Es noticia
Menú
Ikea, H&M, Mango... Las gigantes del consumo europeo cierran en Rusia ante la guerra
  1. Empresas
TRAS LOS CIERRES EN UCRANIA

Ikea, H&M, Mango... Las gigantes del consumo europeo cierran en Rusia ante la guerra

Mientras tanto, las webs en Rusia de las españolas Inditex y Tendam operan con normalidad

Foto: Una tienda de Zara en España. (EFE/Cabalar)
Una tienda de Zara en España. (EFE/Cabalar)

El gran consumo europeo repliega velas en Rusia. A lo largo de las últimas horas, varias empresas han estado anunciando su retirada del país presidido por Vladímir Putin en aras de la guerra con Ucrania.

El sector del consumo europeo tiene una fuerte exposición a Rusia, como demuestra el caso de Inditex (Zara, Pull&Bear, Bershka) como una de las compañías del Ibex 35 con mayor proporción de ingresos en dicha nación. De momento, la tienda 'online' de Zara sigue operando con normalidad, a diferencia de la de Ucrania, que ya la semana pasada anunció la interrupción de la venta tanto física como por internet. Desde la empresa, todavía no han llegado a hacer comentarios al respecto.

A su vez, también Tendam (Cortefiel, Women'secret, Springfield...) mantiene todavía su operativa en el país ruso, y fuentes de la empresa explican que se está evaluando la situación por la preocupación de seguridad de sus empleados allí.

Por su parte, Mango había seguido vendiendo a través de la web hasta este jueves, cuando ha comunicado su decisión de cesar temporalmente sus operaciones en Rusia, cerrando sus tiendas propias y su plataforma 'online' y paralizando el envío de nueva mercancía. "A partir de ahora, Mango se pone a disposición de sus trabajadores en el país, así como de franquiciados y otros 'partners', con el fin de velar por sus necesidades", explica en una nota. La empresa con sede en Barcelona tiene 800 trabajadores en Rusia y 120 tiendas, de las que 65 son franquiciadas. Estas últimas sí seguirán operando.

Foto: El logo de Apple sobre la bandera rusa (Dado Ruvic/Reuters)

Mientras tanto, otros gigantes europeos ya han decidido retroceder no solo en Rusia. Por ejemplo, la sueca de muebles Ikea ha decidido cerrar temporalmente tanto en Rusia como en Bielorrusia. "La guerra ya está teniendo un impacto humano enorme", ha explicado en un comunicado. "Y también está provocando alteraciones serias en la cadena de suministro y en las condiciones para comerciar". Asimismo, la compañía no solo dejará vender allí, sino que también paralizará todas las exportaciones e importaciones y la producción, decisión que afecta a los subcontratistas. Con todo, los centros comerciales de Mega (propiedad de la matriz, Ingka) sí que continuarán abiertos.

Por su parte, la también sueca del textil H&M ha decidido interrumpir temporalmente sus ventas en Rusia, explicándose con los "trágicos" acontecimientos en Ucrania. "El Grupo H&M está profundamente preocupado por los trágicos acontecimientos en Ucrania y apoya a todas las personas que están sufriendo", ha dicho en un comunicado.

Una medida que también tomó la plataforma de venta 'online' británica Asos, que, además, de cerrar en Ucrania ("se hizo imposible atender a los clientes allí") también suspendió su operativa en Rusia este miércoles. El país europeo supone un 4% de sus ingresos totales, con unos 20 millones de libras esterlinas en beneficio. "La prioridad de Asos es la seguridad de sus empleados y socios en Ucrania y Rusia", explicó la empresa en una nota. "Ante el contexto de la guerra, Asos ha decidido que tampoco es práctico ni correcto continuar comerciando en Rusia, por lo que ha suspendido las ventas allí".

El gran consumo europeo repliega velas en Rusia. A lo largo de las últimas horas, varias empresas han estado anunciando su retirada del país presidido por Vladímir Putin en aras de la guerra con Ucrania.

Noticias de Inditex
El redactor recomienda