hace meses advirtiendo a la opinión pública de que el aumento récord de la electricidad supone un lastre para su actividad hasta el punto de que está amenazada su viabilidad, con el problema social que supondría la pérdida de empleos.

Sin embargo, los resultados de 2021, año en que la luz ha encadenado 27 récords históricos, están siendo más que notables. En términos de ebitda, el mejor indicador de la salud del negocio, ya que desdeña aspectos extraordinarios, se están alcanzando cifras nunca vistas. Firmas industriales de primer nivel están logrando pulverizar sus guarismos.

Pese a lo anterior, y ante el incremento sin precedente de precios provocado por la guerra en Ucrania (este martes, la luz alcanzará los 700 euros por MWh en algunas horas del día), el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el pasado miércoles en el Congreso de los Diputados que rebajaría para este 2022 en un 80% los peajes de más de 600 empresas electrointensivas.

placeholder El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, y la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera (d). (EFE/Fernando Alvarado)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, y la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera (d). (EFE/Fernando Alvarado)

Está por decidir si la rebaja de peajes a la industria electrointensiva sale de la factura eléctrica o se tira de los presupuestos generales del Estado. Cabe destacar que estas empresas de alto consumo contaban hasta 2020 con la interrumpibilidad, una suerte de ayuda pagada con la factura de la luz a cambio de desconectar sus plantas cuando lo requiriera el sistema. Sin embargo, el difícil encaje comunitario, al considerarlo una ayuda de Estado, hizo que se suprimiera.

Multinacionales que operan en España como Arcelor, Acerinox, Alcoa, Holcim, Cemex o Heidelberg están reportando a sus inversores no solo un fuerte aumento de su cuenta de resultados con respecto a 2020, año marcado por el golpe que provocó el covid-19, sino frente a los años precedentes, cuando sus costes energéticos, en teoría, eran muy inferiores.

Así, Arcelormittal, uno de los principales proveedores de acero del mundo, logró un aumento de su resultado neto operativo del 540%, con lo que llegó a los 17.132 millones. La firma que opera fábricas en Asturias, País Vasco, Aragón, Navarra o Valencia ha conseguido el mejor ebitda de su historia. También lo ha hecho el otro gran proveedor de acero español, Acerinox. La firma del Ibex 35 ha conseguido mejorar sus cifras un 158%, hasta casi 1.000 millones de euros de ebitda en el año, lo que supone triplicar sus números de los últimos años o casi multiplicar por cinco las cifras de hace una década.

Foto: Una torreta de alta tensión. (EFE/Eliseo Trigo)

Otras firmas industriales de alto consumo con presencia en España como Holcim o Cémex también han logrado los mejores números de la década. La firma suiza obtuvo más de 6.300 millones, con lo que solo los números de 2017 fueron mejores en toda la década. Cemex, el otro gran productor de cemento y áridos, ganó más de 2.500 millones, récord desde al menos 2012.

Caso llamativo es el de Alcoa. Aunque lleva desde hace años diciendo que cierra sus plantas en España por falta de viabilidad, entre otras cosas, por los costes energéticos, ha obtenido a nivel global unos ingresos y un ebitda récord en el último trimestre del año, según detalla la compañía, precisamente el momento del año en que más se encareció la factura eléctrica a nivel global.

Foto: Acerinox.

También han mejorado firmas con otro tipo de problemas financieros como Tubos Reunidos, otra electrointensiva que ha solicitado ayuda al Gobierno para reconducir su difícil situación financiera. "En términos comparativos, y pese al incremento de los costes, el resultado de explotación del ejercicio 2021, comparado con el del ejercicio 2020, ha mejorado en 4,6 millones de euros, que es 3,5 veces el incremento del importe neto de la cifra de negocios", expresa la compañía.

Se trata de compañías cotizadas con actividad en diversos países obligadas a publicar sus resultados. No obstante, aún queda buen parte de las firmas electrointensivas sin detallar sus números del año.

El alza de costes por la luz se ve más que compensada por el repunte de precios en los productos que están trasladando a sus clientes

Fuentes empresariales explican que la mayoría de estas compañías industriales son proveedores de bienes intermedios, por lo que el aumento de costes que están sufriendo en algunos casos vía factura energética se está viendo ampliamente compensado por el repunte de precios que dichas compañías están trasladando a sus clientes. El IPC registró en febrero el mayor aumento desde hace más de tres décadas (+7,4%). Además, otras fuentes conocedoras del sector energético aseguran que muchas empresas electrointensivas durante 2021 aún contaban con contratos de luz firmados a precios de antes de la crisis que han podido mantener hasta finales del año, lo que les ha permitido disparar sus márgenes.

Sin embargo, ahora se encuentran ante un problema mucho mayor, ya que los precios siguen subiendo y ya no tienen esas coberturas. De ahí que el Gobierno se plantee pagarles gran parte de los peajes que cobran las distribuidoras eléctricas. Una medida que ya aplica Alemania con su industria, y pese a que podría ser una ayuda de Estado, por ahora, la Comisión Europea lo está pasando por alto. La medida vendría a paliar ese déficit competitivo con la industria germana.

Foto: Llama de gas en una cocina. (Reuters/Thomas Peter)

No obstante, el informe de expertos en fiscalidad presentado la pasada semana advierte de que la electricidad en España, para clientes industriales, es del 37,7%, frente al 44,4% del promedio de la Unión Europea.

Medidas para el resto de consumidores

Estas empresas siguen advirtiendo del problema que genera en sus plantas el alto precio de la energía, por lo que piden de forma reiterada al Gobierno soluciones para evitar parar sus plantas. El Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, en medio de la subida del precio de la luz, no ha especificado si habrá rebajas de cargos adicionales para los consumidores residenciales, cuyos costes están en niveles nunca vistos.

No obstante, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, anunció que ajustará la retribución a las renovables con prima. Un ajuste que no afecta su rentabilidad, pero que permitirá rebajar en más de 2.000 millones el pago a estas tecnologías este año. Aún no se ha concretado a qué se destinarán estos fondos, aunque 'Cinco Días' avanzaba que su fin será rebajar cargos en la factura.

Algunas empresas energéticas creen que es un error detraer ingresos a las renovables, que, señalan, son la verdadera tabla de salvación para Europa en vista de la capacidad de países como Rusia, en guerra con Ucrania, de condicionar la política comunitaria por la dependencia energética que sufre el Viejo Continente. Pero el Gobierno, trasladan otras fuentes próximas al Ejecutivo, se ve obligado a tomar medidas ante el riesgo de que la inflación destroce la economía.

Las empresas electrointensivas, cuyos costes de luz suponen una partida clave en su producción, vienen desde hace meses advirtiendo a la opinión pública de que el aumento récord de la electricidad supone un lastre para su actividad hasta el punto de que está amenazada su viabilidad, con el problema social que supondría la pérdida de empleos.

ArcelorMittal Acerinox Industria Rentabilidad Inversores PSOE IPC Inflación Valencia Primas a las renovables
El redactor recomienda