Es noticia
Menú
Blackstone abre camino a otros fondos y ofrece miles de pisos para el fondo de alquiler social
  1. Empresas
negociaciones

Blackstone abre camino a otros fondos y ofrece miles de pisos para el fondo de alquiler social

El fondo ha tendido la mano al Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos para aportar el grueso de las 30.000 viviendas que el Gobierno quiere movilizar de manos de propietarios privados

Foto: Blackstone es el mayor propietario de viviendas de España. (Reuters/Andrew Kelly)
Blackstone es el mayor propietario de viviendas de España. (Reuters/Andrew Kelly)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

A falta de dos años para las próximas elecciones generales, la promesa de construir un parque público de 100.000 pisos de alquiler asequible apenas es un solar de buenas intenciones sin cimientos. Y el tiempo aprieta, porque el reloj electoral sigue avanzando.

Conscientes de ello, en la secretaria de Estado de Vivienda llevan meses trabajando la opción de llegar a acuerdos con propietarios privados dispuestos a ceder sus viviendas para este fin, alternativa que permite poner rápidamente en el mercado miles de pisos a precios asequibles, porque ya están construidos.

Foto: Blackstone adquirió la antigua Catalunya Caixa Inmobiliaria. (EFE)

El primero en dar un paso al frente y coger este guante ha sido Blackstone, el mayor casero de España, dueño de más de 40.000 viviendas, que se ha ofrecido al Ejecutivo para sacar adelante el plan. De hecho, ya han mantenido varias conversaciones.

Las fuentes consultadas aseguran que el fondo estadounidense será quien ceda la práctica totalidad de las hasta 30.000 viviendas que el Gobierno quiere acordar con privados. Desde Blackstone han reconocido que siempre están abiertos a ofrecer propuestas a la administración, pero han declinado hacer ningún comentario sobre este plan en particular.

placeholder Fidere es una de las mayores empresas de vivienda en alquiler de España.
Fidere es una de las mayores empresas de vivienda en alquiler de España.

La idea, siempre según las mismas fuentes, sería movilizar miles de pisos que Blackstone tiene repartidos en diferentes vehículos, aunque el grueso procedería de Anticipa, sociedad que gestiona unas 16.000 viviendas alojadas en socimis como Albirana, Torbel o Euripo Properties.

La mayoría de estos pisos proceden de la antigua Catalunya Caixa, entidad que ante su colapso vendió a Blackstone una cartera de cerca de 100.000 hipotecas 'subprime' (morosas o refinanciadas), por valor de 5.670 millones de euros, en la primavera de 2015.

Foto: El secretario general de Agenda Urbana y Vivienda, David Lucas Parrón. (EFE/Fernando Alvarado)

En torno al 80% de las viviendas de este 'portfolio' que continúa teniendo el fondo se ubican en Cataluña, región que junto a la madrileña sufre especialmente el problema de acceso a la vivienda y donde, además, mayor movilización social existe en contra de los grandes tenedores de pisos.

Un aspecto crítico para que las conversaciones lleguen a buen puerto son las garantías que el Ejecutivo deberá aportar al fondo estadounidense para que este ceda las viviendas. Para salvarlo, se está valorando que sea la propia administración pública, ya sea una entidad del Estado o de cada comunidad autónoma, la que firme los contratos y, posteriormente, dé entrada a los particulares.

Blackstone está dispuesto a ceder el grueso de las viviendas que gestiona a través de Anticipa, el 80% de las cuales se ubica en Cataluña

Blackstone, por su parte, estaría abierto a ceder las viviendas con un descuento del 20% sobre el precio de mercado. Además, la administración cuenta con una nueva inyección de 1.717 millones de euros recogidos en el Plan de Vivienda 2022-2025, que en una gran parte se destinaría a financiar este plan.

Este dinero, sumado al descuento que aplicaría Blackstone, es la ecuación que está intentando cuadrar el Gobierno para que puedan sacarse al mercado alquileres realmente asequibles y cuyo público principal serían familias y particulares con ingresos inferiores a 1.000 euros al mes.

Pros y contras

En favor de un acuerdo juega que Blackstone hace tiempo que pulsó el botón de vender toda su exposición al residencial español y este acuerdo para ceder miles de viviendas al fondo social le permitiría dar un paso de gigante en esa dirección.

Además, lo haría con el respaldo reputacional que supone llegar a un acuerdo con el Gobierno, algo importante para cualquier gran grupo cotizado, pero que en el caso concreto del estadounidense es todavía más relevante por estar desde hace años en el centro de la diana de numerosos movimientos y plataformas sociales.

Foto: Maqueta de una promoción.

Sin embargo, por esta misma razón, las dos partes necesitan que más firmas de inversión se sumen a la iniciativa, ya que temen que termine siendo vista como una solución a la medida de Blackstone, más que como una vía para acelerar la creación de un parque social.

Las fuentes consultadas aseguran que el Ejecutivo también ha planteado a otros grandes tenedores de vivienda esta propuesta, pero que la han recibido con diferentes grados de interés.

Foto: Protesta de afectados frente a la oficina de Anticipa Real Estate en Madrid

Además de este fondo de hasta 30.000 viviendas, el Ejecutivo también cuenta con 10.000 pisos del fondo social de la banca, que se creó a iniciativa del exministro de Economía Luis de Guindos en la crisis inmobiliaria de hace una década, y los 15.000 hogares que ha acordado aportar Sareb, entidad que el Estado está terminando de comprar en su totalidad.

Para llegar a la promesa de los 100.000 alquileres asequibles, la administración prevé construir otros 50.000 pisos que serán de titularidad pública, pero que por una sencilla razón de calendario y de maduración de los planes para promoverlos, no estarán listos para las próximas elecciones. Y el alquiler asequible es una de las grandes promesas del Ejecutivo de coalición.

A falta de dos años para las próximas elecciones generales, la promesa de construir un parque público de 100.000 pisos de alquiler asequible apenas es un solar de buenas intenciones sin cimientos. Y el tiempo aprieta, porque el reloj electoral sigue avanzando.

Blackstone Alquiler precio Stock de viviendas
El redactor recomienda