Es noticia
Menú
Vodafone contrata a UBS y Morgan Stanley para negociar la fusión con MásMóvil
  1. Empresas
CON ORANGE A LA EspERA

Vodafone contrata a UBS y Morgan Stanley para negociar la fusión con MásMóvil

La operadora británica se pone en manos del banco suizo y del estadounidense para acelerar las conversaciones con la operadora controlada por KKR ante el riesgo de Orange

Foto: Foto: Reuters/Juan Medina.
Foto: Reuters/Juan Medina.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Vodafone y Orange han acelerado las conversaciones con MásMóvil para una fusión que supondría la mayor operación de concentración del sector de las telecomunicaciones en España. Como una de ellas se quedará fuera del baile, la multinacional británica y la francesa han intensificado los contactos con la operadora controlada por KKR, Cinven y Providence para ser la elegida. Según fuentes financieras, la inglesa ha contratado los servicios de UBS y Morgan Stanley para perfilar los detalles de un acuerdo que supera los 6.000 millones de euros.

Estas fuentes indican que Vodafone ha contratado al banco de inversión suizo para negociar con MásMóvil cualquier posible acuerdo de venta o fusión, transacción que ya intentaron sin éxito en el verano de 2019. El grupo inglés ha confiado en Juan Monte, máximo responsable de UBS en España, para entablar las conversaciones con Goldman Sachs, que a su vez trabaja como principal asesor para la compañía dirigida por Meinrad Spenger.

Foto: Foto: Reuters/Toby Melville

Además, Vodafone también ha dado el mandato a Andrés Esteban, 'country head' de Morgan Stanley en España, de que ayude en el acuerdo con MásMóvil. Tanto UBS como el banco estadounidense ya actuaron como intermediarios en la adquisición de ONO por parte de la multinacional británica por 7.300 millones en 2014, inversión que se ha deteriorado en gran parte por la mala evolución del negocio ante la presión competitiva de los nuevos operadores incumbentes.

Vodafone ha reconocido pérdidas por 5.689 millones de los activos de su filial en España en los tres últimos años, por lo que MásMóvil considera que su todavía rival vale menos de los 6.000 millones que le ofreció entre julio y septiembre de 2019. En aquel momento, el grupo con sede en Londres exigía algo más de 7.000 millones por su división nacional, que incluye las marcas Lowi y Yu, tasación que Meinrad Spenger no estuvo dispuesto a pagar.

Fuentes próximas a las conversaciones indican que estas están muy avanzadas entre Vodafone y MásMóvil, pero que aún quedan detalles relevantes por pulir. Estas fuentes agregan que Spenger es quien está marcando el paso y el que tiene la sartén por el mango, porque si los ingleses no se avienen a un acuerdo definitivo, se abrazaría a Orange, con quien se reunió hace dos semanas para explorar un plan alternativo.

Foto: Logo de Vodafone. (Neil Hall/Reuters)

Como Vodafone y Orange no se pueden fusionar por problemas de competencia, ya que supondría una concentración de clientes que pondría en riesgo la oferta a los clientes, la que se quede fuera del proceso sería la gran perdedora de una industria con márgenes a la baja y que necesita de fuertes economías de escala. Según otras fuentes conocedoras de las negociaciones, MásMóvil estima en cerca de 2.000 millones las sinergias máximas que obtendría si se hace con su rival inglés, por lo que rentabilizaría el esfuerzo inversor a corto plazo.

Tras el adelanto por parte de El Confidencial del nuevo interés de MásMóvil el pasado 2 de febrero, Nick Read, consejero delegado global de Vodafone, reconoció ese mismo día por primera vez y de forma expresa que buscaba una salida para su filial española, operación para la que mantiene "conversaciones de forma activa". El directivo admitió que estaba abierto a una fusión o a la venta directa del negocio. "Estamos interactuando activamente con varios actores en este mercado, no con uno solo, sino con varios, para encontrar una solución óptima que lleve el mercado español a una posición sostenible", aseguró.

Foto: Foto: Reuters.

Unas manifestaciones que se produjeron al tiempo que Vodafone anunció que en su primer semestre fiscal los ingresos por servicio de España cayeron un 1,6%, hasta los 940 millones de euros, por las promociones y la extrema competitividad comercial del mercado español, mientras que, en el acumulado del año, el descenso es del 1,3%. No obstante, gracias a la venta de móviles, los ingresos totales aumentaron un 1,39% en los nueve primeros meses, hasta los 4.224 millones de euros.

La operadora ha reducido su base de clientes en 53.000 líneas móviles y una cantidad similar en banda ancha, mientras que los clientes de televisión han caído en 44.000. Fruto de esto, el número de clientes convergentes se ha reducido en torno a 22.000, hasta los 2,2 millones. Vodafone comenzó 2022 con 11,4 millones de clientes móviles, 3,1 millones de clientes de banda ancha y 1,5 millones de TV.

Vodafone y Orange han acelerado las conversaciones con MásMóvil para una fusión que supondría la mayor operación de concentración del sector de las telecomunicaciones en España. Como una de ellas se quedará fuera del baile, la multinacional británica y la francesa han intensificado los contactos con la operadora controlada por KKR, Cinven y Providence para ser la elegida. Según fuentes financieras, la inglesa ha contratado los servicios de UBS y Morgan Stanley para perfilar los detalles de un acuerdo que supera los 6.000 millones de euros.

MásMóvil UBS Orange Andrés Esteban
El redactor recomienda