Es noticia
Menú
Derrota millonaria de Echegoyen en la AN ante Hacienda por su finiquito de Bankinter
  1. Empresas
INDEMNIZACIÓN DE 4,7 MILLONES EN 2010

Derrota millonaria de Echegoyen en la AN ante Hacienda por su finiquito de Bankinter

La Audiencia Nacional confirma el criterio de la inspección, que obliga a tributar al ex consejero delegado de Sareb y Bankinter por una indemnización

Foto: Jaime Echegoyen, en una comparecencia en el Congreso. (EFE/Mariscal)
Jaime Echegoyen, en una comparecencia en el Congreso. (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El ejecutivo Jaime Echegoyen, ahora presidente del fondo TWC, está protagonizando con Hacienda un conflicto relacionado con la tributación de las indemnizaciones de los consejeros, que es diferente si se considera que hay relación mercantil o laboral. En caso de duda, la Agencia Tributaria opta por la primera opción. Y la Audiencia Nacional acaba de dar la razón al fisco.

Así ha ocurrido en esta ocasión. Echegoyen, que ha preferido no realizar comentarios, tiene una dilatada trayectoria en el sector financiero español. Entre 2014 y 2021 ha liderado Sareb, el banco malo, donde dimitió como presidente en mayo. Antes, fue consejero delegado de Barclays en España entre 2011 y 2013, y entre 1988 y 2010 trabajó en Bankinter.

Foto: Jaime Echegoyen, presidente de TWC.

En el banco que ahora lidera María Dolores Dancausa fue consejero delegado durante ocho años. En 2010 fue despedido y se llevó una indemnización de 4,7 millones. El ejecutivo quiso aplicarse una exención del 40% por el periodo previo a ser consejero delegado. Pero una inspección sobre los ejercicios 2008, 2009 y 2010 de la Agencia Tributaria cuestionó esta opción. Echegoyen ya pagó en su momento los impuestos reclamados, con lo que la derrota no tiene impacto salvo por las costas.

Ahora, una sentencia de la Audiencia Nacional a la que ha tenido acceso este medio da la razón a Hacienda. Echegoyen presentó el recurso ante la Audiencia Nacional en 2019 en contra de una resolución del Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC), que desestimó el recurso de alzada que el ejecutivo financiero interpuso contra una resolución desestimatoria del Tribunal Económico Regional de Madrid en 2015, ante su reclamación contra el acuerdo de liquidación que dictó previamente la Dependencia Regional de Inspección de la Delegación Especial de Madrid por la inspección realizada a las declaraciones de la renta del ahora presidente de TWC.

Echegoyen fue despedido de Bankinter en 2010, llevándose una indemnización de 4,7 millones de euros. El ejecutivo aplicó una exención sobre este finiquito alegando ante Hacienda que la relación que tenía con el banco era de naturaleza laboral y no mercantil. Para ello, argumentó que el nombramiento de consejero estuvo precedido de una relación laboral ordinaria. También dice en su argumentación que la inspección no puede reclamar cantidades que debería haber retenido el banco.

Foto: El estrés no es bueno para absolutamente nada. (iStock)

La Audiencia Nacional señala en su sentencia que aunque son rendimientos del trabajo, la Ley del IRPF deja fuera de las exenciones que disfrutan los trabajadores a los consejeros o administradores, por primar la relación mercantil y tener diferente tratamiento.

“Las indemnizaciones satisfechas a quienes desempeñan sus funciones como consejero o miembro del órgano de administración de la sociedad, no se benefician de la exención porque no se satisfacen al trabajador, sino a personas vinculadas con la entidad mediante un vínculo de naturaleza mercantil”, señala el fallo de la Audiencia Nacional.

Echegoyen fue consejero delegado desde el 14 de mayo de 2002 hasta su renuncia el 21 de octubre de 2010 a petición del consejo de administración, “por lo cual su relación con la entidad durante ese periodo tenía naturaleza mercantil”. El ejecutivo alegó que sus funciones eran, justo con las del resto de consejeros, de “mero asesoramiento del presidente de la entidad”.

Foto: Jaime Echegoyen. (EFE)

La Audiencia Nacional no acepta estas alegaciones, que también señalan que la condición de consejero delegado era “una formalidad carente de sustantividad”. El tribunal responde al respecto que “tal afirmación no es ni conforme a la experiencia común, ni se encuentra soportada por hecho alguno que enerve las previsiones legales que sitúan al consejero delegado como primer ejecutivo de un banco, responsable de su gestión y, consecuentemente, con poderes de dirección de la entidad y, en consecuencia, de toma de decisiones estratégicas y de todo orden”.

El tribunal desestima así el recurso de Echegoyen e impone costas al recurrente, que tiene opción de recurso de casación. Por ahora, el ejecutivo ha perdido la batalla por reducir la tributación del finiquito de 4,7 millones que se embolsó en 2010 de Bankinter tanto ante el TEAR de Madrid como ante el TEAC y la Audiencia Nacional. Ya solo quedaría el Supremo.

El ejecutivo Jaime Echegoyen, ahora presidente del fondo TWC, está protagonizando con Hacienda un conflicto relacionado con la tributación de las indemnizaciones de los consejeros, que es diferente si se considera que hay relación mercantil o laboral. En caso de duda, la Agencia Tributaria opta por la primera opción. Y la Audiencia Nacional acaba de dar la razón al fisco.

Jaime Echegoyen Audiencia Nacional
El redactor recomienda