Es noticia
Menú
El imperio de Damm en el pádel se tambalea: así son sus otros negocios en el sector
  1. Empresas
CIRCUITO DE PÁDEL

El imperio de Damm en el pádel se tambalea: así son sus otros negocios en el sector

El empresario, dueño de uno de los principales grupos cerveceros de España, ha sido el principal mecenas y promotor del circuito de pádel, que hoy ve amenazado su futuro

Foto: Partido de la final femenina del torneo "Estrella Damn Master Final"
Partido de la final femenina del torneo "Estrella Damn Master Final"

El empresario Demetrio Carceller, dueño de uno de los principales grupos cerveceros de España, ha sido el principal mecenas y promotor del circuito de pádel, que hoy ve amenazado su futuro ante el nuevo tour fruto de la alianza entre el dueño del PSG y la FIP.

Es un tópico que el pádel es un deporte practicado por público de poder adquisitivo medio alto, pero si no fuera por la decidida apuesta de uno de los principales empresarios del país, hoy no existiría un circuito internacional como el World Padel Tour (WPT). La competición debe su auge a Damm, grupo cervecero presidido por Demetrio Carceller, que decidió hacer de su hobby un negocio que en 2020 facturó 4,6 millones de euros. El directivo y el holding empresarial del cultivo del lúpulo ahora ven peligrar la competición que impulsaron en 2014. Al otro lado de la red: la Federación Internacional de Pádel (FIP) y el dueño del París Saint-Germain, el catarí Nasser Al-Khelaifi.

Carceller asumió la presidencia ejecutiva de Damm 1994, veinte años antes de que la cervecera se hiciera con la gestión del WPT y creara Setpoints Events para explotarlo. Su punto de partida en el sector del pádel no empezó ahí, pues en esas dos décadas previa el empresario fue tomando posiciones en la industria del pádel. Aficionado a esta disciplina como practicante, apostó por patrocinar competiciones como Circuito de Pádel, y no lo hizo sólo a través de la marca estrella del grupo Damm, sino con otras pertenecientes al holding, como Fuente Liviana y la cadena de restaurantes Rodilla, participada por la familia Carceller.

Foto: WPT vende sus derechos a Mediapro. (EFE/David Fernández)

No sólo eso: el directivo también está ligado a StarVie a través de Jorge Gómez de la Vega, empresario que trabajaba en el sector bancario hasta que decidió dejarlo para dirigir la marca de palas. Gómez de la Vega era, también, pareja de pádel de Carceller. En su cabeza cobraba sentido que Estrella Damm asociara su marca a una disciplina en la que tomarse una caña con los amigos tras echar un partido se había convertido en una rutina compartida por muchos. Y, ¿quién está detrás de StarVie? Desde 2008 el propio Carceller, principal accionista de Damm y de Oteador, gestora de la marca de palas que facturó alrededor de 6 millones de euros el año pasado, más que el doble que en 2020.

Poco después alcanzó un acuerdo con Asociación de Jugadores Profesionales de Padel (AJPP) que dio lugar a la primera piedra del WPT. La apuesta de Carceller no acaba en el pádel profesional, pues también es patrocinador principal de las Series Nacionales, una competición amateur formada por 750 clubes y que cuenta con 80.000 participantes en la presente edición. Entre sus espónsors están Babolat, Volvo, StarVie y El Corte Inglés, que junto a la cervecera también patrocina al WPT.

Mientras que el consejo de administración de Setpoints Events está presidido por Demetrio Carceller, el día a día ejecutivo depende de Mario Hernando, director general de la gestora del circuito de pádel, presidida por Ramón Agenjo desde 2017. Agenjo es uno de los hombres fuertes de Damm, compañía de la que es consejero y secretario.

Foto: El presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi. (EFE/EPA/Yoan Valat)

El holding empresarial cervecero ha liderado el crecimiento del World Padel Tour desde 2014. Tras el estallido de la pandemia, redobló su apuesta por la gira de torneos para garantizar su viabilidad dando entrada en el negocio a Rucio Investments. El grupo inversor entró cuando el circuito acumulaba unas pérdidas de 12,5 millones de euros desde su fundación, un agujero económico que ha sido soportado a través de los préstamos concedidos por la cervecera catalana.

A cierre de 2020, el patrimonio neto era negativo en 10,8 millones. Todo ello en un año en que la Covid-19 se llevó por delante el 50% de su negocio, que se situó en 4,65 millones de euros en el primer año impactado por la pandemia, según las cuentas anuales de las que se ha hecho eco 2Playbook. Las pérdidas se incrementaron en un 41%, gasta 1,7 millones de euros.

Aunque se ha estado trabajando para crecer a escala internacional, España siempre ha sido el puntal en el que se ha apoyado la generación de negocio. Esta es una de las críticas de la Federación Internacional de Pádel (FIP), que reivindica la necesidad de hacer crecer la disciplina en otros puntos del mundo en lugar de priorizar la organización de torneos en España, donde en el año de la pandemia se generó el 82% de la facturación de Setpoints. Es un ejercicio atípico, ya que el coronavirus obligó a organizar todos los torneos del Tour en España.

Foto: Félix Ruiz, primer accionista de Playtomic

El calendario de 2022, en cambio, establece 24 sedes en 13 países, lo que permitirá al WPT aterrizar en Estados Unidos, España, Suecia, Bélgica, Dinamarca, Austria, Francia, Portugal, Italia, Holanda, Argentina, México y una región de Oriente Medio por confirmar. Todo ello, en un momento en que algunos de las primeras espadas del circuito, como Ale Galán, han dado apoyo al nuevo tour de la FIP con Qatar Sports Investments (QSI), fondo controlado por el dueño del PSG.

A favor del WPT juega, a corto plazo, el tener un acuerdo de exclusividad con los jugadores hasta 2023, lo que impediría a los palistas, entre Galán incluido, disputar cualquier otro torneo que no esté gestionado por Setpoints Events. Desde la FIP afirman estar trabajando ya para resolver esta cuestión legal, pues su plan es organizar este mismo año diez torneos.

El WPT, por su parte, se encomienda al derecho de tanteo para retener a los jugadores, que deben notificar cualquier oferta recibida para que el WPT pueda igualarla en un plazo de treinta días. El partido en los despachos no ha hecho más que empezar. En la pista, el WPT debutará el próximo 17 de febrero y está por ver si contará con sus estrellas o tendrá que sentarse a negociar con una Federación que no reconoce como oficial su circuito.

El empresario Demetrio Carceller, dueño de uno de los principales grupos cerveceros de España, ha sido el principal mecenas y promotor del circuito de pádel, que hoy ve amenazado su futuro ante el nuevo tour fruto de la alianza entre el dueño del PSG y la FIP.

Demetrio Carceller Grupo Damm Estrella Damm Cotizalia Sports
El redactor recomienda