Es noticia
Menú
El testigo clave del caso Iberdrola-Villarejo apunta a Galán como responsable de todo
  1. Empresas
SEGÚN LA CADENA DE MANDO

El testigo clave del caso Iberdrola-Villarejo apunta a Galán como responsable de todo

El 'excontroller' y testigo clave del caso Villarejo pide al juez protección por sentirse acosado por la eléctrica y explica en un escrito la estructura de mando de la corporación

Foto: Ignacio Sánchez Galán. (Getty Images/Carlos Álvarez)
Ignacio Sánchez Galán. (Getty Images/Carlos Álvarez)

José Antonio del Olmo, testigo clave de la pieza del caso Villarejo que afecta a Iberdrola, ya ha respondido a la petición de la eléctrica y su presidente, Ignacio Sánchez Galán, de excluirle de la investigación judicial por los pagos de la compañía al comisario de policía. El que fuera 'controller' de la eléctrica y la persona que denunció las “operaciones anómalas” para retribuir a Villarejo ha enviado un documento al Juzgado Central número 6 de Madrid en el que detalla la estructura de mando de la compañía energética. Según se desprende de esa información, el principal ejecutivo de Iberdrola era también el principal responsable, ya que lideraba el comité operativo donde se adoptaban todas las decisiones.

Del Olmo, que declara sentirse acosado por Iberdrola, expone que desde 2002 se plantearon modificaciones en la estructura del grupo con motivo de la salida a bolsa de la filial de renovables, la compra de Scottish Power (SPW), la adquisición de la estadounidense Energy East (actual Avangrid), la toma de control de Elektro en Brasil y la creación de una división en México. “Esto derivó en problemas operativos, por lo que desde la presidencia se puso en marcha, a principios del año 2010, el proyecto de Corporación Unica que afectaba a todo el grupo”.

Fue, según el ahora jubilado, un objetivo de empresa de 2010, que se basaba en que en las áreas corporativas de Iberdrola recaía toda la responsabilidad y el control de los proyectos en cualquier país o cualquier área. El escrito indica que la persona encargada de esa función fue Juan Carlos Rebollo, imputado en el caso Villarejo, y el directivo que se reunió con Del Olmo en una cafetería de Bilbao tras las primeras publicaciones de El Confidencial para convencerlo de que negara la veracidad de los documentos en los que denunciaba la presunta trama de facturas opacas.

El exdirector de Administración y Control pone como ejemplo lo que ocurría en la dirección de Seguridad, la que contrató a Villarejo. “Antonio Asenjo, responsable de Seguridad Corporativa, era responsable de la actividad de Seguridad en Iberdrola S.A., SPW, USA, Renovables, Iberinco, Inmobiliaria, México, Brasil (Elektro) y Gas USA”, señala en su escrito al juzgado con el que pretende explicar que Iberdrola SA era conocedora de todo lo que se hacía aguas abajo y que, como ha pedido ACS, la constructora liderada por Florentino Pérez, presunta víctima de los espionajes, debería ser imputada en la causa.

Del Olmo certifica que "el responsable de todas las funciones corporativas era el presidente, Jose Ignacio Galán"

“De esta forma todos los contratos, asesorías, etc., a llevar a cabo por una función corporativa en una sociedad del Grupo, se aprobaban en un Comité Operativo, y después se firmaban los contratos correspondientes a través de la empresa del grupo correspondiente. En el caso de Seguridad Corporativa, los presupuestos anuales, los contratos a realizar, las asesorías a contratar, etc., eran responsabilidad de Antonio Asenjo, en todas las empresas del grupo, siempre bajo supervisión del Presidente (Galán), que presidía el Comité Operativo”, detalla con contundencia.

Del Olmo también hace hincapié en la figura de Rebollo, que era director del área de Administración, Control y Fiscal, y que, según su relato, era el superior de todos los directores de Control pertenecientes a las diferentes empresas del grupo. “Rebollo establecía y evaluaba los objetivos de todos los Directores de Control y de esta manera fijaba la retribución variable de cada uno de ellos” tras analizar su desempeño profesional. “Todas las asesorías relacionadas con el área de Rebollo, independientemente de la empresa a que correspondiese, eran defendidas en el Comité Operativo de Iberdrola (presidido por Galán), y aprobadas o rechazadas por el mismo Comité Operativo”, agrega

Foto: Ignacio Sánchez Galán, CEO de Iberdrola. (Getty Images)

Más aún, Del Olmo certifica que “el responsable de todas las funciones corporativas era el presidente, Jose Ignacio Galán” y asevera que, “trimestralmente, se preparaba un informe de seguimiento de las funciones corporativas, elaborado por J.C. Rebollo, y entregado a Galán como máximo responsable de la corporación”.

Por todo ello, el letrado de Del Olmo considera que las dos demandas y las dos querellas interpuestas por Iberdrola contra su defendido por denunciar internamente la supuesta trama de facturas falsas para pagar a Villarejo suponen un acoso y represalias que requieren que sea protegido, como propuso el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón hace una semana.

José Antonio del Olmo, testigo clave de la pieza del caso Villarejo que afecta a Iberdrola, ya ha respondido a la petición de la eléctrica y su presidente, Ignacio Sánchez Galán, de excluirle de la investigación judicial por los pagos de la compañía al comisario de policía. El que fuera 'controller' de la eléctrica y la persona que denunció las “operaciones anómalas” para retribuir a Villarejo ha enviado un documento al Juzgado Central número 6 de Madrid en el que detalla la estructura de mando de la compañía energética. Según se desprende de esa información, el principal ejecutivo de Iberdrola era también el principal responsable, ya que lideraba el comité operativo donde se adoptaban todas las decisiones.

Ignacio Sánchez Galán Florentino Pérez
El redactor recomienda