Es noticia
Menú
Fitch mejora su visión de El Corte Inglés porque sus clientes son menos sensibles al precio
  1. Empresas
SIGUE EN EL NIVEL ESPECULATIVO

Fitch mejora su visión de El Corte Inglés porque sus clientes son menos sensibles al precio

La agencia no hace mención del conflicto en Ucrania. Aunque El Corte Inglés cuenta con un 95% de su negocio en España, en el caso de otras empresas se teme el impacto sobre el sentimiento

Foto: Una mujer, mirando una vitrina de El Corte Inglés. (Reuters/Paul Hanna)
Una mujer, mirando una vitrina de El Corte Inglés. (Reuters/Paul Hanna)

Vender en tiempos de inflación. Fitch lanzó con el comienzo de marzo su valoración de la deuda de El Corte Inglés, todavía en el primer escalón del grado de especulación. En su análisis, la agencia crediticia reitera como factor determinante la subida de costes y la rentabilidad del grupo. Con todo, considera que la empresa tiene ventaja en que “su base de clientes es menos sensible a los precios” en un entorno inflacionario.

Según recuerda Fitch en el informe, la cadena de grandes almacenes cuenta con un ‘rating’ del BB+ —es decir, un escalón dentro de la calificación a empresas consideradas como dudosos por su capacidad de devolver la deuda—. Sin embargo, la agencia ha cambiado la perspectiva de ‘negativa’ a ‘estable’. Esto significa que El Corte Inglés está ahora más cerca de ver una mejora en la nota y volver al ansiado grado de inversión. La compañía lleva años enfrascada en una cruzada por alcanzar este nivel, con programas de desinversión de activos para rebajar la carga del pasivo.

Foto: Edificio de El Corte Inglés en Tarragona. (iStock)

“La revisión de la perspectiva refleja las señales claras de un fuerte repunte en la operativa y en la expectativa de que el apalancamiento volverá a estar por debajo de las cuatro veces [el ebitda] en 2023”, detalla la agencia crediticia. Según explica Fitch, “la transacción de Mutua Madrileña (Mutua) deberían acelerar la reducción de deuda a sensibilidades positivas siempre y cuando los beneficios se usen para el pago de deuda”. “El equipo gestor busca un ‘rating’ de grado de inversión y creemos que esto será posible si el grupo mantiene el foco en la gestión de costes para aumentar la rentabilidad, reduce la deuda y se adhiere a políticas de asignación de capital conservadoras”, detalla.

Fitch era la última agencia que faltaba por pronunciarse en el arranque del año, después de que tanto Moody’s como S&P Global emitiesen su veredicto. La primera también ha mejorado la expectativa de ‘negativo’ a ‘estable’, mientras que la segunda ha llegado a valorar la salida a bolsa como una posible palanca de mejora en la nota crediticia.

“Esperamos que El Corte Inglés vuelva progresivamente a unos márgenes de ebitda de en torno al 6,5% y que recupere los márgenes de flujo de caja libre en la horquilla baja de los dígitos únicos (después de ‘capex’ y dividendos)”, detalla Fitch en su nota. “Las eficiencias de costes exitosas en personal y cadena de suministro deberían moderar la presión de la inflación, así como el golpe de la industria de viajes (un 20% de los ingresos antes de la pandemia) y la subida de los costes de logística debido al aumento del entorno ‘online”. Es aquí donde la agencia menciona la sensibilidad de los consumidores, lo cual “ve beneficioso en un contexto inflacionario”. “El grupo fue capaz de adaptar su base de costes durante la pandemia, absorbiendo una caída de ingresos de más del 80%”.

placeholder Foto: Reuters/Susana Vera.
Foto: Reuters/Susana Vera.

De El Corte Inglés, Fitch pone en valor la “posición privilegiada debido a su surtido de productos y servicios, marca establecida, lealtad y localizaciones de primera calidad”. La compañía obtiene el 95% de sus ingresos de España y la agencia crediticia no hace mención del conflicto armado que se está dando en Ucrania.

La invasión perpetrada por Rusia ya empieza a afectar la imagen que tiene el mercado de otras empresas de gran consumo, como Inditex. Este lunes, la matriz de Zara se dejó un 2,4% en bolsa después de anunciar el fin de semana que abandonaba Rusia. Sin embargo, en sus valoraciones de la situación los analistas no solo se fijaron en la contribución del país liderado por Vladímir Putin al total del negocio, sino en el impacto sobre el sentimiento de los consumidores europeos en un momento en que la inflación apunta aún más al alza.

Fitch valora el golpe del contexto inflacionario sobre la diversificación del negocio de El Corte Inglés. La empresa ha estado irrumpiendo en nuevas áreas como la energía, los servicios telefónicos y la seguridad del hogar. Desde la entidad consideran que la empresa podrá valerse de su infraestructura existente, con su base de clientes y la marca para hacerlos valer, pero duda del contexto. “Creemos que el nuevo ecosistema ‘retail’ se verá retrasado debido a las disrupciones en las condiciones del mercado, especialmente en energía”, detalla la agencia.

Vender en tiempos de inflación. Fitch lanzó con el comienzo de marzo su valoración de la deuda de El Corte Inglés, todavía en el primer escalón del grado de especulación. En su análisis, la agencia crediticia reitera como factor determinante la subida de costes y la rentabilidad del grupo. Con todo, considera que la empresa tiene ventaja en que “su base de clientes es menos sensible a los precios” en un entorno inflacionario.

Fitch Inflación
El redactor recomienda